FYI.

This story is over 5 years old.

ESPAÑA

¿Son terroristas los españoles que luchan contra Estado Islámico?

VICE News muestra el tipo de combatiente español que engrosa las filas kurdas contra Estado Islámico. ¿Ha cometido un error el juez vinculando las YPG con el PKK? ¿Deben ser las YPG consideradas una organización terrorista?
27.1.16
Imagen vía Agencia Firat.
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

9 personas detenidas y 11 registros domiciliarios en España contra militantes comunistas por sus supuestas vinculaciones con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo). La operación ha sido llevada a cabo durante la pasada madrugada por efectivos de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, de acuerdo al comunicado emitido por el Ministerio del Interior español.

El operativo, denominado "Operación Valle", se ha desarrollado bajo la supervisión del juez de la Audiencia Nacional (AN) Eloy Velasco. No es la primera vez que el partido Reconstrucción Comunista, objetivo de la investigación, está en el punto de mira del magistrado. Una de las sedes de los colectivos afines a la organización también ha sido registrada.

Publicidad

Dos miembros de Reconstrucción Comunista (RC) que estuvieron luchando contra Estado Islámico en Siria e Irak fueron detenidos a su regreso en España el pasado mes de julio. Puestos en libertad con cargos, sobre ellos la Audiencia Nacional tiene abierta una causa por pertenencia a una organización terrorista [el PKK, en este caso], hecho que "Paco Arcadio", seudónimo de uno de los arrestados entonces, niega rotundamente.

A pesar de la detención de estos dos miembros de RC y la causa abierta en el Alto Tribunal, el flujo de ciudadanos españoles para unirse a las filas kurdas contra Estado Islámico (EI) no ha cesado en los últimos meses.

Hablamos con Manuel Martorell, reportero español clasificado como 'terrorista' por EEUU. Leer más aquí.

Perfiles de españoles que luchan en Oriente Próximo

Tras conversaciones mantenidas con VICE News, los propios combatientes españoles reconocen que hay perfiles y motivaciones muy diferentes para viajar a zona de combate, ya sea empuñando un arma o ofreciendo ayuda en tareas logísticas o médicas.

La militancia política y la motivación ideológica es lo que llevó a los dos detenidos en julio a viajar hasta Kurdistán para unirse a la milicia kurda en la lucha contra EI. De hecho, lo hicieron a través del Partido Comunista Marxista-Leninnista de Turquía, conocido por sus siglas MLKP. Esta organización de la izquierda radical es opositora al gobierno turco de Recep Tayyip Erdogan y ha enviado combatientes para unirse a la lucha de los kurdos de Siria contra EI.

Publicidad

Para animar a que ciudadanos de todo el mundo viajen a zona de combate, organizaciones como el MLKP o Reconstrucción Comunista apelan a la solidaridad internacionalista, estableciendo paralelismos con la movilización que hubo con las Brigadas Internacionales, donde miles de combatientes extranjeros lucharon contra el fascismo en la Guerra Civil española.

Este mes de enero, la agencia ANHA publicó un vídeo en el que un militante español que lucha en Siria contra EI animaba a más voluntarios a unirse a la resistencia, en este caso contra el gobierno islamista turco del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, en turco).

Otro de los perfiles que puede encontrarse es el de personas movidas por convicciones religiosas o de solidaridad con determinados pueblos, como por ejemplo la minoría cristiana de Oriente Próximo. Esta minoría ha sufrido en sus carnes las ofensivas de EI, que ha destruido localidades enteras forzando a muchos cristianos al exilio. La destrucción de iglesias y patrimonio cristiano en países como Irak y Siria por parte de la organización yihadista también está borrando una presencia cultural milenaria en la región.

Dentro de este perfil encaja Simón de Monfort, pseudónimo con el que un ex cabo primero del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) explica sus experiencias en el Kurdistán de Irak donde lucha contra Estado Islámico.

Cómo puede observarse en el diario de Facebook que actualiza periódicamente, este español ha viajado a la región acompañado de una estatua de la Virgen de Lourdes, así como de una bandera de España donde puede leerse "Viva Cristo Rey".

Publicidad

En su página de Facebook este español explica sus condiciones de vida en el frente y cuelga vídeos donde se hacen recorridos por la trinchera o se muestran momentos como las comidas.

