Publicidad
Sexo

Ahora en Pornhub puedes ver porno y salvar el planeta a la vez

Por cada persona que vea este video, PornHub donará dinero a una organización que limpia las playas y los mares de plástico.

por Tim Fraanje
30 Agosto 2019, 6:59am

Captura de pantalla vía YouTube

Mientras hago mis compras u otras tareas cotidianas, Boyan Slat, un inventor muy joven y visionario, está limpiando la "sopa de plástico" de nuestros mares con su proyecto Ocean Cleanup. A veces, cuando lo pienso, mi autoestima se reduce al tamaño de una gamba congelada. Me paralizo: yo también quiero ayudar, pero ¿cómo? No tengo un gran cerebro con el que resolver grandes problemas como Boyan.

Es por eso que muchos como yo hemos acogido positivamente la nueva iniciativa ecologista de PornHub. Hace unos años fuese noticia al anunciar que plantaría un árbol por cada 100 vídeos vistos en la plataforma. Esta vez, por cada visitante al vídeo porno The dirtiest porn ever , la compañía donará una cantidad de dinero aún por determinar a una organización benéfica que limpia los océanos.

En el vídeo en cuestión, lanzado con una versión teaser también en YouTube, ves a la superpareja porno LeoLulu realizar todas las gimnasias sexuales posibles en una playa llena de desechos mientras un puñado de personas con monos blancos limpian el escenario de plásticos, latas y envases.

Antes de ver el vídeo, era sinceramente escéptico al respecto. ¿Por qué alguien elegiría ver a las personas teniendo sexo en una playa contaminada si, con el mismo número de clics, pueden ver a las personas teniendo sexo en una piscina de agua cristalina?

Pero aún así, funciona: porque las estrellas de la película no son los cuerpos esculpidos de Leo y Lulu, sino los recolectores de basura, aunque permanezcan fuera de la pantalla la mayor parte del tiempo, ya que es con ellos que PornHub trabajará para limpiar los océanos y podemos estar seguros de que harán un buen trabajo. En los 11 minutos y 44 segundos cuando Leo y Lulu tienen relaciones sexuales aquí y allá, estos héroes anónimos, con inmensa discreción, recogen la suciedad. La pornografía estimula el apetito sexual, pero el hecho de que toda la playa se limpie mientras las estrellas porno hacen su trabajo ofrece una diversión agradable para el espectador.

Ver pornografía siempre me ha transmitido sensaciones agradables, y hasta ahora fue suficiente para mi enfocarme solo en el aspecto sexual. La idea de los centros de datos absorbe la energía que tienen en los sitios pornográficos, los datos personales que terminan quién sabe dónde , las sombras en la industria del porno y el bienestar físico y mental de muchos artistas podrían transformar la visión de un vídeo en una espiral de angustia.

Pero el único fluido corporal que puede fluir después de este vídeo son los mocos y las lágrimas, y lo único que puede hacer para recuperarse es mirar las cosas desde la perspectiva correcta.

El deseo de un mundo mejor también puede tener un lugar en el porno, y finalmente podemos dejar de escondernos. Así que dejadme en paz mientras miro el vídeo: solo estoy ayudando al planeta. ¡Y tú también deberías hacerlo!

Tagged:
pornhub
Cambio climático
actualidad
plástico