FYI.

This story is over 5 years old.

Romizva, noise y footwork mexicano desde Dubai

Música para escapar y ser feliz.
22.4.16

Existen 2 universos dentro la mayoría de los géneros musicales, aparentemente incompatibles y antagónicos: el mainstream y el volátil underground. El primero, como todos sabemos se exhibe públicamente de manera desenfadada, pretende llegar al mayor número de oídos posibles y venderse, casi siempre, al mejor postor. Lograr vivir de lo que hace y brillar a como de lugar, es su principal móvil. Por otro lado el underground (a veces sinónimo de clandestino), es un poquito más sofisticado o eso pretende hacernos creer, no le interesa si son muchas o pocas las personas que escuchen su música, porque él sabe o cree, que su música no es apta para el resto del público. Se presume indulgente con esas ordinarias personas incapaces de apreciar sus abstractas creaciones, y así va por la vida, caminando por la sombrita, por la oscuridad. Un lugar donde se distingue por su extravagancia, originalidad o valentía al explorar terrenos impensables, culturalmente estigmatizados o simplemente desconocidos por el resto. Una de mis definiciones favoritas dice del underground que es "todo aquello que se desarrolla bajo la tierra. Pero también aquello otro que está oculto a los ojos de la mayoría, esos grupos musicales, una cultura seminal que crece, como las raíces de una planta, oculta a todos los que realmente no quieren verla. No está escondida, simplemente es tan minoritaria en su origen que nadie parece poder verla". Y es que también hay quien no tiene prisa por ser visto.

Publicidad

Lo que tienen en común estas dos vertientes, es que a final de cuentas, todo el mundo publica su trabajo, lo promueven según sus propios y oscuros intereses, con la firme intención de lograr algo, lo que sea pero esos sí, ad hoc a sus principios y creencias. Son como dos líneas paralelas que de vez en cuando convergen. Y aunque quizás, les resulte difícil de aceptar, la mayoría presenta sus creaciones, como quien presenta una ofrenda a un monstruo, en este caso, "el monstruo de los mil culos" que es como Samuel Beckett definiría al público hace ya más de 50 años.

Considero necesario recalcar estas características porque la productora con la que tuve el honor de convivir hace unas semanas, es una disidente de estas dos fórmulas casi axiomáticas en nuestra era y aunque ya de tanto que nos la han querido vender, quizás nos resulte difícil de creer. Romizva es de esas pocas personas que hacen música por el simple hecho de que es lo único que la hace sentir realmente vivas, en donde tiene la libertad de hacer lo que se le antoja, no esperara nada a cambio. Está convencida de que jamás podría vivir de esto, y lo toma con una resignación y paz, que pocas personas logran tener en su vida.

Romi se introdujo en el mundo de la música electrónica desde los 14, cuando se hizo asidua a los raves de psychedelic-trance que hasta la fecha siguen sucediendo a las afueras de la ciudad. En un cerrar de ojos, pasó de bailar a crear; o más bien a bailar y crear. A eso de los 17, tras casi un lustro de extáticas fiestas de D&B y Jungle en la Ciudad de México, terminó sucumbiendo ante tales percusiones y su dinámico tempo, comenzó a intentar reproducirlo, en un principio de manera autónoma y después de forma más seria, tomando cursos, viendo tutoriales y el resto. En algún punto de esta época intentó mudarse a Inglaterra como toda una romántica empedernida del género, lamentablemente dicha empresa falló.

Existen 2 universos dentro la mayoría de los géneros musicales, aparentemente incompatibles y antagónicos: el mainstream y el volátil underground. El primero, como todos sabemos se exhibe públicamente de manera desenfadada, pretende llegar al mayor número de oídos posibles y venderse, casi siempre, al mejor postor. Lograr vivir de lo que hace y brillar a como de lugar, es su principal móvil. Por otro lado el underground (a veces sinónimo de clandestino), es un poquito más sofisticado o eso pretende hacernos creer, no le interesa si son muchas o pocas las personas que escuchen su música, porque él sabe o cree, que su música no es apta para el resto del público. Se presume indulgente con esas ordinarias personas incapaces de apreciar sus abstractas creaciones, y así va por la vida, caminando por la sombrita, por la oscuridad. Un lugar donde se distingue por su extravagancia, originalidad o valentía al explorar terrenos impensables, culturalmente estigmatizados o simplemente desconocidos por el resto. Una de mis definiciones favoritas dice del underground que es "todo aquello que se desarrolla bajo la tierra. Pero también aquello otro que está oculto a los ojos de la mayoría, esos grupos musicales, una cultura seminal que crece, como las raíces de una planta, oculta a todos los que realmente no quieren verla. No está escondida, simplemente es tan minoritaria en su origen que nadie parece poder verla". Y es que también hay quien no tiene prisa por ser visto.

Lo que tienen en común estas dos vertientes, es que a final de cuentas, todo el mundo publica su trabajo, lo promueven según sus propios y oscuros intereses, con la firme intención de lograr algo, lo que sea pero esos sí, ad hoc a sus principios y creencias. Son como dos líneas paralelas que de vez en cuando convergen. Y aunque quizás, les resulte difícil de aceptar, la mayoría presenta sus creaciones, como quien presenta una ofrenda a un monstruo, en este caso, "el monstruo de los mil culos" que es como Samuel Beckett definiría al público hace ya más de 50 años.

