Instagram

Un adolescente con 100K en Instagram me ayudó a ganar seguidores

"Deberías explotar más trabajar en VICE y vivir en Malasaña. Tienes potencial, pero no con esas fotos".
@anarcoirisimon/@sonofchanel

Pertenezco a esa generación que se hacía selfies cuando todavía no se llamaban selfies. A la que tenía móviles sin cámara delantera y subía imágenes a Tuenti con más grano que el Episodio IV de Star Wars. A la que lloró cuando chapó Fotolog aunque no miraba Fotolog desde 2009. A la que habla del espacio de MSN y de los zumbidos como un abuelo que recuerda la posguerra y abusó del filtro Valencia cuando descubrió Instagram.

Publicidad

Somos lo suficientemente jóvenes como para haber conocido el 3310 o el Siemens C45 y lo bastante viejos como para recordar una infancia sin más pantalla que la tele. Nos reímos de que los nacidos antes de los 80 abusan de los emoticonos en WhatsApp pero ignoramos que los que llegaron al mundo a partir del 2000 empiezan ya a mofarse de nosotros.

Mi cuenta es un totum revolutum de capturas de pantallas de cosas que me hacen gracia y fotos de viajes en los que me veo obligada a fardar de dónde estoy porque es lo que hace la gente

Una de las razones es que no tenemos ni puta idea de usar Instagram. Y con usar Instagram no me refiero a compartir fotos de la barbacoa del domingo con tus colegas: me refiero a USAR INSTAGRAM. Usarlo como herramienta de creación de marca personal y como potencial negocio.

La red social de la Polaroid no es el punto fuerte de los millennials. Lo descubro el día que me doy cuenta de que mi hermano, con sus 16 años y sus 650 seguidores, tiene el doble de likes en cada foto que yo con 26 y con los 1000 followers de los que tanto presumo. El engagement, esa palabra. El día que me llama "spameadora" por colgar más de 10 stories, decido ponerle fin a esa brecha generacional que me hace darme cuenta de lo mayor que soy: contacto con un adolescente que lo peta en Instagram y le pido que analice mi cuenta para saber qué estoy haciendo mal. Elijo a Ayoub Hachimi a.k.a @sonofchanel.

Publicidad

Ayoub tiene 19 años y una cuenta que parece un editorial de Vogue por fascículos que siguen casi 100.000 personas. Me dice que empezó a usar Instagram en 2014, con 16 años, y que se inspira en las revistas de moda para hacer sus fotos pero luego trata de darles un toque personal. "Tú deberías inspirarte en cuentas que tengan tu mismo rollo pero más seguidores", me recomienda.

Si supiera cuál es mi rollo todo sería más fácil, supongo. Mi cuenta es un totum revolutum de capturas de pantallas de cosas que me hacen gracia y fotos de viajes en los que me veo obligada a fardar de dónde estoy porque es lo que hace la gente. Rara vez subo selfies, y Ayoub lo ve como una de las causas que me impiden ganar seguidores.

VICE: ¿Qué estoy haciendo mal para no tener tantos seguidores como tú?
Ayoub: Quizá el público potencial al que van dedicadas tus fotos es muy limitado.

¿Quieres decir que debería hacerme más mainstream?
Por lo general, a las nuevas generaciones le importan muy poco las ideas independientes de una persona y es algo que tienes que tener en cuenta. Suelen seguir a las masas, y eso hay que aprovecharlo. Al fin y al cabo, un seguidor de 15 años es igual de válido que uno de 25, sólo que el de 15 interactuará más contigo que el de 25. Los nacidos en los 80 y principios de los 90 no le dais tanta importancia a Instagram como la generación Z.

"Los nacidos en los 80 y principios de los 90 utilizáis Instagram como si fuese Tuenti cuando los móviles no tenían ni cámara delantera por lo general"

Publicidad

¿Nos estás llamando viejos? Fuimos los pioneros de las redes sociales, deberíamos saber más que vosotros porque tenemos más experiencia
No estoy llamando nada a nadie. Simplemente digo que la gente más joven está 24/7 con el móvil, se está convirtiendo en algo bastante adictivo. Yo muchas veces cojo el teléfono para mirar la hora y acabo en Instagram o Twitter. Por lo general, vosotros utilizáis Instagram como si fuese Tuenti cuando los móviles no tenían ni cámara delantera, ¿sabes?

Sí, supongo… ¿cuáles son mis peores fotos?
Las peores con diferencia son las capturas de pantalla que subes. Quiero decir, un influencer nunca subiría una captura de algo, a menos que sea en la historia. Y veo que tienes casi 700 fotos subidas pero, sin ánimo de ofender, muchas de ellas sobran.

Vale, me olvido de las capturas, aunque realmente me representan. Esa por ejemplo me la mandó mi amiga Patricia un día borracha y me parece digna de compartir, pero todo sea por los likes. ¿Qué imágenes tendría que subir para petarlo?
Cualquier foto estaría bien siempre que fuera destinada al público que te sigue. Pero yo creo que deberías hacerte más fotos a ti misma, porque es tu Instagram personal, y lo que buscan tus seguidores es verte.

