Música

Alvva trae de vuelta la nostalgia de los 2000 con su nueva mixtape

La DJ ha creado una mixtape de R&B que te hará echar de menos tu adolescencia.
14.2.19
alvva música electrónica
Fotografías cortesía de Alvva por Raymond Rojas

Nada como el R&B dosmilero en un MP3 de pocos gigas sin imágenes a color que signifique pensar en otra persona para toda una generación de millennials que volvía a casa de sus padres, cualquier noche al amanecer, de vuelta de ninguna parte. Son sonidos y estados de ánimo que cristalizan una memoria adolescente, naif y romántica. Una nostalgia no culpable a la que poder recurrir en cuestión de segundos, cuando comienzan a sonar los primeros acordes sensuales para los afectos. Creas o no creas en el amor romántico, nunca hay guilty pleasure y Alvva lo sabe.

Publicidad

Esta DJ formada en lo que ya bien podríamos denominar la escuela de mujeres empoderadas a los platos del Dabadabba opera entre Barcelona, Donostia y Madrid de manera natural. La hemos visto formar parte de la noche a uno y otro, canalizando la energía del club, atenta siempre al set y compartiendo experiencias y saberes sin complejos. Además de su instinto y búsqueda incansable en torno a nuevos sonidos, forma parte de la iniciativa Beat for Us, buscando ampliar el número de mujeres tanto en la producción como en otros ámbitos musicales; ha colaborado en numerosas ocasiones con el colectivo Chica Gang y es sus sets podemos experimentar la creación de una atmósfera para un baile que pasa del kuduro y los tintes distorsionados a los edits con los que nunca soñaste. En este día de San Valentin crea un concepto narrativo alrededor de un puñado de canciones icónicas, recreando las sensaciones para una noche especial.

1550157194012-IMG_0935

VICE: Sextape… lo que necesitas para un perfecto San Valentín. ¿Cómo surge la idea? Háblanos un poco del proyecto.
Alvva: Es una idea que tenía macerando desde hace tiempo, pero digamos de una forma menos trabajada. Quería grabarme un mix de R&B de temas románticos y por circunstancias de la vida, me he visto con tiempo y con gente creativa a mi alrededor que han hecho que pudiese materializar el proyecto a otro nivel. Para esto, he contado con la ayuda de Carla Gal en la dirección de arte, Raymond Rojas en la fotografía y Will Blake en las grabaciones de estudio.

Descarté la opción de un simple upload y quise darle una vuelta más a esto, convirtiéndolo en una mixtape/sextape como las de antes. Quise darle un relato, una historia a la sextape, es por eso que el mix incluye unos cuantos interludios, donde va transcurriendo una historia, una cita de San Valentín.

Publicidad

Lo has publicado en formato físico, una casete. Háblanos de tus desventuras para hacerlo realidad…
Puf, he tenido las mil y una, pero recibí ayer las casetes y la verdad es que todo ha merecido la pena. La mayor complicación fue estar constantemente a contrarreloj en todo momento. Tanto que tras estar peleándome con varias empresas que me iban a fabricar la casete, conseguí un proveedor. ¿El problema que tuve cuál fue? Que llegaban a tiempo para el 14, pero no llegaban a tiempo para yo poder mandarlas antes a medios, prensa, artistas, otros DJ… ¿Y qué hicimos? Pues comprar casetes vírgenes, grabarlas una por una con una pletina, pintarlas, imprimir las carátulas, recortarlas, colocarlas, empaquetarlas… Vamos, una cadena de montaje es lo que he estado haciendo estas dos ultimas semanas [risas]. Pero estoy muy contenta con el resultado y el feedback.

¿Qué te aporta el formato físico?
La verdad es que siempre he sentido atracción por el formato físico. Consumo vinilos aunque no pincho con vinilos, pero si hay algún álbum, algún EP de algún productor o artista que realmente me gusta, no dudo en comprarlo. Supongo que es ese sentimiento de que nunca lo perderás, de que siempre estará contigo. Soy millennial y no he vivido estos formatos como mucha gente de mi entorno, pero entiendo y siento ese romanticismo por el formato físico.

En el caso de la sextape, creo que van por ahí los tiros. Ya que se trata de un mix elaborado, pensado, con un relato… Quería que fuese en formato físico.


MIRA:


La mixtape se centra en un sonido muy característico, el R&B de los 2000, algo elemental para nuestra generación. ¿Qué significa para ti esta música? ¿Qué te evoca?
Para mí es mi adolescencia, es volver a mi niñez y a su vez a diferentes momentos de mi vida. Me ha acompañado esta música desde que era niña y, si me pongo a pensar, sé de dónde viene. Desde aquella época hasta hace bien poco, he jugado al baloncesto. El baloncesto en Estados Unidos es parte de la cultura, al igual que la música, y en ese momento yo no paraba de ver vídeos de mixtapes de And1, highlights de jugadores, etc. En todos esos vídeos, solo ponían hip hop y R&B de cantantes de la época. Debía de ser alrededor de 2008 o 2009. Si un tema me flipaba, buscaba algún comentario en YouTube en el que dijesen el nombre del tema, muy friki.