Considero necesario recalcar estas características porque la productora con la que tuve el honor de convivir hace unas semanas, es una disidente de estas dos fórmulas casi axiomáticas en nuestra era y aunque ya de tanto que nos la han querido vender, quizás nos resulte difícil de creer. Romizva es de esas pocas personas que hacen música por el simple hecho de que es lo único que la hace sentir realmente vivas, en donde tiene la libertad de hacer lo que se le antoja, no esperara nada a cambio. Está convencida de que jamás podría vivir de esto, y lo toma con una resignación y paz, que pocas personas logran tener en su vida.

Romi se introdujo en el mundo de la música electrónica desde los 14, cuando se hizo asidua a los raves de psychedelic-trance que hasta la fecha siguen sucediendo a las afueras de la ciudad. En un cerrar de ojos, pasó de bailar a crear; o más bien a bailar y crear. A eso de los 17, tras casi un lustro de extáticas fiestas de D&B y Jungle en la Ciudad de México, terminó sucumbiendo ante tales percusiones y su dinámico tempo, comenzó a intentar reproducirlo, en un principio de manera autónoma y después de forma más seria, tomando cursos, viendo tutoriales y el resto. En algún punto de esta época intentó mudarse a Inglaterra como toda una romántica empedernida del género, lamentablemente dicha empresa falló.

Ha pasado de producir desde sus comienzos drum & bass, cumbia, jungle y moombahton; hasta el día de hoy que hace una especie de idm rudimentario, un noise envolvente y una especie de footwork soporífero que hipnotizará a más de uno. Asegura que no le ha ido muy bien cuando toca en vivo, pero aún así le encantaría tocar más.

A continuación unas cuantas preguntas que buscan complementar sus procesos y experiencia como productora y DJ hasta la actualidad:

THUMP: Cuéntame un poquito más acerca de tu proceso musical. Al escuchar detenidamente tu música, me encontré con muchas grabaciones de campo y sampleos, ¿de dónde provienen?

Romizva: Cuando empiezo a hacer un track, siempre tengo una idea en la cabeza, el resultado siempre es algo completamente distinto, ¡no sé por qué!, siempre me pasa lo mismo, nunca se cuándo terminar, me gusta experimentar con sonidos y manipularlos al extremo.

A veces de tanto escuchar lo mismo me aburro y lo borro, por eso he perdido muchas cosas que he hecho (risas), ahora solamente las guardo y después las abro para escuchar y saber que más podría arreglarle. Tengo una grabadora TASCAM que es la que uso para grabar cosas de la vida diaria, también utilizo muchos sampleos de videos o películas que tomo de internet.

Esos sonidos que grabo los uso en mis tracks, algunos son muy obvios, otros están totalmente de- construidos por procesamientos de sonido, efectos, etc.

¿Qué pedo con Dubái? ¿Cómo es la fiesta allí? y cuéntame un poquito más acerca de tu experiencia tocando en ese planeta.

Dubái, Dubái, Dubái.... Yo toque un par de veces en un club, en el que tuve que llevar mis propias tornas porque allí no tenían y después de tocar breaks, jungle y drum and bass me pidieron que si para la próxima podía tocar algo más comercial, como house o Rihanna y cosas así (risas). Obviamente no regrese jamás. Dubái es un desierto que de la nada se convirtió en una súper ciudad, está creciendo todos los días y por consiguiente muchas cosas están súper avanzadas y otras no, desde mi punto de vista. Por ende el arte en Dubái está en vías de desarrollo, en general la fiesta siempre es muy comercial, gente que no va por la música si no por el desmadre, en Dubái no hay público que demande buena música, por lo que solo hay cosas horribles. Aunque no voy a negar que en los últimos años ha habido gente y plataformas que están haciendo cosas más "underground" y "arriesgadas", intentando promover la música que esta fuera de la burbuja superficial y banal en Dubái.

¿Consideras que hay desigualdad de género en el ámbito musical? ¿En qué aspectos?

Me da risa que siempre le hacen esta pregunta a las chicas. Si creo que hay desigualdad en muchas profesiones y sectores de nuestra sociedad, sin embargo no es motivo para navegar con bandera de víctimas, creo que cuando alguien es bueno y merece la pena ser escuchado no importa si es hombre o es mujer, la onda es hacer y ya.

Recomiéndame algunxs productorxs interesantes que estés escuchando actualmente.

La verdad es que me gusta mucho escuchar música nueva todos los días, soundcloud es mi app favorita por que escucho tracks nuevos siempre. Me gusta mucho ahora Triangle Records, Warp, Ninja Tune, Dream Catalogue, Exit Records, Unspeakable Records, Halcyon Veil, Hospital, Playaz, Metalheadz y miles más.

Tu actitud respecto a las redes sociales y la promoción es muy peculiar ¿tienes algún propósito claro al estar haciendo música? ¿A dónde te latería llegar?

Yo hago música porque es mi forma de escapar del mundo, como podría ser pintar, escribir, leer, bailar, yo que sé.... me divierte y me hace feliz, me hace imaginar y me hace mantenerme creativa. Yo solo quiero hacer música para estar feliz.

¿Qué te gustaría que sucediera con ROMIZVA a tu regreso al país?

Pff... ¡No tengo ni idea! Quisiera primero conocer más música que se está haciendo en México porque la verdad después de 7 años de estar viviendo en Dubai ando algo desconectada, después ya veremos...

