FYI.

This story is over 5 years old.

​Odds N Ends: música entre camaradas

Como un grupo de amigos que se reencuentran después de muchos años, los integrantes de Odds N Ends volvieron a coincidir en este pedacito de la vida con un solo objetivo: la buena música.
Los Odds N Ends en plena acción. Archivo Odds N Ends

En esta serie quisimos dibujar el mapa sonoro de nuestro país a punta de colectivos de personas activas, que están uniendo talentos para agrandar la escena local.

A pesar de que su nombre traduzca 'retazos', este colectivo bien podría llamarse reencuentro, porque esa es básicamente su historia. O al menos eso es lo que me cuenta Jorge Rocha, una de las cabezas del coletivo: "éramos un grupo de amigos de toda la vida que en diferentes momentos se fueron a vivir a diferentes lugares del mundo, y volvimos a coincidir en Bogotá a comienzos de 2013".¿La idea básica? Montar una plataforma, una herramienta que les permitiera reunir y compartir la música que durante todos estos años, y desde varios puntos en el globo, venían coleccionando todos sus integrantes, como una pasión compartida desde hacía años. Una vez creado esto, le apuntaron a diseñar experiencias dentro de la ciudad, donde los protagonistas fueran la música y el arte. Por esto es que DJs, diseñadores gráficos, artistas visuales y fotógrafos trabajan constantemente en el colectivo, dándole forma a ideas venidas directamente de Berlín, Barcelona y Buenos Aires, aterrizándolas en suelo colombiano.

Publicidad

"La principal propuesta de Odds N Ends se basa en alimentar y nutrir la mente, el cuerpo y el alma del bailarín anónimo o amigo", enuncia este colectivo en su página de Facebook, que se proyecta como una propuesta fresca dentro del entramado de la escena bogotana, una propuesta hecha a punta de pulso, de una cuidadosa selección musical y de pasión por lo que hacen.

Aún les queda un largo camino por recorrer. Dentro de las proyecciones a futuro, está seguir haciendo eventos en las principales ciudades del país y que su música cruce el charco, para seguir conectando gente alrededor del mundo. Hablamos con Jorge Rocha, integrante del colectivo, acerca del baile, del término 'envolvimiento' y de la guapachosidad colombiana.

¿Qué ha sido lo mejor y lo peor de estar en Odds N' Ends?

La experiencia ha sido enriquecedora por dónde se le mire, porque se comprueba que con ganas y con pasión las cosas dan siempre un resultado positivo. Aparte de eso, el saber que la gente puede vivir momentos especiales influenciados por la música que seleccionamos es algo muy satisfactorio.

Lo mejor siempre ha sido y será ver a la gente bailar y escuchar con atención lo que hacemos. También ha sido muy valioso conocer gente interesante y entregada a la escena. Lo peor son los guayabos, y las personas que te piden canciones en la mitad de un set.

Yo también me emputaría si me piden una canción en mitad de un set. ¿Cómo han diseñado su sonido durante estos dos años? Es decir, ¿A qué sonaban antes y a qué suenan ahora?

Publicidad

Odds N Ends siempre se ha caracterizado por crear atmosferas viajeras. La idea es inducir a la gente en un mood en el que la relajación, la atención y la exaltación estén presentes. Antes sonábamos igual que hoy. Claramente hemos avanzado a nivel técnico y de programación, pero la idea inicial de envolvimiento está intacta.

Esa palabra es ambiciosa. ¿Creen que es esa sensación de envolvimiento lo que le aportan a la escena nacional?
Son muchas más cosas. La escena nacional cada vez crece más, Colombia está pasando por un momento especial que permite la diversidad de sonidos y sin duda la popularidad de la música electrónica ha crecido muchísimo en los últimos años.

Odds N Ends aporta identidad, criterio y mucha diversión. Nuestro valor agregado como colectivo es que no somos solo un par de DJs, somos un grupo de amigos con diferentes profesiones y actividades que apuntan a un mismo norte. Artistas plásticos, artistas visuales, productores musicales, periodistas y gente con hambre de crear en pro de la cultura.

En el camino hacia ese norte me imagino que se han generado una concepción del momento que estamos viviendo en el país al respecto. ¿Cómo la definirían en una palabra?

Resurgimiento.

Archivo de Odds N Ends.

Si los integrantes de su colectivo han vivido en otros países, deben tener un sinnúmero de referentes y gente que aprendieron a admirar estando allá. ¿Alguno que quieras mencionar en especial?

Uno de nuestros mayores referentes a nivel musical es un sello creado en Hamburgo hace 10 años llamado Smallville Records. Este sello ha sido inspiración para nosotros no solo por la calidad de la música que editan, sino también por esa aproximación juguetona hacia el arte, que ha permitido crear una identidad clara y un mensaje que trasciende los lugares comunes.

Publicidad

Hablan de Hamburgo, vienen de Barcelona, Buenos Aires, Berlín… Si hacen un paralelo entre lo que vivieron por fuera y lo que están viviendo acá, ¿el desarrollo de las escenas son comparables?

Hay un proceso de culturización que ha comenzado acá en Colombia, pero compararnos con la escena europea no tiene mucho sentido porque hay condiciones de todo tipo que influencian para que seamos muy diferentes. Colombia es un país tropical, la gente es cálida y "guapachosa" y no hay que apuntarle a Europa, simplemente hay que generar una identidad, y saber explotarla y transmitirla. Lo que sí es importante es ir más allá de la fiesta, hay que ponerle seriedad y dedicación para así abrir más puertas que permitan un avance en concreto que realmente genere una escena.

***

Pilla otros colectivos de la geografía nacional acá.

Puedes seguir todo lo que hace Odds and Ends acá, y soplarle colectivos de la tierrita a Nathalia por Twitter.