El tercer y último perfil de combatiente son personas que ven la posibilidad de trasladar su afición por las armas a un escenario real de combate. Individuos que habitualmente practican airsoft o tienen permiso para disparar con armas reales en galerías de tiro, ven en un conflicto como el que se libra contra EI la posibilidad de hacerlo real.

Muchas veces estos combatientes tratan de camuflar su auténtica pasión por las armas bajo la sombra de una motivación política, religiosa o de solidaridad, pero la posibilidad de poder disparar y matar impunemente es su verdadera atracción.

Joseba García, ex concejal del Partido Popular en Álava, estuvo luchando hasta diciembre de 2015 en Siria y ahora ha regresado a España. En sus redes sociales aparece mostrando su afición por las armas, con la publicación de diversas fotografías en las que aparece realizando prácticas en galerías de tiro con diferentes pistolas y rifles de asalto.

Defendiendo cada voto: así de hostiles fueron las elecciones en la Turquía kurda. Leer más aquí.

Doble rasero

A los arrestados durante el día de hoy les acusan de "colaborar y facilitar la integración de individuos en la estructura armada" del PKK, considerada una organización terrorista desde 1997 por Estados Unidos, y desde 2011 por la Unión Europea, a petición de Turquía.

Publicidad

Aunque lo emitido en el comunicado de Interior contradeciría a las acusaciones.

Entrevista a uno de los jóvenes arrestados el pasado verano acusado de integración de organización terrorista.

La nota de prensa difundida por el ministerio español se refiere a las Unidades de Protección Popular (YPG), la milicia kurda en Siria, como al brazo armado del PKK. Pero si así fuese, ¿por qué Occidente colabora con ellos en la lucha contra Estado Islámico?

Las YPG son la columna vertebral de las Fuerzas Democráticas de Siria, una alianza militar que se presentó públicamente el pasado octubre y que integra a kurdos, árabes y otras comunidades. Su brazo político, el Partido de la Unión Democrática (PYD) mantiene lazos orgánicos e ideológicos con el PKK. De hecho, centenares de combatientes kurdos han dejado el PKK para unirse a las YPG en Siria contra Estado Islámico.

Lo cierto es que, a día de hoy, las YPG no están incluidas en la lista de organizaciones terroristas de ningún país u organismo.

Las Fuerzas Democráticas de Siria cuentan con el apoyo militar de la coalición militar liderada por Estados Unidos, quienes les ofrecen cobertura desde el aire con continuos bombardeos sobre posiciones yihadistas. Además, Estados Unidos les ha suministrado armas y municiones en repetidas ocasiones para enfrentarse a Estado Islámico en el norte del país.

La colaboración militar con el Ejército estadounidense llegaría hasta al punto que los kurdos les han ayudado a levantar una base área en Rmeilan, en el sureste de Siria, aunque la Comandancia Central de EEUU lo negó días después. A finales de noviembre, un oficial estadounidense aseguró que tropas especiales serían destinadas a Siria para asistir a la coalición kurdo-árabe.

Publicidad

Y no sólo recibieron apoyos de Estados Unidos. El presidente francés Françoise Hollande también se reunió con miembros de la guerrilla kurdo-siria para hablar de colaboración militar.

Esta situación genera tensiones entre EEUU, algunos países de la Unión Europea (UE) y Turquía, país miembro de la OTAN, pues existen vínculos orgánicos entre el brazo armado del PKK, las Fuerzas de Defensa Populares (HPG), y las YPG. Desde la ruptura del proceso de paz entre el Ejecutivo conservador de Erdogan y la guerrilla kurda del julio pasado, se vive una situación de guerra civil en el sureste de mayoría kurda de la República turca.

Erdogan teme que las armas suministradas a las YPG acaben en manos del PKK. El pasado viernes, el mandatario turco aseguró que no toleraría que las fuerzas de defensa de la autonomía kurda del norte de Siria cruzaran el río Éufrates.

Es precisamente el compromiso de las YPG contra Estado Islámico lo que motiva una amplia campaña internacional para pedir que se deje de considerar al PKK una organización terrorista.

Vídeo: 'Uníos a la resistencia kurda', mensaje de un español que lucha en Siria contra ISIS. Leer más aquí. 

Sigue a Quique Badia y a David Meseguer en Twitter: @qbadiamasoni @davidmeseguer

Sigue a VICE News en Español en Twitter: @VICENewsES