Actualmente Romizva rebasa los 25 años de edad, y aunque es mexicana, lleva más de 7 años fuera de su país. Su trabajo le exige viajar casi todo el tiempo, lo cual la mantiene casi siempre fulminada y sin energía. Sus escasos ratos libres, con mucho ánimo e ilusión, los consume produciendo música electrónica de corte experimental (es así como a ella le gusta definirla). No tiene Facebook personal ni mucho menos una página para fines promocionales, tampoco twitter y hasta hace poco abrió una cuenta de Instagram que tiene más bien olvidada. Es todo un caso, ya que abrió soundcloud, sólo para tener un lugar en donde publicar todo el trabajo que hacía y que el mismo no terminara en su papelera. De una forma más bien lenta se ha hecho de algunos fans, como yo, pero esta herramienta le ha servido para entrar en contacto con gente de todo el mundo.

Actualmente ha lanzado material a través de Unspeakable Records, una disquera de Los Ángeles encargada de publicar el trabajo de productoras de todo el mundo; está abierta a cualquier tipo de colaboraciones y entre sus planes a mediano plazo esta volver a la ciudad que no la vio crecer.

Conéctate con Romiza en: Twitter // Soundcloud

Ha pasado de producir desde sus comienzos drum & bass, cumbia, jungle y moombahton; hasta el día de hoy que hace una especie de idm rudimentario, un noise envolvente y una especie de footwork soporífero que hipnotizará a más de uno. Asegura que no le ha ido muy bien cuando toca en vivo, pero aún así le encantaría tocar más.

Existen 2 universos dentro la mayoría de los géneros musicales, aparentemente incompatibles y antagónicos: el mainstream y el volátil underground. El primero, como todos sabemos se exhibe públicamente de manera desenfadada, pretende llegar al mayor número de oídos posibles y venderse, casi siempre, al mejor postor. Lograr vivir de lo que hace y brillar a como de lugar, es su principal móvil. Por otro lado el underground (a veces sinónimo de clandestino), es un poquito más sofisticado o eso pretende hacernos creer, no le interesa si son muchas o pocas las personas que escuchen su música, porque él sabe o cree, que su música no es apta para el resto del público. Se presume indulgente con esas ordinarias personas incapaces de apreciar sus abstractas creaciones, y así va por la vida, caminando por la sombrita, por la oscuridad. Un lugar donde se distingue por su extravagancia, originalidad o valentía al explorar terrenos impensables, culturalmente estigmatizados o simplemente desconocidos por el resto. Una de mis definiciones favoritas dice del underground que es "todo aquello que se desarrolla bajo la tierra. Pero también aquello otro que está oculto a los ojos de la mayoría, esos grupos musicales, una cultura seminal que crece, como las raíces de una planta, oculta a todos los que realmente no quieren verla. No está escondida, simplemente es tan minoritaria en su origen que nadie parece poder verla". Y es que también hay quien no tiene prisa por ser visto.

Lo que tienen en común estas dos vertientes, es que a final de cuentas, todo el mundo publica su trabajo, lo promueven según sus propios y oscuros intereses, con la firme intención de lograr algo, lo que sea pero esos sí, ad hoc a sus principios y creencias. Son como dos líneas paralelas que de vez en cuando convergen. Y aunque quizás, les resulte difícil de aceptar, la mayoría presenta sus creaciones, como quien presenta una ofrenda a un monstruo, en este caso, "el monstruo de los mil culos" que es como Samuel Beckett definiría al público hace ya más de 50 años.

Considero necesario recalcar estas características porque la productora con la que tuve el honor de convivir hace unas semanas, es una disidente de estas dos fórmulas casi axiomáticas en nuestra era y aunque ya de tanto que nos la han querido vender, quizás nos resulte difícil de creer. Romizva es de esas pocas personas que hacen música por el simple hecho de que es lo único que la hace sentir realmente vivas, en donde tiene la libertad de hacer lo que se le antoja, no esperara nada a cambio. Está convencida de que jamás podría vivir de esto, y lo toma con una resignación y paz, que pocas personas logran tener en su vida.

Romi se introdujo en el mundo de la música electrónica desde los 14, cuando se hizo asidua a los raves de psychedelic-trance que hasta la fecha siguen sucediendo a las afueras de la ciudad. En un cerrar de ojos, pasó de bailar a crear; o más bien a bailar y crear. A eso de los 17, tras casi un lustro de extáticas fiestas de D&B y Jungle en la Ciudad de México, terminó sucumbiendo ante tales percusiones y su dinámico tempo, comenzó a intentar reproducirlo, en un principio de manera autónoma y después de forma más seria, tomando cursos, viendo tutoriales y el resto. En algún punto de esta época intentó mudarse a Inglaterra como toda una romántica empedernida del género, lamentablemente dicha empresa falló.

Ha pasado de producir desde sus comienzos drum & bass, cumbia, jungle y moombahton; hasta el día de hoy que hace una especie de idm rudimentario, un noise envolvente y una especie de footwork soporífero que hipnotizará a más de uno. Asegura que no le ha ido muy bien cuando toca en vivo, pero aún así le encantaría tocar más.

A continuación unas cuantas preguntas que buscan complementar sus procesos y experiencia como productora y DJ hasta la actualidad:

THUMP: Cuéntame un poquito más acerca de tu proceso musical. Al escuchar detenidamente tu música, me encontré con muchas grabaciones de campo y sampleos, ¿de dónde provienen?

