francia

Un campamento de refugiados en Francia se incendia después de una serie de riñas

De acuerdo con medios locales, un enfrentamiento entre refugiados kurdos y afganos fue el comienzo de la tragedia. No se han reportado víctimas, aunque las peleas dejaron 14 heridos. Los inmigrantes han sido realojados en gimnasios.
11.4.17
Imagen vía Thibault Vandermersch/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Durante la noche del lunes, se registró un incendio en el campamento de refugiados de Grande-Synthe, al norte de París, el cual acabó con la totalidad del lugar.

El campamento fue abierto en marzo de 2016 y albergaba a cerca de 1.500 inmigrantes dentro de 300 cabañas de madera. Para el prefecto de la región francesa, Michel Lalande, este incendio marca el fin del campamento, el cual ahora quedó reducido a cenizas.

En imágenes: la evacuación de migrantes de la Jungla de Calais. Leer más aquí.

De acuerdo al diario local La Voix Du Nord, durante la noche estalló una riña entre kurdos y los afganos que estaban en el campamento. Después de este enfrentamiento, otra pelea tuvo lugar dos horas más tarde, de acuerdo al diario Le Parisien. Según informa el diario, 14 personas resultaron heridas al final del violento episodio.

Y fue justamente después de estos enfrentamientos que se desató el incendio, cerca de las once de la noche, hora local. "Seguramente hubo pequeños incendios en diferentes partes, es la única explicación", explicó Olivier Caremelle, del gobierno local.

Publicidad

Varios gimnasios fueron adaptados por el gobierno local para recibir a los refugiados de manera urgente mientras se preparan nuevos albergues.

Los migrantes siguen dirigiéndose a la 'Jungla' de Calais a pesar de que sigue el desalojo. Leer más aquí.

El ministro del interior, Bruno Le Roux había expresado su voluntad para desmantelar el campamento "lo más rápido posible"; pero Emmanuelle Cosse, ministra de de vivienda, se había opuesto a dicha medida.

Durante los últimos meses, diversos incidentes dañaron la relación entre los inmigrantes que vivían en el campamento de Grande-Synthe, cuya población se había duplicado durante el mes de octubre, justo después de que se desmanteló el de la Jungla de Calais. "Han ocurrido una serie de cosas inaceptables en el campamento de Grande-Synthe, especialmente debido a que las redes de tráfico humano quieren ganar dinero a costa de la miseria humana", declaró a Le Monde Emmanuelle Cosse.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs