Publicidad
Internet

Los hombres que se pajean viendo tus fotos en foros de Internet

Subes una foto a Instagram y te la encuentras en un foro lleno de machitos que la comentan y le ponen nota. Hablamos con expertas sobre los límites de la intimidad y foros oscuros en páginas VK.

por Anna Pacheco
19 Mayo 2016, 12:00pm

FOTO POR BONNINSTUDIO VÍA STOCKSY

Hace unos días se hizo viral un vídeo en el que una chica decía que le gustaba comer pollas. Esto no tendría nada de escandaloso, de no ser porque este vídeo empezó a circular a través de conversaciones y grupos de Whatsapp que no tenían nada que ver con esta chica y que, por supuesto, no contaban con su consentimiento.

Al cabo de horas, se empezó a difundir otra grabación, en este caso solo audio, donde la chica decía llorando que se sentía amenazada y acosada por el aluvión de mensajes y llamadas que había recibido y que incluso la señalaban en el autobús.

El vídeo fue compartido a través de Snapchat, pero alguno de "sus seguidores" decidió hacer una captura y compartirlo con otras personas ajenas a esta red social. Y ahí es donde parece quebrarse una parte del consentimiento. Si yo comparto un vídeo con mis seguidores, y solo con mis seguidores, ¿es denunciable lo que alguno de ellos pueda hacer después con él?

Si yo comparto un vídeo con mis seguidores, y solo con mis seguidores, ¿es denunciable lo que alguno de ellos pueda hacer después con él?

Silvia Barrera, inspectora de la Policía Nacional y jefa de la Unidad de Investigación Tecnológica, se muestra clara: no habría delito. "Las imágenes compartidas en redes sociales pasan a ser de alcance público y no podría incurrir en un delito en el ámbito de lo penal".

"El código penal protege la intimidad, pero en el momento en que tú tomas parte de un grupo y compartes una imagen —aunque sea un grupo privado— se entiende que ahí no puede haber delito porque no se establece una relación de intimidad. En un grupo pueden haber 4, 5 o 20 personas", explica Barrera. Sin embargo, aunque no habría delito penal, sí se podrían reclamar los derechos de imagen y la víctima podría solicitar al administrador de la página su retirada inmediata.

Buscando información sobre el caso de esta chica, llegamos a otro lugar aún peor: varios perfiles de VK, la red social rusa que imita a Facebook, y que en muchos casos sirve a modo contenedor de materiales y archivos de fuerte contenido pornográfico y sexista.

Entre un buen montón de vídeos basura, nos encontramos precisamente con el del caso anterior, seguido de un hilo de comentarios que instaban a "encontrar a la guarra esa" o "a darle lo que se merece". Y a ese vídeo le acompañaba otro y otro, y otro más, y decenas de fotos de mujeres... publicadas siempre por hombres. Ellos comentan, valoran y ponen nota. Pero por aquí no asoma ni una mujer, ni tampoco sabemos lo que piensan ellas (de sus propias fotos). Todo esto es el VK de Forocoches, un estercolero de mensajes machistas y cuerpos de mujeres.

Captura de pantalla del VK de Forocoches.

"Casi todo lo que ves en esta página web [referente a aportar fotos sin consentimiento] es susceptible de constituir delito", me explica Carla Vall, abogada especializada en DDHH y cuestiones de género. Muchos de los posts de los usuarios no se limitan a publicar imágenes públicas —de Instragam, Facebook u otras redes sociales— sino que comparten imágenes íntimas sin el consentimiento de la víctima. Y aquí el artículo 197.7 del código penal te ampara.

Este artículo, ampliado con la reforma de la LO 1/2015, ofrece una protección a la víctima y da una respuesta más amplia a aquellos supuestos en los que se obtienen grabaciones o imágenes de una persona con su consentimiento, pero luego pasan a ser divulgados contra su voluntad y lesionando gravemente su intimidad. Son claros los ejemplos de "porno vengativo", es decir, cuando tu ex cuelga fotos íntimas tuyas sin tu permiso.

Para Vall, incluso aquellas fotos extraídas de redes sociales tendrían alguna oportunidad de constituir delito en un juicio. "Hay que tener en cuenta el grado de exposición de la víctima. No es lo mismo ser muy cuidadoso en las redes sociales que ser un poco kamikaze. Si tu tienes tu Facebook cerrado o sigues unas dinámicas de protección de tu intimidad, eso se tendrá en cuenta a la hora de fijar una posible pena", matiza.

Buena parte de las publicaciones dejan muy claro que se trata de fotografías privadas, imágenes íntimas de exnovias o que incluso han sido tomadas en la playa al más puro estilo voyeur. En ocasiones, se enorgullecen de que sea menor de edad o apuntan a que conocen el número de teléfono de la chica y que lo pueden facilitar a quien se lo pida. De hecho, el propio VK Forocoches incita a este tipo de práctica delictiva, rechazando fotos públicas o de acceso sencillo y premiando aquellas fotos de ámbito estrictamente privado o leaks (filtros). Eso figura en la descripción del grupo. Desde la web oficial de Forocoches aseguran que este grupo VK se ha apropiado indebidamente de su nombre y ya lo han reportado a las autoridades.

En este misma línea surgen otras comunidades del mismo estilo como "para Chonis de España", "restringido a andaluzas" o "la ventana indiscreta". A diferencia de Forocoches, estas comunidades están cerradas y para acceder a ellas tienes que "aportar material de buena calidad", tal y como comprobamos al solicitar entrar a uno de ellos.

Captura de pantalla del VK de Forocoches.

La abogada penalista y activista Laia Serra destaca varios aspectos que agravan la punibilidad de este tipo de páginas: "La transmisión de unas determinadas imágenes asociadas a un determinado colectivo, por ejemplo, "las chonis del barrio". Y, por otro lado, la asimilación de elementos peyorativos que cosifican y denigran el cuerpo de la mujer, 'las más guarras". Como en este caso se describe en el VK de chonispain.

Por otro lado, es importante señalar que existe un cierto código entre los foreros: una forma de fiscalizar y filtrar aquellos contenidos que consideran "buenos" o "malos". A través de comentarios, ellos valoran unas tetas, un culo o una cara. "Este hecho es muy significativo de cara a la intencionalidad", señala Serra. En la propia jerga de los usuarios hablan de "aportes relevantes" o "materiales exclusivos". Para Serra, esto incrementaría la responsabilidad penal en un juicio.

Estas webs aprovechan una especie de resquicio legal en los VK que les permite postear materiales pornográficos con cierta "impunidad". Aunque no es una impunidad real.

Según Serra, "hay herramientas legales para combatir los abusos de ciertas webs, falta que la persona agredida denuncie o que una entidad o asociación inste de oficio al fiscal". Para Barrera, el "atractivo" de estas páginas rusas o de países del Este es que protegen mucho más la privacidad del administrador —en muchos casos no se conoce o no se puede revelar— y esto a la práctica dificulta mucho su control y cierre. Además, este tipo de páginas no tienen una política de denuncia fácil.

A pesar de todo, fuentes de la Guardia Civil consultadas por Broadly también insisten en la idea de que hay que poner en conocimiento de las autoridades estas páginas: "La persona que se vea perjudicada o vea que su imagen está siendo utilizada y considere que eso puede ser un hecho delictivo, tiene que denunciarlo y las autoridades se pondrán a trabajar, bien por ellas mismas o por las unidades especiales".