Asia y Pacífico

Así es como el líder norcoreano recuperará el cuerpo de su hermano asesinado

Después de semanas de tensión entre Malasia y Corea del Norte finalmente se logró un acuerdo para repatriar el cadáver de Kim Jong-nam a Pyongyang y también para para que un grupo de diplomáticos malasios que estaban retenidos regresaran a su país.
3.4.17
Imagen vía Associated Press/VICE News
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El gobierno de Malasia permitió que tres personas que se cree estaban involucradas en el asesinato del medio hermano del líder norcoreano, Kim Jung-un regresarán a Corea del Norte, a cambio de que se liberara a nueve ciudadanos malasios que mantenían retenidos.

Bajo los términos del acuerdo, Malasia también se comprometió a enviar el cuerpo de Kim Jong-nam en los próximos días, el cual desde hace un mes y medio se ha mantenido en la morgue de un hospital en la capital de Malasia.

Publicidad

"Es una victoria para Corea del Norte", dijo a VICE News Daniel Pinkston, experto en relaciones internacionales de la Universidad Troy en Corea del Sur.

Corea del Norte presume lanzamiento de misil… y explota en segundos. Leer más aquí.

El asesinato de Kim Jong-nam provocó un conflicto entre estos dos países, luego de que Malasia ignorara la petición de Corea del Norte de enviar el cuerpo y realizara una autopsia que determinó que había sido envenenado con el agente nervioso VX, un arma química.

Molesto por la investigación de Malasia, el gobierno norcoreano emitió un veto para viajar a tres diplomáticos malasios y seis de sus familiares, quienes quedaron atrapados en Pyongyang, la capital de Corea del Norte. En respuesta, Malasia detuvo a más 300 norcoreanos dentro del país.

Por su parte las autoridades de Malasia querían interrogar a ocho norcoreanos sobre los hechos, de los cuales cinco ya han regresado a casa, mientras que los otros tres se habían escondido en la embajada que Corea del Norte tiene en el país.

En imágenes: vivir en Corea del Norte quizás no sea tan terrible como lo pintan. Leer más aquí.

La policía de Malasia dijo que ya habían tomado la declaración de los tres norcoreanos que se estaban resguardando en la embajada, por lo que permitió que regresarán a Corea del Norte. "Obtuvimos lo que queríamos de ellos", dijo Khalid Abu Bakar, jefe de la policía, a los medios en Kuala Lumpur. "Nos ayudaron y fueron libres de irse".

El primer ministro de Malasia Najib Razak, se refirió al resultado como "exitoso" y dijo que él y su equipo habían "trabajado intensamente" para resolver el problema."Muchos desafíos fueron superados para asegurar el regreso de nuestros compañeros malasios", dijo Razak, agregando que su gobierno estaba comprometido con la justicia y la soberanía, por lo que las autoridades continuarían su investigación.

Publicidad

Después del asesinato de Kim Jong-nam, dos mujeres —una vietnamita y otra indonesia— fueron acusadas por el crimen, ya que en las grabaciones de seguridad de aeropuerto se ve a una de ellas rociar el rostro del hombre con una sustancia. Las mujeres aseguran que pensaron que se trataba de una broma para un programa de televisión.

Corea del Norte amenaza a EE.UU. con lanzarle ataque 'sin piedad'. Leer más aquí.

Antes del incidente, Malasia era uno de los pocos países con los que Pyongyang mantenía lazos estrechos, tanto así que había un acuerdo para que una visa fuera innecesaria para los ciudadanos que desearan viajar entre los dos países.

Razak aseguró que no tiene intenciones de poner fin a las relaciones con Corea del Norte, aunque también dijo que esperaba que "no se generara otra situación como ésta", ya que la relación entre ambos países podría dañarse, aceptó el primer ministro.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs