Publicidad
Este artículo se publicó hace más de cinco años.
tech

En el futuro, tu camello será una impresora

El profesor Lee Cronin investiga para que te puedas descargar tus propias drogas.

por Kevin Holmes
13 Julio 2012, 2:21pm


Los camellos del futuro parecen mucho más amigables

Conseguir drogas es una tocada de huevos. O bien un amigo conoce a un tío que vive en algún barrio cuestionable lleno de gente afilando los dientes de sus perros, o las consigues en algún club de algún tío cuyo cuerpo solo es el horizonte de unas pupilas gigantes.

Pero no te preocupes, no será siempre así. Los científicos están trabajando en una solución. Y esa solución son las drogas impresas en 3D. En lugar de tener que ir a buscar drogas a algún sitio aterrador, podrás imprimir drogas adaptadas a tus propias necesidades, en casa, en tu habitación, rodeado de infinitas cajas de comida para llevar y de un gato que estará fumao el resto de su vida, porque todo el mundo sabe que los gatos no expulsan el THC.

Y tampoco comprarás drogas, te bajarás aplicaciones que te darán acceso a lo que necesites. Ni siquiera tendrás que preocuparte por si son legales o no, porque no habrá leyes sobre las drogas puesto que estarán tan hechas a medida que será imposible que el estado pueda investigar sin recurrir a venderlas ellos mismos.

La economía de las drogas y la medicina de hoy en día, por la que se libran verdaderas guerras y se intercambian, ilegalmente, millones, será algo del pasado. Con drogas y medicinas impresas en 3D podremos entrar en un nuevo mundo en el que tomar cualquier droga será tan ilegal como beber café. Todo estará personalizado, lo cual está bien siempre y cuando no terminemos todos siendo adictos a algo que haga que nos queramos devorar los unos a los otros.

Pero en mayor medida, las drogas (y las medicinas) impresas en 3D serán como darle a la gente la medicina que necesita, personalizada para cada individuo, para combatir enfermedades que actualmente son incurables. ¿Que hay una familia predispuesta a sufrir una enfermedad horrible que les destrozaría la vida? Entonces esta familia tomaría medicamentos combativos desde el nacimiento. ¿Que sufres de rinitis alérgica? Entonces ¿por qué no tomas medicamentos personalizados hechos de miel local, tonto del culo? Además, así podríamos mandar a la mierda de una vez por todas a las empresas farmacéuticas aliadas con los químicos, porque siempre que los nuevos medicamentos estén regulados, cualquiera que tenga una idea y quiera explotarla podría vender los medicamentos directamente al consumidor.

Hablé por Skype con el profesor Lee Cronin –un científico que trabaja en el departamento de tecnología de la Universidad de Glasgow– para saber más sobre esta locura de los medicamentos y drogas impresas.

VICE: Hola Lee. Antes de nada, ¿podrías describir cómo funcionan los medicamentos impresos en 3D? No es que simplemente te imprimas la pastillita y ya, ¿no?
Lee Cronin:
Vale, lo intentaré. Imagina lo siguiente: 1) vas a una tienda de medicamentos online; 2) decides qué es lo que necesitas (con una receta); 3) compras el ‘anteproyecto’ y la tinta; 4) la ‘tinta’ viene en un cartucho, un embalaje sellado; 5) imprimes el medicamento con la tinta especial y el software; 6) te tomas el medicamento.

¿Y cuáles son los principales beneficios de esto?
Bueno, está bastante bien porque te permite hacer uso del medicamento de un modo más amplio, y lo que se valora es el software, no los productos químicos. Elimina el problema de la falsificación de medicamentos, por ejemplo, y también expande la vía de la medicina personal.


Lee Cronin en su laboratorio.

¿Entonces, cómo funcionaría la medicina personal?
Me temo que no te lo puedo contar.

*Cara triste*
Vale, puedo darte una pista. Imagina que tuviese un programa que combinase todos los rasgos que hemos estado comentando. Imagina que tuviese tu genoma, etc. Primero tendrías que poder conseguir fácilmente las impresoras de 3D y el kit de sustancias químicas, tan fácilmente como uno se compra un smartphone hoy en día. Y eso pasará, habrá una revolución.

Estoy de acuerdo, pronto todos tendremos impresoras de 3D.
Y la clave es la química personal…

¿Así que la gente tendría medicina personalizada basada en su ADN?
No, no simplemente eso. Tengo la manera de combinar la naturaleza con la nutrición.



¿Puedes explicar un poco más?
Digamos que solo estoy creando una máquina del tiempo biológica para solucionar la enfermedad que sea que vayas a pillar en función de la naturaleza y la nutrición, y entonces crear una medicina para curarla.

¿Así que te fijarás en su composición biológica y la vida que han llevado y calcularás las posibilidades que tienen de desarrollar una u otra enfermedad?
Sí, más o menos así.

¿Crees que la humanidad podría vivir para siempre gracias a estas innovaciones?
No hasta cualquier límite, no sé, eso no me interesa. Mi objetivo es que la gente esté sana siempre que sea posible.

Supongo que esto tendría implicaciones excelentes para los países más pobres, ¿no? Hacer que las medicinas sean más baratas y accesibles.
Sí, por supuesto.

¿Puedes prever si se desarrollará algún tipo de “industria fabricante” además de las empresas farmacéuticas, como hemos visto en otras áreas de las impresiones en 3D? ¿Los químicos amateurs experimentan con drogas de diseño y medicamentos recetados?
Sí, es como la tecnología ARM. En el futuro no venderemos medicamentos, sino “anteproyectos” o aplicaciones. Estas aplicaciones se evaluarán o validarán en el laboratorio antes de ser utilizadas.

¿Cómo harías que la gente no abusase de la tecnología, como por ejemplo que los camellos traten de manufacturar drogas para vender en la calle? ¿O incluso que algunos químicos curiosos empiecen a crear drogas recreativas para probarlas con sus amigos?
La gente puede hacerle el jailbreak a su iPhone. Siempre habrá gente que pueda hackear la tecnología.
 



Pero la gente siempre puede meterse en un laboratorio químico y crear lo que quiera.
Sí, está claro.

La gente manufactura drogas ilegalmente hoy en día, pero ¿crees que sería más fácil y accesible hacerlo puesto que no se necesitaría un laboratorio?
No. Eso no es así, puesto que simplemente das los links de la producción de tinta y el software, y están encriptados. Tú estás hablando de algo inmensamente más complejo en términos de ética, regulación y libertad personal. Pero podríamos asegurarnos de que la tinta sea tan simple que cualquier intento de abrirla y hacer algo con ella fuese imposible. La cantidad y la manera en que se distribuiría sería a tan pequeña escala que no podrías usarla para nada más.

¿Cuánto tiempo crees que pasará antes de que podamos usar esta tecnología en nuestras casas? ¿Años? ¿Décadas?
¿Quizás diez o quince años? ¿Quién sabe? Quizás incluso de cinco a diez.

Cojonudo. Gracias, Lee.

Sigue a Kevin en Twitter: @stewart23rd