FYI.

This story is over 5 years old.

Salud

Esculturas de sonido para ver, escuchar y coger la música

Hablamos con la CEO de REIFY sobre el apocalipsis de la realidad aumentada, el grupo HEALTH y la sinestesia digital.
15 Julio 2015, 1:56pm

En las oficinas de REIFY en Brooklyn la música ha cobrado forma física. Al igual que los vinilos y cintas que les preceden, las esculturas de sonido impresas en 3D de la empresa transforman datos musicales en una realidad material. Sin embargo, los “tótems musicales” de REIFY superan a sus limitados (aunque preciados) predecesores gracias a sus diseños que dependen de cada experiencia, a sus superficies decididamente tridimensionales y a las visuales interactivas que les acompañan.

Allison Wood, CEO de REIFY y autoproclamada “mente musical”, ha estado trabajando duro para cumplir con los objetivos de su compañía y llegar a un punto proactivo, que se coadapte perfectamente a la cultura del streaming. "Nuestro objetivo es poder crear de forma colectiva un nuevo lenguaje visual para el sonido, que se base en la forma en que cada uno experimenta el sonido y no solo en sus atributos científicos”, me explica Wood mientras charlamos en su estudio en el barrio de Bushwick en Brooklyn. “Creo que hemos perdido la forma de experimentar el sonido con una percepción múltiple, así que lo que intentamos hacer es reimaginar dónde y cómo podemos restaurar esa cualidad física creando un puente entre lo mejor de lo analógico (el pasado) y lo mejor de lo digital (el presente), en la era de los dispositivos móviles”.

Allison Wood, CEO de REIFY y autoproclamada “mente musical”, ha estado trabajando duro para cumplir con los objetivos de su compañía y llegar a un punto proactivo, que se coadapte perfectamente a la cultura del streaming. "Nuestro objetivo es poder crear de forma colectiva un nuevo lenguaje visual para el sonido, que se base en la forma en que cada uno experimenta el sonido y no solo en los atributos científicos de este”, me explica Wood mientras charlamos en su estudio en el barrio de Bushwick en Brooklyn. “Creo que hemos perdido la forma de experimentar el sonido con una percepción múltiple, así que lo que intentamos hacer es reimaginar dónde y cómo podemos restaurar esa cualidad física creando un puente entre lo mejor de lo analógico (el pasado) y lo mejor de lo digital (el presente), en la era de los dispositivos móviles”.

Tal y como informan en su campaña de Kickstarter, la primera revelación pública de esta reimaginación de REIFY será con el grupo de noise rock de Los Ángeles HEALTH, que este mes publicará su nuevo single “Dark Enough” de su próximo LP Death Magic (Loma Vista) a través del tótem de REIFY y ofreciendo una experiencia de realidad aumentada presentada con la aplicación Stylus.

El tótem "Dark Enough" resulta de varias influencias sobre su diseño: datos de audio de la pista de Health, la aportación creativa especializada de Wood, el método de impresión de REIFY —que supone mayores riesgos y, bastante a menudo, resultados preciosos— y la propia “experiencia” que la banda obtiene de su sonido. Tras producir un prototipo básico para la canción, REIFY se reunió con el grupo para revisar la escultura, intercambiando ideas en lo que Wood considera "el lenguaje del sonido en su forma física". Este desarrollo lingüista, comparable a cualquier otra terminología adaptada a un nuevo desarrollo tecnológico, también es algo que ha estado acompañando a su trabajo. "No se trata solo de la forma de onda o de su amplitud, sino que hay que cuestionarse ¿cuál es el contorno de un sonido? ¿Cuál es la densidad de un sonido? ¿Cómo de denso es un elemento repetitivo en una escultura? ¿Se repiten las cosas? ¿Es asimétrico? ¿Es simétrico?"

Wood señala el tótem “Dark Enough” que tenemos delante. “En el caso de ‘Dark Enough’, creo que el ruido y la textura del audio fueron unos componentes muy importantes que mapeamos y guardamos en nuestro software”, explica. “El audio tenía que mapearse sobre la textura del objeto. Puedes ver cómo las crestas aumentan, se hacen más dentadas y pronunciadas” señala. "Y esa era una forma importante de visualizar este audio y sentir cómo esta forma realmente está captando lo que sucede aquí”.

Wood coge su iPhone y abre la aplicación Stylus. "Creo que parte de esta experiencia es crear una sinestesia digital: utilizando la tecnología para conectar con nuestros sentidos. Con REIFY, la cuestión era si podíamos crear auténticas experiencias sinestésicas digitales".

El aspecto de realidad aumentada de “Dark Enough" se desarrolló principalmente a través de programas de videojuegos, y luego se mapeó sobre el mundo físico con composición a tiempo real. "No quiero hacerte salir de la realidad: quiero mejorarla. Es como mirar a través de un espejo", explica Wood. “[...] Estamos construyendo las visuales mapeadas sobre el objeto de forma que sean interactivas y haya un elemento de descubrimiento. Así que mi experiencia es diferente de tu experiencia, pero podemos comentarlas y volver atrás y disfrutar de una experiencia diferente y ver cosas diferentes y navegar a través de las visuales de forma diferente".

Wood y Health, construyendo las visuales para "Dark Enough".

"A la gente le gusta personalizar y tener su propia experiencia y poder llevar eso a la música es algo alucinante”.

Apunta a la pantalla de la silenciosa escultura y se disculpa: “Estamos todavía en la versión beta”, pero la pantalla duda solo por un instante antes de cobrar vida. Cuando el oscuro sonido de sintetizadores de “Dark Enough” empieza a escucharse en la sala de techos altos, un mundo posapocalíptico empieza a construirse y derrumbarse al mismo nivel alrededor de la torre desigual del tótem. Wood nos demuestra las diferentes características de la aplicación: “Construimos una función de ‘pausa’ para poder pausarla y ver qué está pasando aquí [...] Puedes ver cómo hay unos drones que también te pueden ayudar a destruir la ciudad”. Se acerca a las visuales y envía un dron a la zona de batalla. “Hay una vaga narrativa en la canción, pero sobre todo se trata de que explores y disfrutes de tu propia experiencia con lo que hay ahí”.

REIFY espera también poder crear una base de datos de aportación colectiva que pueda ayudar a crear un nuevo lenguaje visual para el sonido. "Queremos construir un servicio de nube lo suficientemente amplio para poder almacenar todos estos datos", dice Wood. “Creo que es emocionante pensar si podría haber una experiencia humana de sonido en la que todos podamos coincidir, y si no la hay, ¿cuáles son las tendencias que podrían surgir? ¿Hay algo que haga que una cosa sea de un género determinado? Quizás algún día podamos observar un tótem y decir ‘oh eso es hip-hop’ o ‘oh eso tiene que ser rock porque es asimétrico', o cualquier otro atributo podría asociarse con un tipo de sonido".

"Y creo que es realmente alucinante que la tecnología esté en un punto donde podamos hacer todo esto", añade. "No es solo ciencia ficción: nos llevará tiempo, y necesitaremos un montón de datos, pero es posible".

Yacht disfrutando del tótem "Dark Enough" y la aplicación Stylus. 

Visita la página de Kickstarter de REIFY para ver lo que te puedes llevar a cambio de una aportación y visita su página web para más información.

Traducción de Rosa Gregori.

Artículos relacionados:

Artistas convierten canciones en esculturas impresas en 3D

Estas postales sonoras 3D dan un nuevo significado al sonido envolvente