Romizva: Cuando empiezo a hacer un track, siempre tengo una idea en la cabeza, el resultado siempre es algo completamente distinto, ¡no sé por qué!, siempre me pasa lo mismo, nunca se cuándo terminar, me gusta experimentar con sonidos y manipularlos al extremo.

A veces de tanto escuchar lo mismo me aburro y lo borro, por eso he perdido muchas cosas que he hecho (risas), ahora solamente las guardo y después las abro para escuchar y saber que más podría arreglarle. Tengo una grabadora TASCAM que es la que uso para grabar cosas de la vida diaria, también utilizo muchos sampleos de videos o películas que tomo de internet.

Esos sonidos que grabo los uso en mis tracks, algunos son muy obvios, otros están totalmente de- construidos por procesamientos de sonido, efectos, etc.

¿Qué pedo con Dubái? ¿Cómo es la fiesta allí? y cuéntame un poquito más acerca de tu experiencia tocando en ese planeta.

Dubái, Dubái, Dubái.... Yo toque un par de veces en un club, en el que tuve que llevar mis propias tornas porque allí no tenían y después de tocar breaks, jungle y drum and bass me pidieron que si para la próxima podía tocar algo más comercial, como house o Rihanna y cosas así (risas). Obviamente no regrese jamás. Dubái es un desierto que de la nada se convirtió en una súper ciudad, está creciendo todos los días y por consiguiente muchas cosas están súper avanzadas y otras no, desde mi punto de vista. Por ende el arte en Dubái está en vías de desarrollo, en general la fiesta siempre es muy comercial, gente que no va por la música si no por el desmadre, en Dubái no hay público que demande buena música, por lo que solo hay cosas horribles. Aunque no voy a negar que en los últimos años ha habido gente y plataformas que están haciendo cosas más "underground" y "arriesgadas", intentando promover la música que esta fuera de la burbuja superficial y banal en Dubái.

¿Consideras que hay desigualdad de género en el ámbito musical? ¿En qué aspectos?

Me da risa que siempre le hacen esta pregunta a las chicas. Si creo que hay desigualdad en muchas profesiones y sectores de nuestra sociedad, sin embargo no es motivo para navegar con bandera de víctimas, creo que cuando alguien es bueno y merece la pena ser escuchado no importa si es hombre o es mujer, la onda es hacer y ya.

Recomiéndame algunxs productorxs interesantes que estés escuchando actualmente.

La verdad es que me gusta mucho escuchar música nueva todos los días, soundcloud es mi app favorita por que escucho tracks nuevos siempre. Me gusta mucho ahora Triangle Records, Warp, Ninja Tune, Dream Catalogue, Exit Records, Unspeakable Records, Halcyon Veil, Hospital, Playaz, Metalheadz y miles más.

Tu actitud respecto a las redes sociales y la promoción es muy peculiar ¿tienes algún propósito claro al estar haciendo música? ¿A dónde te latería llegar?

Yo hago música porque es mi forma de escapar del mundo, como podría ser pintar, escribir, leer, bailar, yo que sé.... me divierte y me hace feliz, me hace imaginar y me hace mantenerme creativa. Yo solo quiero hacer música para estar feliz.

¿Qué te gustaría que sucediera con ROMIZVA a tu regreso al país?

Pff... ¡No tengo ni idea! Quisiera primero conocer más música que se está haciendo en México porque la verdad después de 7 años de estar viviendo en Dubai ando algo desconectada, después ya veremos...

Actualmente Romizva rebasa los 25 años de edad, y aunque es mexicana, lleva más de 7 años fuera de su país. Su trabajo le exige viajar casi todo el tiempo, lo cual la mantiene casi siempre fulminada y sin energía. Sus escasos ratos libres, con mucho ánimo e ilusión, los consume produciendo música electrónica de corte experimental (es así como a ella le gusta definirla). No tiene Facebook personal ni mucho menos una página para fines promocionales, tampoco twitter y hasta hace poco abrió una cuenta de Instagram que tiene más bien olvidada. Es todo un caso, ya que abrió soundcloud, sólo para tener un lugar en donde publicar todo el trabajo que hacía y que el mismo no terminara en su papelera. De una forma más bien lenta se ha hecho de algunos fans, como yo, pero esta herramienta le ha servido para entrar en contacto con gente de todo el mundo.

Actualmente ha lanzado material a través de Unspeakable Records, una disquera de Los Ángeles encargada de publicar el trabajo de productoras de todo el mundo; está abierta a cualquier tipo de colaboraciones y entre sus planes a mediano plazo esta volver a la ciudad que no la vio crecer.

Conéctate con Romiza en: Twitter // Soundcloud

A continuación unas cuantas preguntas que buscan complementar sus procesos y experiencia como productora y DJ hasta la actualidad:

THUMP: Cuéntame un poquito más acerca de tu proceso musical. Al escuchar detenidamente tu música, me encontré con muchas grabaciones de campo y sampleos, ¿de dónde provienen?

Publicidad

Romizva: Cuando empiezo a hacer un track, siempre tengo una idea en la cabeza, el resultado siempre es algo completamente distinto, ¡no sé por qué!, siempre me pasa lo mismo, nunca se cuándo terminar, me gusta experimentar con sonidos y manipularlos al extremo.

