Música a través de los ojos

FYI.

This story is over 5 years old.

Música a través de los ojos

Tus ojos también escuchan.

No hay nada como un buen set de tu DJ favorito, pero hay ocasiones que los mejores beats no te terminan por llenar. Le falta algo a tu noche para que sea memorable por el resto de tus días. Esto se debe a que no hay información visual durante el set, claro hay situaciones en las que no necesitas ni una sola luz para disfrutar de la noche, pero unos visuales o un show de luces nunca hace daño.

Con el crecimiento exponencial de la escena electrónica se ha logrado llevar al espectador a nuevos mundos visuales en compañía de su música favorita en vivo. Están desde los DJs que solo ponen su logo en pantallas y están los que te llevan hologramas en 4K a tu venue favorito. Es por eso que hay que mencionar a los mejores shows audiovisuales que se han creado hasta el momento o que en mi opinión han trascendido de alguna forma, porque el esfuerzo por estos artistas va más allá de crear buena música.

Publicidad

Empecemos con el polémico Skrillex. ¿Se acuerdan del alien que bailaba al unísono de Skrillex? ¿Qué mejor manera que escuchar dubstep que de las manos de uno de sus creadores alienígenas? Si la música de Sonny es mala o es buena, no importa, pero tengan algo por seguro, es uno de los pocos que sabe dar un buen show. En ocasiones no invita a su hermano del área 51, pero sí toma prestada su nave y la lleva consigo de tour.

Uno de los productores que siempre tiene algo que decir, no podía dejarte ir de su show sin que te quedaras hablando de él. deadmau5 es uno de los pocos que deja todo en el escenario, acompañado de sus robots, su cubo o una simple máscara de LEDs es un show que recordarás por siempre.

Un mundo glitcheante y pixealeado no podía estar mejor acompañado que por los frescos tracks de Porter Robinson. Él nos ha dado mucho de que hablar con su último álbum, pero cuando llevó la experiencia a un tour audiovisual superó todas las expectativas. Por más simple que parezca el solo contar con una pantalla y con ella transportarte a otros mundos con ayuda de su música es algo que muchos desearíamos vivir.

Una de las agrupaciones más importantes para la música electrónica, tanto que se les conoce como los padres de ella; no se podían quedar atrás. Con trajes que parecen haber salido de Tron y visuales en 3D Kraftwerk es un show que por nada del mundo te puedes perder si pasa por tu ciudad. Desafortunadamente llega a volverse un poco repetitivo y tedioso, pero el deleite visual nadie te lo quita.

Publicidad

Es impresionante a donde te puede llevar un simple cilindro con luces que bailan al ritmo de la música. The Chemical Brothers y su show para su álbum, Further, nos llevaron a un viaje oscuro, pero sin duda alguna muy divertido. Tal vez ya no te toque experimentar algo igual, pero estoy muy seguro que este dúo nos sorprenderá de nuevo muy pronto.

Eric Prydz también se encargará de que cada vez de que salgas de uno de sus shows salgas con un éxtasis visual inigualable. Entre estas experiencias te puedes encontrar con un ataque masivo de lasers o bien podrás disfrutar de hologramas en 4K.

En esta lista no podían faltar los robots favoritos de todos, ya que a pesar de que está pirámide tenga ocho años de haber sido guardada en los corazones de todos. Sigue siendo uno de los mejores shows que mis ojos han visto y lo mejor de todo es que sigue tan vigente como el primer día que vio la luz.

Amon Tobin llega a lo mejor de esta lista, ya que no solo crea un mundo totalmente inimaginable, si no que es uno de los que más interacción tiene con el público a pesar de que nunca ves quien esta detrás de esta instalación más que por dos minutos al final de la presentación. Un show vanguardista visualmente sino que al igual en el aspecto tecnológico, ya que ciertos visuales son producidos en vivo por Amon gracias a cámaras 3D y sensores que detectan sus movimientos, los cuales producen nuevos sonidos y gráficos.

En un momento en el que nos preguntamos en el porqué empezamos a darle la espalda a los demás para ver a alguien mover las manos durante dos horas, un rayito de sol alumbra los mejores escenarios. En otros casos abstenerse de estar viendo al escenario y mejor ponte a bailar con tu compañero de a un lado.