LGBTQ

El LGBTI+ está conquistando YouTube España

La plataforma se ha convertido en una herramienta pedagógica para youtubers queers.

por Amarna Miller
28 Junio 2017, 4:15am

Imagen vía Andy Asadaf

Madrid se está preparando. Los comercios del barrio de Chueca ultiman detalles y los vecinos rezan por poder dormir más de cuatro horas seguidas. Como todos los años, se esperan ríos de alcohol, música a toda pastilla y mucha —muchísima— juerga.

Empiezan las fiestas del Orgullo Gay y por si fuese poco, durante esta edición la capital española ha sido elegida para acoger el evento más grande del mundo a favor de la reivindicación de los derechos de las personas dentro del colectivo LGBTI+. La "World Pride Parade", una manifestación multitudinaria compuesta por 53 carrozas y más de tres millones de personas que colapsará las calles de la ciudad en su histórico recorrido de Atocha a la plaza de Colón.

Aunque la cara de la moneda más visible en los medios siempre representa la macro celebración, no podemos olvidar que este es un espacio para poner sobre la mesa los problemas del colectivo y dar visibilidad a las minorías oprimidas que necesitan un altavoz para clamar por sus derechos. Y este contexto, no puedo sino reflexionar sobre el activismo diario, ese que no acontece únicamente durante una semana en verano. ¿Qué medios se están utilizando para dar información y visibilidad a las minorías?


MIRA: De niña a mujer, las quinceañeras en España


Con esta idea en mente, una bombilla se enciende en mi cerebro cuando abro el ordenador y me meto en YouTube. Esta plataforma dedicada a compartir videos aloja a miles de creadores que suben contenido grabado por ellos mismos, desde videoblogs diarios a tutoriales. Son los youtubers, famosos de nueva generación con millones de seguidores conseguidos a base de esfuerzo y perseverancia. Si tengo que romper una lanza a favor de la plataforma, diría que ha permitido democratizar discursos. No importa tu género, tu raza, tu clase social ni tu edad. Da igual en qué punto del planeta te encuentres, solo tienes que conseguir una cámara y algunas personas a las que tu discurso les parezca importante. YouTube se convertirá en un altavoz nunca visto antes para dar alas a tus palabras.

Lógicamente esta libertad creativa permite descubrir discursos que cuestionen lo hegemónico y aquellos usuarios que no se sienten identificados con las representaciones clásicas cisgénero que las series de televisión y las películas mainstream nos ofrecen, encuentran aquí un lugar para aprender y abrir debate. Este entorno se ha convertido en un caldo de cultivo deliciosamente propicio para sacar a la palestra el activismo reivindicativo, lo cuál por supuesto incluye la lucha por los derechos LGBTI+.

De hecho, cada vez me parece más obvio que existe un claro movimiento de youtubers jóvenes, con un discurso muy potente y concienciados con la lucha del colectivo. Y yo me pregunto ¿Se está convirtiendo YouTube en un estandarte del movimiento queer?

Koala Rabioso, Naty Penadas y Tigrillo coordinan 'Spanish Queens', el primer canal de habla hispana con contenido LGBTI+. Hablan de teoría de género, feminismo, transexualidad...Siempre desde una perspectiva educativa y activista.

"En canales de habla inglesa este tipo de discurso está mucho más avanzado. Me dice Koala que "hay más libros publicados al respecto, más activistas hablando sobre ello, un lenguaje más asentado... Aquí todavía hay que profundizar en muchos debates. Yo me documento durante semanas para poder hacer un vídeo de cinco minutos que sintetice ideas complejas que puedan llegar al gran público".

"La sensación de cercanía que aporta la plataforma hace que muchos usuarios nos escriban contándonos sus problemas, pidiendo ayuda... Naturalizamos y normalizamos nuestra forma de vida" - Koala

"Hay cierta información que es muy complicada de acceder", concluye Naty, "por eso hacemos los videos, para comunicar. Es maravilloso encontrar a usuarios agradeciendo de que visibilicemos una pareja como la nuestra." "Exacto", dice Koala, "la sensación de cercanía que aporta la plataforma hace que muchos usuarios nos escriban contándonos sus problemas, pidiendo ayuda... Naturalizamos y normalizamos nuestra forma de vida".

Cuando les pregunto sobre el vacío informativo que creen que están ocupando, me contesta Koala que "cuando era pequeña jamás me sentí identificada con ningún personaje de ninguna serie ni película, o bien eras un niño y hacías tal cosa o eras una niña y hacías otra... Los roles de género estaban muy diferenciados y entendidos de forma muy binaria. Pero a medida que creces te das cuenta de que fuera de tu pueblo y de tu zona de confort existen otras cosas con las que si te sientes identificada. Es ahí donde surgen las ganas de compartir tu experiencia, para que otras personas no se sientan como tú te has sentido toda la vida. Olvidada. Con nuestros canales queremos decir en voz alta que existimos, creando un rincón donde toda la gente que no se siente representada pueda nutrirse de nuevos debates y discusiones".

