Estados Unidos

Un policía de Miami dispara a un hombre negro desarmado y que tenía las manos en alto

Charles Kinsey, de raza negra y psicólogo de profesión, ayudaba a un paciente autista que sostenía un camión de juguete, cuando un policía le disparó. Un vecino habría denunciado al autista como a un posible suicida que empuñaba una pistola.
22.7.16
Immagine via Twitter

La policía del norte de Miami, en Florida, está capeando un nuevo aluvión de críticas después de que un agente de su departamento disparara contra un psicólogo negro especializado en el trabajo con discapacitados. En el momento de ser disparado, el terapeuta se encontraba desarmado y estaba tendido en el suelo con los brazos en alto.

Sucedió este lunes e inicialmente se creyó que el incidente no había sido registrado por ninguna cámara. Sin embargo, el abogado del psicólogo, que ha sobrevivido a su propia ejecución, descubrió anteayer la existencia de imágenes en las que se ve lo que sucede antes y después del abatimiento.

Según relatan los medios locales el psicólogo, un individuo de 47 años llamado Charles Kinsey se encontraba ayudando a uno de sus pacientes, un joven autista de 23 años, cuando se desencadenó el incidente. Resulta que algún testigo ocular denunció a la policía del extrarradio de Miami la presencia de un presunto suicida que portaba un arma y que se encontraba en mitad de la calle.

Vídeo: imputado el policía de Cincinnati que disparó a un hombre negro desarmado. Leer más aquí.

Al llegar la policía, Kinsey —intentando demostrar que estaba desarmado— se quedó tendido de espaldas con las manos al aire. Unas imágenes capturadas con un teléfono móvil muestran a Kinsey tendido sobre el asfalto mientras su paciente está sentado de piernas cruzadas junto a él. El paciente sostiene alguna clase de objeto entre sus manos.

Kinsey ha declarado a la emisora televisiva de Miami WSVN que el objeto, que según dice era un camioncito de juguete, habría sido confundido por una pistola.

Video of an unarmed Charles Kinsey trying to help autistic client just b4 he is shot by @NorthMiamiPD @WPLGLocal10 pic.twitter.com/1Nt9v1nFtZ
— Todd Tongen (@toddtongen) July 20, 2016

"Yo estaba más preocupado por él que por mí mismo", ha comentado Kinsey. "Yo me decía a mí mismo que mientras tuviera las manos en alto no me dispararían. Eso es justamente lo que estaba pensando: no me dispararán. Pues vaya si me equivocaba. Wow".

Su intento por rebajar la tensión fracasó. Un agente disparó tres disparos con un rifle de asalto. Una de las balas perforó la pierna de Kinsey. El ayudante del inspector de policía, Neal Cuevas, ha declarado en las páginas del Miami Herald que los disparos se produjeron una vez el joven autista desobedeció las órdenes de los agentes..

La portavoz de la policía de Miami, Natalie Buissereth ha informado a través de un comunicado que "los agentes intentaron negociar con los dos hombres al llegar al lugar de los hechos, uno de los cuales fue identificado más tarde como un individuo que sufre de autismo… En un momento dado, mientras negociaban sobre el terreno, uno de los agentes desplegados desenfundó su arma. Y disparó".

Kinsey asegura que cuando le preguntó al agente por qué estaba disparando, este le respondió: "No lo sé". Cuenta que después de ser alcanzado en la pierna los policías le dieron media vuelta, le esposaron, y le dejaron así, tendido en el suelo, hasta la llegada de los paramédicos, que no llegarían hasta 20 minutos más tarde. Kinsey fue hospitalizado y dado de alta a las pocas horas.

En el segundo vídeo, se ve a Kinsey desparramado sobre el asfalto rodeado de policías. En ese momento se escucha la voz de alguien que dice: "¿Por qué han disparado al negro en lugar de disparar al gordo"?

Insult to injury @NorthMiamiPD cuff unarmed man they shot while he was trying to help autism client @WPLGLocal10 pic.twitter.com/iLaAZTLouG
— Todd Tongen (@toddtongen) July 21, 2016

El incidente se ha producido una semana después de que las ejecuciones de sendos negros en Louisiana y Minnesota desataran enfurecidas manifestaciones por todo el país en contra de la violencia racista de la policía de Estados Unidos. En enero del año pasado, después de otra marea de reacciones furibundas por el asesinato de otros dos jóvenes negros desarmados, la policía de Miami fue duramente criticada por emplear retratos de hombres negros durante sus prácticas de tiro.

El periódico Miami Herald ha denunciado que la investigación del incidente ha sido transferida a la oficina del fiscal general de Miami.

Sigue a VICE News en Twitter: @VICEnewsES