A veces de tanto escuchar lo mismo me aburro y lo borro, por eso he perdido muchas cosas que he hecho (risas), ahora solamente las guardo y después las abro para escuchar y saber que más podría arreglarle. Tengo una grabadora TASCAM que es la que uso para grabar cosas de la vida diaria, también utilizo muchos sampleos de videos o películas que tomo de internet.

Esos sonidos que grabo los uso en mis tracks, algunos son muy obvios, otros están totalmente de- construidos por procesamientos de sonido, efectos, etc.

Existen 2 universos dentro la mayoría de los géneros musicales, aparentemente incompatibles y antagónicos: el mainstream y el volátil underground. El primero, como todos sabemos se exhibe públicamente de manera desenfadada, pretende llegar al mayor número de oídos posibles y venderse, casi siempre, al mejor postor. Lograr vivir de lo que hace y brillar a como de lugar, es su principal móvil. Por otro lado el underground (a veces sinónimo de clandestino), es un poquito más sofisticado o eso pretende hacernos creer, no le interesa si son muchas o pocas las personas que escuchen su música, porque él sabe o cree, que su música no es apta para el resto del público. Se presume indulgente con esas ordinarias personas incapaces de apreciar sus abstractas creaciones, y así va por la vida, caminando por la sombrita, por la oscuridad. Un lugar donde se distingue por su extravagancia, originalidad o valentía al explorar terrenos impensables, culturalmente estigmatizados o simplemente desconocidos por el resto. Una de mis definiciones favoritas dice del underground que es "todo aquello que se desarrolla bajo la tierra. Pero también aquello otro que está oculto a los ojos de la mayoría, esos grupos musicales, una cultura seminal que crece, como las raíces de una planta, oculta a todos los que realmente no quieren verla. No está escondida, simplemente es tan minoritaria en su origen que nadie parece poder verla". Y es que también hay quien no tiene prisa por ser visto.

Lo que tienen en común estas dos vertientes, es que a final de cuentas, todo el mundo publica su trabajo, lo promueven según sus propios y oscuros intereses, con la firme intención de lograr algo, lo que sea pero esos sí, ad hoc a sus principios y creencias. Son como dos líneas paralelas que de vez en cuando convergen. Y aunque quizás, les resulte difícil de aceptar, la mayoría presenta sus creaciones, como quien presenta una ofrenda a un monstruo, en este caso, "el monstruo de los mil culos" que es como Samuel Beckett definiría al público hace ya más de 50 años.

Considero necesario recalcar estas características porque la productora con la que tuve el honor de convivir hace unas semanas, es una disidente de estas dos fórmulas casi axiomáticas en nuestra era y aunque ya de tanto que nos la han querido vender, quizás nos resulte difícil de creer. Romizva es de esas pocas personas que hacen música por el simple hecho de que es lo único que la hace sentir realmente vivas, en donde tiene la libertad de hacer lo que se le antoja, no esperara nada a cambio. Está convencida de que jamás podría vivir de esto, y lo toma con una resignación y paz, que pocas personas logran tener en su vida.

Romi se introdujo en el mundo de la música electrónica desde los 14, cuando se hizo asidua a los raves de psychedelic-trance que hasta la fecha siguen sucediendo a las afueras de la ciudad. En un cerrar de ojos, pasó de bailar a crear; o más bien a bailar y crear. A eso de los 17, tras casi un lustro de extáticas fiestas de D&B y Jungle en la Ciudad de México, terminó sucumbiendo ante tales percusiones y su dinámico tempo, comenzó a intentar reproducirlo, en un principio de manera autónoma y después de forma más seria, tomando cursos, viendo tutoriales y el resto. En algún punto de esta época intentó mudarse a Inglaterra como toda una romántica empedernida del género, lamentablemente dicha empresa falló.

Ha pasado de producir desde sus comienzos drum & bass, cumbia, jungle y moombahton; hasta el día de hoy que hace una especie de idm rudimentario, un noise envolvente y una especie de footwork soporífero que hipnotizará a más de uno. Asegura que no le ha ido muy bien cuando toca en vivo, pero aún así le encantaría tocar más.

A continuación unas cuantas preguntas que buscan complementar sus procesos y experiencia como productora y DJ hasta la actualidad:

THUMP: Cuéntame un poquito más acerca de tu proceso musical. Al escuchar detenidamente tu música, me encontré con muchas grabaciones de campo y sampleos, ¿de dónde provienen?

Romizva: Cuando empiezo a hacer un track, siempre tengo una idea en la cabeza, el resultado siempre es algo completamente distinto, ¡no sé por qué!, siempre me pasa lo mismo, nunca se cuándo terminar, me gusta experimentar con sonidos y manipularlos al extremo.

A veces de tanto escuchar lo mismo me aburro y lo borro, por eso he perdido muchas cosas que he hecho (risas), ahora solamente las guardo y después las abro para escuchar y saber que más podría arreglarle. Tengo una grabadora TASCAM que es la que uso para grabar cosas de la vida diaria, también utilizo muchos sampleos de videos o películas que tomo de internet.

Esos sonidos que grabo los uso en mis tracks, algunos son muy obvios, otros están totalmente de- construidos por procesamientos de sonido, efectos, etc.

¿Qué pedo con Dubái? ¿Cómo es la fiesta allí? y cuéntame un poquito más acerca de tu experiencia tocando en ese planeta.

