FYI.

This story is over 5 years old.

Vice Blog

Video Games Killed The Radio Star

ROGUE TROOPER QUARTZ ZONE MASSACRE Vaya, este mes la cosa va de nostalgia. Primero Street Fighter y ahora el gran Rogue Trooper. Ahhhhh, qué viejos recuerdos me despierta este soldado azul surgido de las revista inglesa de cómics 2000AD...
1.12.09

ROGUE TROOPER QUARTZ ZONE MASSACRE

Plataforma: Wii

Compañía: Digital Bros

Vaya, este mes la cosa va de nostalgia. Primero Street Fighter y ahora el gran Rogue Trooper. Ahhhhh, qué viejos recuerdos me despierta este soldado azul surgido de las revista inglesa de cómics 2000AD (hogar también de títulos míticos como Robo Hunter, Judge Dredd o Strontium Dog, entre otros). Cómo me gustaba este personaje modificado genéticamente, bregando en una guerra Norte/Sur a gran escala y llevando siempre con él los microchips que contenían las almas de tres de sus compañeros muertos. Todavía conservo las ediciones españolas que salieron en los 90, con las páginas amarillas cual micción de resaca. Aquel personaje parecía el resultado de una cópula salvaje entre el Dr. Manhattan de Watchmen y la pitufa zorra (no me extraña, entre la pichita de un pitufo y la morcilla de Manhattan hay un mundo de sensaciones). Dicho esto, y después de habernos puesto tiernos con tanta morriña, debo decir que es un regalo para el freak de pura cepa que el bueno de Rogue Trooper haya aterrizado en nuestras pantallas. La verdad es que el juego de Wii me ha hecho disfrutar como un berraco en una charca de mierda. Estamos hablando de un shooter bastante táctico y perfectamente adaptado a las posibilidades de manejo de la Wii. Tendrás que ser sigiloso como un pedo de ascensor, hábil como George Bush esquivando un zapato maloliente y violento como Ruiz Mateos lanzando su puñetazo gay sobre la calva de Miguel Boyer. La verdad es que esta aventura de venganza, ciencia ficción y disparos me ha dejado un gran sabor de boca, no sólo por su componente nostálgico y por revitalizar un personaje mítico de la cultura del tebeo de serie B de los años 80. Aquí hay trece entornos por explorar, armamento suficiente como para aniquilar un país entero con una sonrisa en los labios, unos gráficos cojonudos y una jugabilidad sencilla y adictiva. Rogue Trooper me ha llegado, tíos, me ha tocado la fibra sensible, sniff… y eso que el protagonista es un mal nacido azulado carente de sentimientos y con el gatillo más fácil que Rambo con dos gramos de farlopa en el cuerpo. ¡Juegazo, y no se hable más!

Publicidad

ÓSCAR BROC

STREET FIGHTER IV

Plataforma: Xbox 360

Compañía: Capcom/Koch Media

Recuerdo que cuando estudiaba COU en la Vía Laietana de Barcelona me tiré unos dos meses haciendo novillos de inglés para irme con un amigo freak a una sala de máquinas legendaria y temida (porque unos moritos te quillaban noche sí, noche también), justo al lado del maldito instituto. Perseguíamos un único objetivo: jugar al Street Fighter hasta que nos salieran callos en los dedos. Llegué a estar severamente enganchado a esa mierda, lo juro. Tanto es así que hubo un momento en que yo y mi colega nos tirábamos toda la mañana en ese asqueroso tugurio lleno de chusma jugando y jugando, sin cansarnos, con la mandíbula prieta como pastilleros, dándole a esos botones old school con muelle como si fueran pezones. El tema es que nos acabamos la máquina varias veces, pero seguíamos jugando y jugando y jugando… En fin, 15 años después, más o menos, aquí me tenéis, con canas hasta en los pelos de los huevos (¿qué diría el Pertur de Sin Tetas no Hay Paraíso?) dándole al nuevo Street Fighter IV para Xbox. ¿Y sabéis qué es lo mejor de todo? Que a pesar de las lógicas innovaciones, el sonido aplastante y el abrillantado de las 2 dimensiones, los cabrones de Capcom (dicho con todo el cariño, eh) han conseguido que el dichoso juego mantenga la esencia de antaño, la misma sensación de placer simplón y primitivo que produce ver a dos tíos dándose de hostias hasta matarse. Ken y Ryu siguen teniendo esa tensión homo, Blanka sigue pareciendo una drag queen de speed, Bison sigue pareciendo un nazi sadomaso, Vega una loca sin remedio… En fin, a todos los elementos del juego clásico se le añaden un puñado de personajes nuevos, incluído un bastardo final al que no es imposible doblegar. Y no nos olvidemos del clásico manejo en 2 dimensiones aderezado con efectos visuales en 3D. Los fans de la saga ya sabréis que esto es droga pura sin cortar. Que cada uno ponga su adicción favorita y la crítica ya está hecha.

