FYI.

This story is over 5 years old.

machismo

A casi todas nos han manoseado como a Ariana Grande

Lamentablemente no hemos tenido que buscar demasiado lejos para encontrar testimonios.
Ariana Grande y el obispo Charles Ellis durante el funeral de Aretha Franklin. REUTERS/Mike Segar 

Ariana Grande fue manoseada por el obispo Charles Ellis en el funeral de Aretha Franklin. El hombre, bastante mayor que ella, la abraz√≥ por detr√°s tocando uno de sus senos. Ha pedido perd√≥n. S√≠. Pero el mundo entero la est√° apuntando con el dedo y la han tachado de ‚Äúguarra‚ÄĚ por haber ido vestida como iba a un entierro. Como si una mujer no pudiera ir vestida c√≥mo le diera la gana sin ser juzgada por ello.

Publicidad

La se√Īalan a ella cuando todos deber√≠amos preguntarnos por qu√© somos tantas las que hemos sufrido la misma situaci√≥n. Lo malo del tema es que no me ha costado nada encontrar testimonios de mujeres que han vivido situaciones tan inc√≥modas como las que vivi√≥ la cantante. Seguramente lo que quiz√°s ha hecho que el v√≠deo se haga tan viral es que todas hemos vivido situaciones en las que se han aprovechado de una posici√≥n de poder frente a nosotras con tocamientos o actitudes que dejan mucho que desear.

El profe de lengua nos sobaba las tetas

Era algo muy asqueroso y no era su √ļnica v√≠ctima. Recuerdo que nos hac√≠a quedar a despu√©s de clase justo antes del recreo. Todas √©ramos ni√Īas de 16-17 a√Īos. Dec√≠a que nos dar√≠a un repaso de an√°lisis sint√°ctica. Lo que hac√≠a era sobarnos las tetas como lo ha hecho el obispo con Ariana Grande. Nos dec√≠a que nos pusi√©ramos a su lado, en la tarima del profe. Nos hac√≠a analizar un par de frases y se pon√≠a junto a nosotros para corregirlas. Era entonces cuando atacaba. Por suerte le echaron y este fue uno de los motivos. Varias familias se quejaron de su actitud.

Ana, 30 a√Īos

Me tocó cuando bajaba del bus

Fue hace un a√Īo. Estaba de vacaciones en Roma con mi pareja y sus padres. Bajaba del bus cuando un hombre me toc√≥ todo el co√Īo pero adem√°s bien tocado. No s√© realmente c√≥mo lo hizo. Primero pens√© que hab√≠a sido sin querer, pero realmente me lo toc√≥ tan bien sobado que resulta imposible que fuera algo desintencionado. Me sent√≠ realmente mal por aquello, como sucia y asquerosa. Fue algo realmente desagradable.

Raquel, 28 a√Īos

Publicidad

Me metió su móvil en el escote en medio de un concierto

A m√≠ me ocurri√≥ una vez hace un par de a√Īos o tres que estaba con mi novio y algunos de sus colegas en un festival cuando uno de ellos, con el que estaba discutiendo sobre m√ļsica, me meti√≥ su m√≥vil en el escote. Me qued√© como Ariana Grande, avergonzad√≠sima (¬Ņen serio me ten√≠a que avergonzar yo de aquello mientras √©l se re√≠a?), me lo saqu√© inmediatamente, se lo tir√© y me qued√© mir√°ndole sin saber qu√© hacer hasta que me di la vuelta y me fui. Los dos hicimos como que no hab√≠a pasado nada durante el resto de la noche. Yo no se lo cont√© a mi novio por verg√ľenza (y otra vez la pregunta, ¬Ņen serio era yo la que ten√≠a que sentir verg√ľenza?) y nunca lo habl√© con el chaval. Y no me siento nada orgullosa de mi reacci√≥n, la verdad.

Ana Iris , 27 a√Īos

Me tocaron las tetas en el pasillo del metro

Fue en el pasillo de la Línea 5 del metro de Barcelona, justo en el momento que hay una curva y que no ves quien viene del otro lado. Era hora punta y estaba lleno de gente. En dirección contraria vino un hombre directo a tocarme las tetas. Se fue como si nada.

Eva, 22 a√Īos

Me dio las gracias toc√°ndome el culo

Estaba currando como azafata en un evento deportivo para sacarme algo de pasta extra. Ten√≠a unos 18 o 19 a√Īos y nos hac√≠an vestir blusa blanca y falda corta con unos taconazos. Mi trabajo era estar en la entrada y repartir los folletos a los asistentes. La gente me sonre√≠a y tal. Un hombre con traje y corbata para hacerse el machito delante de los otros me toc√≥ el culo como si fuera de su propiedad mientras me daba las gracias. Desde entonces no he vuelto a currar m√°s para aquella agencia.

Lidia, 29 a√Īos

Publicidad

Me manose√≥ el co√Īo en un festival

Me ha pasado mil veces, de estar de fiesta y que alguien me manosee. Pero la vez que fue m√°s heavy fue en un festival. Iba con una falda corta y estaba haciendo cola para pillar unas birras. Estaba esperando con una amiga en la barra cuando vino un chico por detr√°s y me puso literalmente el dedo en el co√Īo. Parec√≠a una especie de apuesta entre sus amigos. √Čl se fue triunfante mientras sus amigos se re√≠an y yo me qued√© echa un poema.

Ana M¬™, 32 a√Īos

Un segurata sobón

Estaba a punto de entrar en una discoteca. Había mucha cola para entrar porque un "segurata" te hacía abrir el bolso para ver si tenías algo de botellón dentro. Yo iba con un bolso que era enorme, la verdad. Cuando llegó mi turno el chico se excedió y al meter la mano dentro del bolso también tocó mis partes descaradamente. Aquello no podía quedar así. Empezó una pelea con uno de mis amigos, que me defendió y acabó con la ceja partida. Al cabo de una semana me enteré de que habían despedido al segurata.

Natalia, 28 a√Īos

Me pegaron un cachete en el culo cuando estaba tranquilamente en la playa

Estaba tomando el sol en la playa tan tranquila haciendo topless y solo en braguita brasile√Īa. Estaba tumbada hacia abajo y mi amiga hab√≠a ido a pegarse un ba√Īito. Un hombre se acerc√≥, yo la verdad es que tampoco le vi venir; No s√© si era un loco o un pervertido, pero me peg√≥ un cachete en el culo de aquellos que suenan sin que yo me pudiera defender. Desde entonces que me da como cosa estar sola en la toalla cuando estoy en la playa.

Sara, 27 a√Īos