"Por lo general, a las nuevas generaciones le importan muy poco las ideas independientes de una persona y es algo que tienes que tener en cuenta. Suelen seguir a las masas, y eso hay que aprovecharlo"

Publicidad

El problema es que no me gusta mucho hacerme fotos que no parezcan un meme de algo, incluida de mí misma. ¿Cómo puedo entonces encontrar el equilibrio entre conservar mi personalidad y hacer un contenido de interés para potenciales followers?
Por muy superficial que suene, mucha gente le da más importancia a lo comercial que a lo personal. Lo ideal sería que sacaras tu lado más comercial, porque básicamente estás vendiendo tu "marca". Creo que tienes demasiadas fotos que sobran para una cuenta comercial.

¿Qué problema tiene esta foto, por ejemplo? Salgo yo
¿En serio una foto con un montón de bolsas de basura y los ojos cerrados fue la única que se te ocurrió sacarte en Roma, donde está geolocalizada?

Sí. Me pareció muy original en ese momento. Muy posmoderna. ¿Crees entonces que las selfies son la clave del éxito de Instagram?
Los selfies ya no son lo que eran, ahora la gente quiere ver algo más allá de una cara.

"Trabajar en una revista como VICE y vivir en Malasaña son dos factores de los que podrías sacar más partido"

¿Cómo que más allá de una cara?
El boom de los selfies se ha relajado, se nota sobre todo cuando abres el explorador de Instagram y ves que de las 10 fotos que hay, solo 1 o 2 son selfies. Esto es porque últimamente la gente da más importancia a la ropa, los complementos… que a las caras. Pero está bien subir alguno de vez en cuando.

¿Qué crees que podría explotar más en mi Instagram?
Trabajar en una revista como VICE y vivir en Malasaña son dos factores de los que podrías sacar más partido. Las paredes de tu barrio cambian prácticamente cada mes, con una foto en un muro bonito con un look bonito te subirían los likes.

Publicidad

En esta foto, por ejemplo, geolocalicé Malasaña. ¿No vale con eso?
¿Qué es esto? Esto se sube a las stories los días de sofá y palomitas, pero no como una foto normal…

Vale, entendido. Los costumbrismos, al Stories. Hablemos de periodicidad. Subo más o menos una foto cada dos semanas… ¿es demasiado poco?
Es muy poco. La gente necesita novedades. Yo muchas veces cuando no tengo fotos que subir me voy a una cafetería o una tienda y busco algún objeto o lo que sea, le hago una foto, la edito y la subo. Hay que mantener la constancia.

Pero eso es un poco mentira, ¿no? Quiero decir, es vivir algo sólo para contarlo, no contarlo porque lo estás viviendo
Claro que es mentira, porque por mucho que nos cueste admitirlo, a nadie le importa que te hayas pasado la semana enfermo en la cama. La gente necesita novedades tuyas, por muy irreales que sean. Como último recurso, puedes coger una foto de algo que te guste, un personaje, un libro o una película y subirla. Así los seguidores sabrán que sigues vivo y subirás contenido a tu Instagram.

"A nadie le importa que te hayas pasado la semana enfermo en la cama. La gente necesita novedades tuyas, por muy irreales que sean"

Si subes una foto que no alcanza el número de likes que te gustaría, ¿la borras?
Sí. Si no supera los 2000 likes, la borro.

Y yo con mis tristes 1000 seguidores, ¿con cuántos likes debería borrarlas?
Para saber cuando hay que borrar una foto debes saber más o menos la media de likes que reciben las publicaciones similares que has subido. Si la cifra es menor que la media, se borra.

Publicidad

"Las Stories se han convertido en algo súper importante, es como la gente ve tu día a día, te siente más cerca, más humana… e interaccionan más"

Hablemos de las Stories. Me encanta verlas, pero nunca se me ocurre hacerlas y si las hago, hago muchas seguidas
Las Stories se han convertido en algo súper importante, es como la gente ve tu día a día, te siente más cerca, más humana… e interaccionan más.

¿También tienen que tener una "línea editorial"?
Creo que no demasiado. Yo al menos en mis Stories soy muy yo. Quiero decir, lo mismo subo un vídeo cantando Lady Gaga en mi cama semi desnudo que yendo de fiesta a la embajada italiana. Lo único que te recomiendo es control. Haz que la gente vea sólo que lo que tú quieres enseñar.

¿Tienes un horario predeterminado para subir las fotos? ¿Hay que tener esto en cuenta?
Al tener una cantidad importante de seguidores fieles, da igual la hora en la subas una foto. Pero es mejor subirlas o a la hora de comer o la hora de cenar, que es cuando la gente está relajada y usa el móvil.

Sé sincero. Nunca podré ser una instagramer, ¿verdad?
Tienes potencial, pero no con esas fotos.

Puedes seguir a @sonofchanel en Instagram y en su blog