Dubái, Dubái, Dubái.... Yo toque un par de veces en un club, en el que tuve que llevar mis propias tornas porque allí no tenían y después de tocar breaks, jungle y drum and bass me pidieron que si para la próxima podía tocar algo más comercial, como house o Rihanna y cosas así (risas). Obviamente no regrese jamás. Dubái es un desierto que de la nada se convirtió en una súper ciudad, está creciendo todos los días y por consiguiente muchas cosas están súper avanzadas y otras no, desde mi punto de vista. Por ende el arte en Dubái está en vías de desarrollo, en general la fiesta siempre es muy comercial, gente que no va por la música si no por el desmadre, en Dubái no hay público que demande buena música, por lo que solo hay cosas horribles. Aunque no voy a negar que en los últimos años ha habido gente y plataformas que están haciendo cosas más "underground" y "arriesgadas", intentando promover la música que esta fuera de la burbuja superficial y banal en Dubái.

¿Consideras que hay desigualdad de género en el ámbito musical? ¿En qué aspectos?

Me da risa que siempre le hacen esta pregunta a las chicas. Si creo que hay desigualdad en muchas profesiones y sectores de nuestra sociedad, sin embargo no es motivo para navegar con bandera de víctimas, creo que cuando alguien es bueno y merece la pena ser escuchado no importa si es hombre o es mujer, la onda es hacer y ya.

Recomiéndame algunxs productorxs interesantes que estés escuchando actualmente.

La verdad es que me gusta mucho escuchar música nueva todos los días, soundcloud es mi app favorita por que escucho tracks nuevos siempre. Me gusta mucho ahora Triangle Records, Warp, Ninja Tune, Dream Catalogue, Exit Records, Unspeakable Records, Halcyon Veil, Hospital, Playaz, Metalheadz y miles más.

Tu actitud respecto a las redes sociales y la promoción es muy peculiar ¿tienes algún propósito claro al estar haciendo música? ¿A dónde te latería llegar?

Yo hago música porque es mi forma de escapar del mundo, como podría ser pintar, escribir, leer, bailar, yo que sé.... me divierte y me hace feliz, me hace imaginar y me hace mantenerme creativa. Yo solo quiero hacer música para estar feliz.

¿Qué te gustaría que sucediera con ROMIZVA a tu regreso al país?

Pff... ¡No tengo ni idea! Quisiera primero conocer más música que se está haciendo en México porque la verdad después de 7 años de estar viviendo en Dubai ando algo desconectada, después ya veremos...

Actualmente Romizva rebasa los 25 años de edad, y aunque es mexicana, lleva más de 7 años fuera de su país. Su trabajo le exige viajar casi todo el tiempo, lo cual la mantiene casi siempre fulminada y sin energía. Sus escasos ratos libres, con mucho ánimo e ilusión, los consume produciendo música electrónica de corte experimental (es así como a ella le gusta definirla). No tiene Facebook personal ni mucho menos una página para fines promocionales, tampoco twitter y hasta hace poco abrió una cuenta de Instagram que tiene más bien olvidada. Es todo un caso, ya que abrió soundcloud, sólo para tener un lugar en donde publicar todo el trabajo que hacía y que el mismo no terminara en su papelera. De una forma más bien lenta se ha hecho de algunos fans, como yo, pero esta herramienta le ha servido para entrar en contacto con gente de todo el mundo.

Actualmente ha lanzado material a través de Unspeakable Records, una disquera de Los Ángeles encargada de publicar el trabajo de productoras de todo el mundo; está abierta a cualquier tipo de colaboraciones y entre sus planes a mediano plazo esta volver a la ciudad que no la vio crecer.

Conéctate con Romiza en: Twitter // Soundcloud

¿Qué pedo con Dubái? ¿Cómo es la fiesta allí? y cuéntame un poquito más acerca de tu experiencia tocando en ese planeta.

Dubái, Dubái, Dubái…. Yo toque un par de veces en un club, en el que tuve que llevar mis propias tornas porque allí no tenían y después de tocar breaks, jungle y drum and bass me pidieron que si para la próxima podía tocar algo más comercial, como house o Rihanna y cosas así (risas). Obviamente no regrese jamás. Dubái es un desierto que de la nada se convirtió en una súper ciudad, está creciendo todos los días y por consiguiente muchas cosas están súper avanzadas y otras no, desde mi punto de vista. Por ende el arte en Dubái está en vías de desarrollo, en general la fiesta siempre es muy comercial, gente que no va por la música si no por el desmadre, en Dubái no hay público que demande buena música, por lo que solo hay cosas horribles. Aunque no voy a negar que en los últimos años ha habido gente y plataformas que están haciendo cosas más "underground" y "arriesgadas", intentando promover la música que esta fuera de la burbuja superficial y banal en Dubái.

Publicidad

¿Consideras que hay desigualdad de género en el ámbito musical? ¿En qué aspectos?

Me da risa que siempre le hacen esta pregunta a las chicas. Si creo que hay desigualdad en muchas profesiones y sectores de nuestra sociedad, sin embargo no es motivo para navegar con bandera de víctimas, creo que cuando alguien es bueno y merece la pena ser escuchado no importa si es hombre o es mujer, la onda es hacer y ya.

Recomiéndame algunxs productorxs interesantes que estés escuchando actualmente.