Para mí fue una época muy romántica, muy sensual. Todos los cantantes o raperos tenían temas de R&B. Hablaban de amor, de sexo, de deseo… algunos más explícitos que otros aunque bueno, creo que hoy en día también se tocan estos temas, pero de otra manera y con otra estética. Es normal, van saliendo nuevos artistas y nuevas tendencias y se van transformando todos estos sentimientos en otras cosas.

Publicidad

¿Es cierto que trabajar en una obra como esta sirve de terapia?
A mí me ha servido y mucho. Es el primer proyecto que hago como Alvva y ha sido primero un ejercicio y luego un reto personal. Como terapia no lo sé, porque ha habido días que me quería tirar por la ventana. Pero sí que me ha servido y mucho para saber hasta dónde puedo llegar o que puedo materializar algo realmente aunque no lo haya hecho nunca. A veces no nos tiramos a la piscina por miedo o porque nunca lo hemos hecho y lo vemos como algo complicado, y no lo es, realmente. Todo depende de las ganas, la energía y el empeño que le pongas.

1550157267920-IMG_1234

Tanto por forma como por fondo y narrativa, no es habitual por aquí que un DJ se lance a hacer una mixtape que nos recuerde más a un álbum conceptual que a un mix al uso. ¿Crees que se limita la figura del DJ?
Creo que con este ejercicio que he hecho, confirmo que los DJ no somos productores, podemos trabajar y podemos crear proyectos relacionados con la música. El productor produce y lanza su música. El DJ tiene a mano toda la música del mundo para poder idear algo. Por lo tanto, tenemos limitada la figura del DJ, pero realmente no es así, creo que juntándote con gente creativa de otros campos y dándole a la cabeza, los DJ somos capaces de crear y mostrar proyectos interesantes.

Sueles comentar que la escena esta viviendo un momento emocionante. ¿Qué es lo que más te gusta?
Me encanta ver que haya tanta gente haciendo cosas, tanto DJ, como cantantes, como productores. Y cosas tan diferentes unas de otras que yo creo que no somos conscientes de que estamos en un país donde, desde el underground al mainstream, nos podemos encontrar mil cosas. Esto en otros países no pasa. Supongo que es porque España como tal, no tiene un sonido propio. Por ejemplo: en Reino Unido tienen UKG, UK funky, grime, dancehall, afrobeat, etc. España no tiene un sonido de club, no ha tenido microescenas donde haya nacido un género, por lo tanto hemos buscado fuentes de otros lados. Eso ha llevado a que te encuentres a gente haciendo de TODO. En España, puedes encontrar fiestas de todo tipo de géneros y DJ de todo tipo de géneros y eso es así, cosa que en otros países no pasa.

Publicidad

Por eso digo que estamos viviendo un momento emocionante, en el que cualquier productor puede colaborar con cualquier cantante, pueden conectar diferentes escenas y gentes. Empieza a haber una infraestructura para la gente que se quiere dedicar a la música, etc. Es un buen momento para la música en España, ¿no creéis? Yo creo que los próximos cinco años serán superemocionantes.

¿Cómo te planteas las noches, sueles adaptarte a cada ocasión?
Sí, sobre todo con quién voy a pinchar y dónde voy a pinchar. Es algo que tengo mucho en cuenta. Tengo mi discurso y tengo mi música, pero cada bolo cambia según donde estés y con quien estés. Más que guiarme, si tengo la opción de vivir el vibe de la fiesta en la que voy a pinchar, lo hago. No es lo mismo pinchar en Trill que en Fuego, aunque sean sesiones en la misma sala.

Siempre nombras muchos estilos de música periféricos o escenas alternativas que van emergiendo, ya sea el gqom, o el sello Príncipe Discos. ¿Qué escenas no nos podemos perder?
Ya que mencionáis la escena sudafricana y la portuguesa —que son indispensables— y por decir algo, básicamente os recomendaría todas las pequeñas escenas del Reino Unido, no sé, ved muchos vídeos de JustJam, en los que encontrareis tanto DJ como MC de diferentes estilos. Con esto tenéis para largo <3

¿Qué debe tener uno de estos estilos emergentes para que entre en un set de Alvva?
Es algo que me sucede, puedo escuchar muchas canciones de un estilo emergente, pero unas me transmiten más que otras, las visualizo en el club. Creo que eso es lo divertido de los DJ, que a un DJ le puede transmitir otras canciones que a mí no me transmiten y viceversa. Cada uno tenemos nuestros gustos y es eso lo que nos hace diferenciarnos entre nosotros supongo.

A todo esto, ¿un último deseo para este San Valentín?
Mucho amor y mucha música para todos.