FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

Neo nazismo hoy : una introducción al NPD

El NPD, más conocido como el partido neonazi, nunca ha alcanzado ese 5% necesario, pero ya cuenta con 14 asientos a nivel estatal; puesto que la opinión pública en Alemania se está inclinando ligeramente hacia la derecha, este podría ser su año.
23.8.11

Bienvenido a Neo Nazismo Hoy, una nueva columna quincenal de nuestro amigo Conor Creighton, que va a esforzarse por explorar y destapar el legado hilarante y nocivo del nazismo en el mundo. Vamos a daros la tabarra con este tema unas cuantas semanas o hasta que a Conor se le acabe el material sobre el que escribir.

Pero primero hagamos un repaso de lo que está ocurriendo ahora mismo en Alemania: las elecciones alemanas son el 18 de septiembre. Si un partido logra hacerse con el 5% del voto estatal, reúne los requisitos necesarios para entrar al parlamento nacional. El NPD, más conocido como el partido neonazi, nunca ha alcanzado ese 5% necesario, pero ya cuenta con 14 asientos a nivel estatal; puesto que la opinión pública en Alemania se está inclinando ligeramente hacia la derecha, este podría ser su año.

Ya ves, Alemania está de mal humor. Su gente está cansada de pagar la cuenta cada vez que a Grecia, Irlanda, España, Portugal o Italia se les va la mano con el gasto. También están hartos de los inmigrantes que se van a vivir a su país y, en fin, nunca aprenden a hablar como ellos, comer como ellos, conducir como ellos, o –incluso las terceras generaciones de inmigrantes- identificarse como alemanes. Esto es lo que se cuece en Alemania. Puede que el NPD esté compuesto en su mayoría por basura blanca, alcohólicos y tarados mentales, pero algunas de sus políticas han calado entre esas buenas gentes que normalmente no se considerarían racistas. El NPD tiene algunas ideas buenas, pero también demasiadas ideas extremistas, desfasadas y enfermas.

Ejemplo número uno: les gustaría que Alemania saliese del Euro. Como imagino que no es la más absurda de todas, vayamos al ejemplo dos: quieren que le sea devuelto a Alemania aquel pedazo de tierra que tuvo que cederle a Polonia al final de la Segunda Guerra Mundial. Y anexionarse Austria y así crear un superestado de habla alemana. Ese último me resulta vagamente familiar, pero no sabría decir ahora mismo por qué.

Los intentos de prohibir el NPD se han topado con los pequeños éxitos del partido y, cuanto más tiempo pasa, más se normalizan sus ideas. En Alemania hay bares neonazis, tiendas neonazis y pueblos enteros que han sido comprados por neonazis. Y aunque el número de neonazis en Alemania es relativamente bajo, si la historia nos ha enseñado algo es que basta con un austríaco bajito con bisoñé para llevar a esta tierra afable a la megalomanía.

Aquí tenemos algunas fotos de una conferencia reciente del NPD en Berlín. Como en muchas de sus reuniones, hay una gran presencia de chavales antifascistas preparados para echárseles encima, y el doble de policías, necesarios para evitar que ocurra algún incidente.

Como podéis ver, ya no es tan fácil reconocer a un neonazi. Casi todos llevan vans y vaqueros anchos como cualquier chaval de Alemania del Este. Si ves a alguno de ellos con botas, seguramente tenga un problema en el empeine, y si ves a uno con la cabeza rapada, seguro que ha adaptado el remedio contra la calvicie de Bruce Willis.

Estad atentos –estas series intentarán aclararlo todo, desmontar y desacreditar algunos de los mitos y acercarte algo más a la derecha extremista de Alemania.