La verdad es que me gusta mucho escuchar música nueva todos los días, soundcloud es mi app favorita por que escucho tracks nuevos siempre. Me gusta mucho ahora Triangle Records, Warp, Ninja Tune, Dream Catalogue, Exit Records, Unspeakable Records, Halcyon Veil, Hospital, Playaz, Metalheadz y miles más.

Tu actitud respecto a las redes sociales y la promoción es muy peculiar ¿tienes algún propósito claro al estar haciendo música? ¿A dónde te latería llegar?

Yo hago música porque es mi forma de escapar del mundo, como podría ser pintar, escribir, leer, bailar, yo que sé…. me divierte y me hace feliz, me hace imaginar y me hace mantenerme creativa. Yo solo quiero hacer música para estar feliz.

¿Qué te gustaría que sucediera con ROMIZVA a tu regreso al país?

Pff… ¡No tengo ni idea! Quisiera primero conocer más música que se está haciendo en México porque la verdad después de 7 años de estar viviendo en Dubai ando algo desconectada, después ya veremos…

Existen 2 universos dentro la mayoría de los géneros musicales, aparentemente incompatibles y antagónicos: el mainstream y el volátil underground. El primero, como todos sabemos se exhibe públicamente de manera desenfadada, pretende llegar al mayor número de oídos posibles y venderse, casi siempre, al mejor postor. Lograr vivir de lo que hace y brillar a como de lugar, es su principal móvil. Por otro lado el underground (a veces sinónimo de clandestino), es un poquito más sofisticado o eso pretende hacernos creer, no le interesa si son muchas o pocas las personas que escuchen su música, porque él sabe o cree, que su música no es apta para el resto del público. Se presume indulgente con esas ordinarias personas incapaces de apreciar sus abstractas creaciones, y así va por la vida, caminando por la sombrita, por la oscuridad. Un lugar donde se distingue por su extravagancia, originalidad o valentía al explorar terrenos impensables, culturalmente estigmatizados o simplemente desconocidos por el resto. Una de mis definiciones favoritas dice del underground que es "todo aquello que se desarrolla bajo la tierra. Pero también aquello otro que está oculto a los ojos de la mayoría, esos grupos musicales, una cultura seminal que crece, como las raíces de una planta, oculta a todos los que realmente no quieren verla. No está escondida, simplemente es tan minoritaria en su origen que nadie parece poder verla". Y es que también hay quien no tiene prisa por ser visto.

Lo que tienen en común estas dos vertientes, es que a final de cuentas, todo el mundo publica su trabajo, lo promueven según sus propios y oscuros intereses, con la firme intención de lograr algo, lo que sea pero esos sí, ad hoc a sus principios y creencias. Son como dos líneas paralelas que de vez en cuando convergen. Y aunque quizás, les resulte difícil de aceptar, la mayoría presenta sus creaciones, como quien presenta una ofrenda a un monstruo, en este caso, "el monstruo de los mil culos" que es como Samuel Beckett definiría al público hace ya más de 50 años.

Considero necesario recalcar estas características porque la productora con la que tuve el honor de convivir hace unas semanas, es una disidente de estas dos fórmulas casi axiomáticas en nuestra era y aunque ya de tanto que nos la han querido vender, quizás nos resulte difícil de creer. Romizva es de esas pocas personas que hacen música por el simple hecho de que es lo único que la hace sentir realmente vivas, en donde tiene la libertad de hacer lo que se le antoja, no esperara nada a cambio. Está convencida de que jamás podría vivir de esto, y lo toma con una resignación y paz, que pocas personas logran tener en su vida.

Romi se introdujo en el mundo de la música electrónica desde los 14, cuando se hizo asidua a los raves de psychedelic-trance que hasta la fecha siguen sucediendo a las afueras de la ciudad. En un cerrar de ojos, pasó de bailar a crear; o más bien a bailar y crear. A eso de los 17, tras casi un lustro de extáticas fiestas de D&B y Jungle en la Ciudad de México, terminó sucumbiendo ante tales percusiones y su dinámico tempo, comenzó a intentar reproducirlo, en un principio de manera autónoma y después de forma más seria, tomando cursos, viendo tutoriales y el resto. En algún punto de esta época intentó mudarse a Inglaterra como toda una romántica empedernida del género, lamentablemente dicha empresa falló.

Ha pasado de producir desde sus comienzos drum & bass, cumbia, jungle y moombahton; hasta el día de hoy que hace una especie de idm rudimentario, un noise envolvente y una especie de footwork soporífero que hipnotizará a más de uno. Asegura que no le ha ido muy bien cuando toca en vivo, pero aún así le encantaría tocar más.

A continuación unas cuantas preguntas que buscan complementar sus procesos y experiencia como productora y DJ hasta la actualidad:

THUMP: Cuéntame un poquito más acerca de tu proceso musical. Al escuchar detenidamente tu música, me encontré con muchas grabaciones de campo y sampleos, ¿de dónde provienen?

Romizva: Cuando empiezo a hacer un track, siempre tengo una idea en la cabeza, el resultado siempre es algo completamente distinto, ¡no sé por qué!, siempre me pasa lo mismo, nunca se cuándo terminar, me gusta experimentar con sonidos y manipularlos al extremo.

A veces de tanto escuchar lo mismo me aburro y lo borro, por eso he perdido muchas cosas que he hecho (risas), ahora solamente las guardo y después las abro para escuchar y saber que más podría arreglarle. Tengo una grabadora TASCAM que es la que uso para grabar cosas de la vida diaria, también utilizo muchos sampleos de videos o películas que tomo de internet.

Esos sonidos que grabo los uso en mis tracks, algunos son muy obvios, otros están totalmente de- construidos por procesamientos de sonido, efectos, etc.

¿Qué pedo con Dubái? ¿Cómo es la fiesta allí? y cuéntame un poquito más acerca de tu experiencia tocando en ese planeta.

Dubái, Dubái, Dubái.... Yo toque un par de veces en un club, en el que tuve que llevar mis propias tornas porque allí no tenían y después de tocar breaks, jungle y drum and bass me pidieron que si para la próxima podía tocar algo más comercial, como house o Rihanna y cosas así (risas). Obviamente no regrese jamás. Dubái es un desierto que de la nada se convirtió en una súper ciudad, está creciendo todos los días y por consiguiente muchas cosas están súper avanzadas y otras no, desde mi punto de vista. Por ende el arte en Dubái está en vías de desarrollo, en general la fiesta siempre es muy comercial, gente que no va por la música si no por el desmadre, en Dubái no hay público que demande buena música, por lo que solo hay cosas horribles. Aunque no voy a negar que en los últimos años ha habido gente y plataformas que están haciendo cosas más "underground" y "arriesgadas", intentando promover la música que esta fuera de la burbuja superficial y banal en Dubái.

¿Consideras que hay desigualdad de género en el ámbito musical? ¿En qué aspectos?

Me da risa que siempre le hacen esta pregunta a las chicas. Si creo que hay desigualdad en muchas profesiones y sectores de nuestra sociedad, sin embargo no es motivo para navegar con bandera de víctimas, creo que cuando alguien es bueno y merece la pena ser escuchado no importa si es hombre o es mujer, la onda es hacer y ya.

Recomiéndame algunxs productorxs interesantes que estés escuchando actualmente.

La verdad es que me gusta mucho escuchar música nueva todos los días, soundcloud es mi app favorita por que escucho tracks nuevos siempre. Me gusta mucho ahora Triangle Records, Warp, Ninja Tune, Dream Catalogue, Exit Records, Unspeakable Records, Halcyon Veil, Hospital, Playaz, Metalheadz y miles más.

Tu actitud respecto a las redes sociales y la promoción es muy peculiar ¿tienes algún propósito claro al estar haciendo música? ¿A dónde te latería llegar?

Yo hago música porque es mi forma de escapar del mundo, como podría ser pintar, escribir, leer, bailar, yo que sé.... me divierte y me hace feliz, me hace imaginar y me hace mantenerme creativa. Yo solo quiero hacer música para estar feliz.

¿Qué te gustaría que sucediera con ROMIZVA a tu regreso al país?

Pff... ¡No tengo ni idea! Quisiera primero conocer más música que se está haciendo en México porque la verdad después de 7 años de estar viviendo en Dubai ando algo desconectada, después ya veremos...

Actualmente Romizva rebasa los 25 años de edad, y aunque es mexicana, lleva más de 7 años fuera de su país. Su trabajo le exige viajar casi todo el tiempo, lo cual la mantiene casi siempre fulminada y sin energía. Sus escasos ratos libres, con mucho ánimo e ilusión, los consume produciendo música electrónica de corte experimental (es así como a ella le gusta definirla). No tiene Facebook personal ni mucho menos una página para fines promocionales, tampoco twitter y hasta hace poco abrió una cuenta de Instagram que tiene más bien olvidada. Es todo un caso, ya que abrió soundcloud, sólo para tener un lugar en donde publicar todo el trabajo que hacía y que el mismo no terminara en su papelera. De una forma más bien lenta se ha hecho de algunos fans, como yo, pero esta herramienta le ha servido para entrar en contacto con gente de todo el mundo.

Actualmente ha lanzado material a través de Unspeakable Records, una disquera de Los Ángeles encargada de publicar el trabajo de productoras de todo el mundo; está abierta a cualquier tipo de colaboraciones y entre sus planes a mediano plazo esta volver a la ciudad que no la vio crecer.

Conéctate con Romiza en: Twitter // Soundcloud

Actualmente Romizva rebasa los 25 años de edad, y aunque es mexicana, lleva más de 7 años fuera de su país. Su trabajo le exige viajar casi todo el tiempo, lo cual la mantiene casi siempre fulminada y sin energía. Sus escasos ratos libres, con mucho ánimo e ilusión, los consume produciendo música electrónica de corte experimental (es así como a ella le gusta definirla). No tiene Facebook personal ni mucho menos una página para fines promocionales, tampoco twitter y hasta hace poco abrió una cuenta de Instagram que tiene más bien olvidada. Es todo un caso, ya que abrió soundcloud, sólo para tener un lugar en donde publicar todo el trabajo que hacía y que el mismo no terminara en su papelera. De una forma más bien lenta se ha hecho de algunos fans, como yo, pero esta herramienta le ha servido para entrar en contacto con gente de todo el mundo.

Actualmente ha lanzado material a través de Unspeakable Records, una disquera de Los Ángeles encargada de publicar el trabajo de productoras de todo el mundo; está abierta a cualquier tipo de colaboraciones y entre sus planes a mediano plazo esta volver a la ciudad que no la vio crecer.

Conéctate con Romiza en: Twitter // Soundcloud