Bolli Stuff lleva grabando vídeos desde el año 2011. Cuando le pregunto por su orientación sexual, se define diciendo que tiene el doble check de bollera desde los 14 años. Ahí es poco.

Creó su canal Todo el monte es orgasmo después de acabar la carrera de periodismo. "Nadie me contrataba. Buscaba desesperada justificar la inversión económica de mis padres y demostrar que sabía comunicar. Sobre todo lo primero. Me entretenía experimentando con el formato y el contenido sin buscar abanderar ningún movimiento... no era mi intención. Visibilicé sin pretenderlo porque para mí todo lo que contaba era natural y creo que esa fue la clave", me comenta. "El canal ha evolucionado conmigo, antes era más entretenimiento y ahora refleja mis inquietudes por comunicar. Mi recomendación para verlo sería: palomitas, pañuelos y dildos."

Creer que yo influyo sobre X personas y que esas X personas no influyen en mi es algo ridículo" - Bolli Stuff

Cuando le pregunto si se considera una referencia al haber naturalizado su sexualidad me dice que ella no entiende "el feedback como algo unidireccional, me parece muy soberbio. Creer que yo influyo sobre X personas y que esas X personas no influyen en mi es algo ridículo". Al contrario, ella considera que ha aprendido "muchísimo de la comunidad que se ha generado a mi alrededor y gracias a ellos puedo exponer mis contradicciones, rectificar errores y aprender de forma pública, así que en todo caso soy un resultado de sus propias referencias".

Por su parte, Andy Asadaf lleva apenas un año a la cabeza de su canal de YouTube, dedicado al activismo de temática feminista y LGBTI+: "Llegó un punto en el que vi que hacer activismo a través YouTube, siendo esta una plataforma en completo crecimiento, sería no solo innovador sino además necesario", me dice.

"Ya no tienes que buscar artículos en la red o meterte a redes sociales para informarte, puedes verte un vídeo y ¡tachán! ya te sabes toda la vida de Miguel Ángel o Camille Claudel. También lo vi como una forma de llegar a un público distinto, tal vez más joven y menos formado".

"Hay marcas que ponen dinero en YouTube que son superconservadoras, con rasgos homófobos o incluso racistas. Los creadores que somos diferentes nos hemos visto afectados" - Koala

"En los canales hegemónicos suelo percibir unos roles de género muy marcados. Chicos muy hombres, de los que no lloran mientras llaman nenazas a otros y chicas que siguen el prototipo de feminidad o en otros casos, reniegan completamente de él, pero siempre siguiendo un rol masculino o femenino. Nadie parece darse cuenta del daño que produce a la larga en los miles y millones de niños y niñas que lo ven, que crecerán con esas ideas y confiarán en sus ídolos hasta el punto de querer ser como ellos", me dice al preguntarle sobre como ve ella la representación de género en los medios convencionales.

"El género es algo político. Luego cada personita tiene su identidad, en mi caso no es que sea chica (no solo de género sino de identidad también) sino que mi identidad varía. No se los días exactos en los que me veré de forma distinta, momentos en los cuales me distingo como chico y me comporto realmente como tal hasta el punto de que gente ajena a mí me trate de chico por mi expresión de género. A veces pasa sin darme cuenta, siempre ha sido así y tengo la suerte de haberme dado cuenta y haberlo aceptado".

¿Es entonces YouTube el canal más adecuado para el activismo? Según Andy, "está claro que cuanto más se hable más lejos llegará nuestra voz. Si nos unimos y alzamos en contra de toda opresión y discriminación mientras a su vez desmontamos los tópicos que usan las personas LGBTfobas, acabaremos consiguiendo el cambio que se necesita".

Sin contar con la cantidad de personas que aprenden conceptos nuevos viendo los vídeos. "Me halaga mucho ver que jóvenes se ponen en pie y se atreven a alzar la voz por mí pero a su vez me da miedo que pueda cagarla en algo y ellos sean incapaces de verlo, idealizándome. Tendría que dedicar un vídeo a este tema".

"Si nos unimos y alzamos en contra de toda opresión y discriminación mientras a su vez desmontamos los tópicos que usan las personas LGBTfobas, acabaremos consiguiendo el cambio que se necesita" - Andy

Yaiza Redlights empezó en YouTube hace un año y medio con la intención de informar sobre juguetería erótica, pero se dio cuenta rápidamente de que una gran parte de sus usuarios tenían
muchos prejuicios y muy poca educación sexual. Por eso decidió empezar a grabar
vídeos que "desmitifiquen la sexualidad, creen conciencia, eliminen prejuicios y potencien
el amor propio."