WHEELMAN

Compañía: Midway Entertainment

Publicidad

Plataformas: PS3, 360, PC

Otra cosa no sé, pero Wheelman, como mínimo, tiene claro lo que es. De trazo grueso, lleno de colorines y basado en la conducción festiva, combina hábilmente las misiones de conducción y la recreación más o menos de una ciudad, igual que en la saga GTA, con la estupidez de una peli de acción. Vin Diesel actúa como protagonista—si es que actuar equivale a hablar con voz carajillera a lo Patty y Selma—, y su misión consiste en seguir unas peligrosas pistas a través de la superfashion y supercool ciudad de Barcelona, cuyos lúcidos jerifaltes hicieron lo posible por sabotear el juego temerosos de la mala imagen que podía dar de su vendible urbe. Que les den por culo. En fin, el sistema de conducción funciona perfectamente en los tumultos gracias al stick derecho, con el que podrás girar bruscamente cada vez que quieras. Y en moto puedes girar 180 grados para esquivar enemigos. La dificultad va in crescendo, pero una vez tengas claro de qué va todo es un placer jugar con él. Hostia, como que me ha puesto las pilas, ¿vale? Ahora mismo me voy a la Plaza Sant Jaume a liar un cristo que se va a cagar la perra.

ASTRO TRIPPER

Compañía: PSN

Plataforma: PS3

Cuando Pom Pom sacó en la XBOX Arcade el

Mutant Storm Reloaded

nos sorprendió su exagerada curva de dificultad. Arrancaba fácil, pero si no te ayudaba nadie con cinturón negro séptimo dan rápidamente te rebanaban el culo y te lo servían entre rebanadas de pan de molde.

Publicidad

Astro Tripper

va un poco más lejos: te amputa una nalga y te la exprime en las narices. Los puntos de control son escasos, el modo fácil es chungo, el difícil es una patada en la laringe y, si consigues desbloquearlo, el Extreme mejor ni lo intentes. El sistema de juego es simple: tienes que acabar el nivel antes de que el tiempo se agote. Los controles también son sencillos: fuego a la izquierda, fuego a la derecha y cambio de arma. Con una hora de perseverancia podrás pasar de desesperarte a pasártelo bien, y empezarás a notar esa sensación de estar pegando puntapiés en los culos prójimos que sólo los buenos arcades procuran. Por 3 euros,

Astro Tripper

tiene un precio estupendo. Si eres la otra persona que conozco que tiene la PS3 y estás leyendo esto, no lo dudes, Marc: bájatelo ya.

RISE OF THE ARGONAUTS

Compañía: Codemasters

Plataforma: 360, PS3, PC

Va Codemasters y saca

Rise of the Argonauts

como un juego de rol mezclado con acción. Suena bien. Ver cómo un montón de números puestos en fila avanzan lentamente por la pantalla, combinado con las decapitaciones animadas y luego poder pulsar triángulo para montártelo con un elfo, es una alegría y un descojono. El problema es que ni es un juego de acción ni es un juego de rol. Las peleas molan, pero cojean si las comparas con lo que hay actualmente en el mercado (¡no puedes saltar!), y además sólo puedes participar como Jasón, el noble rey argonauta. Y es que todo lo que quiere

Publicidad

Rise of the Argonauts

es contar una historia. Parece que esté destinado a niños. Niños pacientes y ansiosos de aprender. Y si no estoy equivocado, los niños de hoy en día se colocan con ketamina y les importa un bledo los mitos griegos. Por lo demás,

Rise of the Argonauts

es un buen juego, prístino y divertido.

CHRONO TRIGGER DS

Compañía: Square Enix

Plataforma: DS

Poco nos ocuparemos de este juego, ya que todo aquél que lo quería hace tiempo que se lo debe haber importado de América. Square Enix ha trasladado su clásico de SNES a la DS, y tal cual ha llegado a Europa. Casi lo estropean al hacer el cambio, pero aún así no deja de ser el clásico juego de saltos en el tiempo que siempre fue. Así que cómprate el

Chrono Trigger

si quieres revivir tu infancia mientras vas en metro, si prefieres los primeros

Final Fantasy

antes que el FFVII o si simplemente te va el rollo inventario y tenerlo absolutamente todo en tu DS. Dos consejos: no uses la pantalla táctil, no funciona del todo bien. Y asegúrate de leer todos los textos de los personajes, porque no los repetirán. Si pasas de lo que dicen acabarás volviéndote loco clicando en todas partes a ver qué pasa.

JON BLYTH