12 horas de electrónica underground mexicana

Muchas de las cosas especiales que suceden en la CDMX vienen de la mano con la música.
HQ
fotografías de Hanna Quevedo
13.6.17

Al segundo día de haber llegado a la CDMX, después de haber vivido 8 años en San Francisco, un viejo amigo me invitó a una fiesta: el segundo aniversario de Ensamble. Cuando llegué, el lugar era oscuro y concurido. Era una fiesta producida adecuadamente y con buen sonido. Viniendo de una ciudad donde la cultura rave se extinguió y la música electrónica hacía años que no tenía presencia, sentí que acababa de entrar en mi propia fiesta de bienvenida a México.

Publicidad

Esa noche tocaron Siete Catorce, Paperworks, No Light, Wasted Fates y Pinch, a quien llevaba años escuchando y de pronto lo tenía frente a mi, tocando vinilos e intercambiando energía. Supe entonces que en Ensamble se preocupaban por mantener genuina la interacción entre artistas y su público, apostando por una comunión horizontal que genera una experiencia completa.

Meses después tuve la oportunidad de cubrir una sesión de grabación privada con la familia Ensamble. 12 horas de underground mexicano en Evil Solutions, el estudio de Santiago Rodríguez, donde se reunieron Índigo (Fundador de Ensamble), Trasto y Rodrigo (Alias 616), Leo Luna (fotógrafo de Ensamble), David (Turning Torso), Val Anzaldo (Editora en Jefe de Thump), Barbara Ruiz (co-fundadora de Ensamble), Rapha Martínez (co-fundador de Ensamble), Daniel (A-rp), Paulina (Nima Ikki), Alan (No Light), Camille Mandoki y Eduardo Montero (Paperworks).

Comenzamos un domingo por la mañana y nos despedimos por la noche. Risas, conversaciones, chelas, pruebas… todo se movía por partes pero como un todo. Me sentía privilegiada de poder estar ahí, presenciar como los artistas confluían, compartían y crecían juntos, representando a México.

A un año de la reunión, compartimos las postales visuales de aquel día para recordar a quienes dan pulso a la electrónica del país.