En sus palabras, salir del armario en YouTube fue "curioso porque grabé un vídeo
contando que era bisexual, y también aclarando por qué nadie tendría que dar explicaciones sobre
su orientación sexual".

Yaiza defiende que no solo se trata de "naturalizar mi orientación, si no de liberar a mis subscriptores. Que conozcan la existencia de otras orientaciones sexuales e identidades de
género es un bien social". ¿Reacciones? "Me he encontrado de todo. Mucho
cariño y comprensión por un lado. Pero también bifobia y personas muy irrespetuosas".

Mel tiene 27 años y lleva creando contenido para la plataforma desde el 2013 a través de su canal, 'Focusing Vlogs'. "Los bisexuales seguimos aún en ese limbo ensombrecido por conceptos bifóbicos como 'heteroflexible', 'heteroconfuso', 'homoflexible', 'bicurioso' y demás términos que vienen a significar lo mismo: bisexualidad", me comenta.

"Cuando grabé un vídeo explicando mi orientación sexual me criticaron diciendo que lo hacía para llamar la atención. Pero en realidad, lo que busco es evitar que a las demás personas les pase como a mí, que he vivido hasta hace muy poco creyendo que era hetero 'con algún matiz'. Tenía interiorizado que no ser heterosexual era algo negativo, y como ya sabía que me gustaban los hombres pensé que estaría más segura en una etiqueta aceptada antes que reconocer que me pueden llegar a gustar personas de otros géneros. Muchos de mis seguidores me escribieron a raíz de ese vídeo dándome las gracias por ayudarles a aceptar y normalizar su bisexualidad como una orientación igual de válida y real que las demás".

"Los bisexuales seguimos aún en ese limbo ensombrecido por conceptos bifóbicos como 'heteroflexible', 'heteroconfuso', 'homoflexible', 'bicurioso' y demás términos que vienen a significar lo mismo: bisexualidad" - Mel

Pese a haberse convertido en un medio de difusión maravilloso para este tipo de contenido, YouTube también ha atravesado críticas y momentos polémicos. Por ejemplo, cuando en marzo de este mismo año decidieron bloquear todo el contenido LGBT+ de su plataforma mientras intentaban establecer un control parental.

Este "modo restringido" en teoría se encargaba de filtrar los vídeos no aptos para menores, pero en la práctica ha censurado material pedagógico que aportaba diversidad a la comunidad. Tras darse cuenta de su error, pidieron disculpas pero no eliminaron las restricciones.

"Yo creo que el problema que hay ahora mismo es que YouTube prioriza a los inversores más que a los creadores de contenido", me explica Koala, "y esas marcas que ponen dinero muchas veces son gente superconservadora, con rasgos homófobos o incluso racistas. Los creadores que somos diferentes nos hemos visto afectados. En 'Spanish Queens' censuraron prácticamente todos nuestros vídeos. Hace unas pocas semanas también nos bloquearon un vídeo que publicamos en el que Naty y yo salimos besándonos. Hay que preguntarse ¿Si este beso hubiese sucedido en una pareja heterosexual, se habría aplicado la restricción de edad?".

"YouTube es una empresa que vela por sus propios intereses económicos", apunta Bolli Stuff, "quienes lideran la visibilización son las personas que crean contenido pedagógico y de entretenimiento, su comunidad. Estos supuestos 'errores' para mí son anecdóticos, lo que sí es significativo es que se esfuercen tanto en poner normas que luego no se molestan en regular de forma tajante. El goteo constante de ataques homófobos, transfobos, machistas y xenófobos que tenemos que aguantar por parte de compañeros de plataforma y subscriptores me parece más preocupante. Mis vídeos fueron censurados, pero incluso mucho antes del control parental, pero como ya he dicho esa es la punta del iceberg. Raro es el día que no recibo un comentario de 'lesbiana de mierda'. Supongo que esa violencia no da tantos titulares".

Definitivamente estamos en una nueva era e internet se ha convertido a pasos agigantados en una de las principales fuentes de información de los jóvenes, y no tan jóvenes. Todavía no sabemos las implicaciones que esto conlleva y la batalla de opiniones que se libra constantemente en las redes nos hace ser cada vez más conscientes de que necesitamos nuevas voces que representen a una sociedad en constante evolución.

Más en VICE

Hablamos con el colectivo LGTB cristiano de Madrid

Así es la generación española más queer de la historia

Cárcel, psiquiátricos e indigencia: dos generaciones viviendo un infierno solo por ser LGBT en España