10 esenciales de la movida electrónica chilena actual
Ilustración por Pablo del Cielo.

10 esenciales de la movida electrónica chilena actual

Pía Sotomayor, productora de algunos de los mejores festivales del país, locutora de radio y DJ, nos hizo una selección de lo mejor del talento emergente en Chile.

Este artículo es presentado por Escudo

De clandestinidad y under sabemos bastante. Hace menos de cincuenta años que la cultura en Chile se vio bloqueada con la llegada de la dictadura, y cada rincón y momento se convirtieron en posibilidad de agruparse y formar comunidad. En el subsuelo de una ciudad que se rehúsa a recordar pero que no puede obviar las heridas aún frescas, la población se organiza para compartir, disfrutar y bailar.

Publicidad

Los sonidos se expanden, los responsables de ellos también. Santiago de Chile no ha perdido el tiempo en cuanto a la consistencia de su entrega musical, y desde los pasivos noventas— cuando creíamos que se era libre, la electrónica ha sido una opción de calidad para todos aquellos que quieren alejarse de la tradición del rock o la cátedra del folk como tal. Ahora no es necesario despegarse de ciertos géneros, porque podemos fusionarlos, mezclarlos, samplearlos.

Con motivo de la publicación del episodio de música electrónica en Chile de nuestra serie TrasEscena, y porque la tradición electrónica ya nos pertenece y los beats son parte de nuestro folclor, le pedimos a Pía Sotomayor a.k.a Kleine Pia, que nos recomendara algunos productores contemporáneos imperdibles para ella, que ha presentado en la mayoría de los clubes nocturnos de Santiago, sumado a fiestas en Nueva York, Buenos Aires, Lima, Colombia, CDMX, Tijuana, Londres y Melbourne.

La artista, socia y encargada de la producción en los festivales y ciclos Fauna, y voz emblema del destacado programa El Pinchadiscos de Radio Zero, lleva bastantes años experimentando con sintetizadores y máquinas de ritmo, pero este 2018 ya está trabajando codo a codo con Raw C para darle vida a un epé que vendrá a condensar toda la experiencia que la ha hecho abrazar el techno, el house y el experimental club. Trance seguro con una chica que ve la electrónica un poco más allá, entendiéndola como espacio de experimentación y cultura.

Publicidad

Andrea Paz

“Es ampliamente conocida como DJ y lleva muuuucho tiempo trabajando en su música, buscando un sonido que la represente, y por lo que sé, está pronta a mostrar un LP. Andrea no sólo es una DJ de mucho oficio que transita en el house, techno y acid, sino que también es un referente, porque ha sido una pieza clave en la construcción de la escena underground, siempre congregando, siempre aportando”, dice Sotomayor. Porque el trabajo de Andrea no sólo pasa por sus potentes y profundos sets, también va por la producción de espacios y eventos donde se pueda disfrutar de un buen viaje. Club Sauna es sólo uno de sus proyectos queridos, espacio con seis años de vida que hace alusión a la tendencia de la fiesta: harto sudor, harto calor.

Qasio

Tiene diez años activo, pero sigue estando en la cresta de la ola como si nada. Si de pequeño se conmovió con los sonidos ligados al funk o el hip hop, es su curiosidad la que lo empujó a los sonidos con los que hoy brilla. “Como DJ es uno de los más geniales que conozco porque tiene el oficio, el sonido, y su performance siempre está en función de un resultado efectivo”, nos cuenta Pía. Su energía no deja fiesta con cabeza cuerda, le queda bien abrir o cerrar porque no necesita más que su conexión con la pista de baile. “Como productor es correcto, y su estética es coherente a lo que le conocemos como DJ. ¡Debería sacar mucha más música que lo que muestra!”. Estamos con Pía.

Publicidad

Tomás Urquieta

Hoy está probando suerte en CDMX, pero es de Viña del Mar, junto a la playa. Es en Santiago donde cruza a lo experimental, siempre en clave críptica. Porque no todos los viajes son bailar —algunos son meditar mientras te desplazas levemente en tu lugar—, Tomás Urquieta hace política con su música. “Instintiva y eficiente”, en palabras de Kleine Pía. “Su sonido es un manifiesto muy propio y lo sitúa muy claramente en el mapa”.

Ochi

Hace recién un año que Ochi comenzó a liberar material en sus plataformas, y hace medio año que estrenó su corto debut titulado Luto. Son tres canciones que suenan a 100, porque el ambient logrado por Simone Corbalán es inmenso. No discrimina, y cada segundo aporta a su imaginario: un poco de trap, un poco de synth y mucho de deep. Tiene 20 años y una prometedora cartera de sonidos por delante. “Trabaja un sonido más house lo-fi, aunque también tiene ambient. Me gusta porque su trabajo se siente libre, porque es capaz de mostrar improvisaciones grabadas con un micrófono ambiente, y tracks de más de 20 minutos. Siento que interpreta muy bien un sonido”.

Raw C

Ni cinco años lleva como Raw C pero ya es un imprescindible. A comienzos de este año editó su tercer disco y lo hizo bajo el sello alemán NO, de AtomTM y Material Object. Sus canciones han recorrido jardines, infiernos, cielos, y ciudades, como es el caso de su último corte, donde las saturaciones y los ecos se roban el protagonismo. Una fusión santiaguina-berlinesa para destacar. “Es uno de los artistas más artistas que conozco. Nunca se lo ha devorado el personaje. Es talentoso, tiene formación de músico, trabaja tranquilo, constante, sin alumbrar. Se ha convertido en uno de los favorito de ATOM”, no por nada está en su sello.

Publicidad

Alex June

Gestora, productora, artista íntegra. Se fue a Francia a estudiar Bellas Artes y terminó rompiéndola en la música. Lo suyo es el pop sin pudor, aprovechando máquinas para darle su onda llamativa. Un poco de Ladytron, un poco de Bjork. Estampa de chilean pop que la hizo brillar en Europa. Si ya editó con Letonia Records, giró por el continente y hasta tocó en el festival Villette Sonique de París y Lollapalooza Chile, el resto de América Latina no debería dejarla pasar. “Es cantante lírica, produce su propia música y sus shows en vivo son una performance donde suena música electrónica y pop. Ella es demasiado carismática, se transforma, y juega al rol de la diva en el escenario, que le queda súper bien. Me gusta ver gente que todavía le ve importancia a la puesta en escena, y que tiene contacto visual con el público”.

White Sample

“White Sample no sólo es un productor genial, sino que también diseña sonido y crea imágenes sonoras que tienen que ver con lo secreto”, adelanta la también ex trabajadora radial y productora de festivales. Es híbrido, recorre el techno y el glitch sin cerrarse. Es un aplicado, estudió programación musical en París y tuvo residencia en el Ars Electronica Center de Austria. Un tejedor de experiencias graduado de la RBMA de Montréal hace dos años, cuya majestuosidad lo lleva a los circuitos análogos y sintes modulares para apoderarse de cada onda y vibración disponible. “Viene de la experimentación, y su aproximación a la pista de baile es reciente. Es conceptual, es prolijo y es original. Es un artista demasiado completo”.

Publicidad

Milenio Esquizo

“No es un artista, es un sello que edita en cassette, y que funciona como el soporte perfecto para su electrónica abstracta y noisy”, nos adelanta Pía sobre este proyecto que se define como responsables de difundir electrónica tercermundista con ediciones manufacturadas a mano en orden colectiva. “Son de Valparaíso, son muy jóvenes y hacen todo ellos con esa estética dark que siempre me ha llamado”. Si te gusta el ruido y una que otra alterante secuencia que active las ganas de quemar cosas y derrocar policías, este grupo de coleccionistas de ritmos y problemas eufóricos-psiquiátricos puede ser el paraíso para ti.

Futuro Fósil

Tips de Roman y Mad Antonia son sólo un dato de Futuro Fósil, un proyecto que tira a lo impredecible. “Es el proyecto solista de la Elisita Punto, de MKRNI. Es una exploración sonora, reverberante, intensa, que se manifiesta en improvisaciones en vivo donde uno no sabe hasta dónde va a llegar”. Sonidos electrónicos hechos con el corazón en la nueva faceta de una artista que recién comienza a sorprender con este gigante mundo interno que tiene para plasmar en sus máquinas.

Der Nautilus

“Son un dúo de DJs que en poco más de dos años, se ha hecho imprescindible en la escena chilena”. Son EL proyecto de la nueva escuela del mundo del techno; el nombre resalta en todas las raves como lo más esperado de la noche -o la mañana-. Porque aún cuando estén bien definidos en su estilo, tienen matices para regalar. Industrial, tenso, cinematográfico sin pudor. La cosa acá se trata de sentir ambientes minimalistas con mucho juego mental. “Su sonido representa a una generación raver que ama sus pasajes oscuros, ambientales, techno. Se han estado comprando algunas máquinas, así es que espero que muestren música pronto”.