Publicidad

Pizza de coliflor

Simple, vegana y saludable, esta pizza no dejará rastros de culpa si comes de más.

por Adam Kenworthy
16 Febrero 2017, 6:15am

Porciones: 4
Prep: 15 minutos
Total: 1 hora

Ingredientes

para la masa:
1 cabeza de coliflor
1/2 taza de harina de almendra
1/2 taza de harina multiusos sin gluten
1/4 taza de semillas de girasol
1 cucharada de aceite de oliva extravirgen
1 cucharadita de sal kosher
2 cucharaditas de romero triturado
1 1/2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
1/4 cucharaditas de pimienta negra recién molida

para el pesto:
4 cucharadas de aceite de oliva
2 dientes de ajo
1/2 taza de piñones tostados, un extra para adornar
1/2 taza de semillas de girasol tostadas, un extra para adornar
1 manojo de albahaca fresca
1 limón, su jugo
sal y pimienta negra recién molida, al gusto

para la pizza:
2 calabazas delicata pequeñas, rebanadas
285 grs de setas maitake, rebanadas
perejil recién picado, para servir

Instrucciones

1. Calienta el horno a 180° C. Comienza limpiando la cabeza de la coliflor. Coloca los ramilletes en una licuadora y tritura para crear una especie de arroz.

2. Hierve una olla con bastante sal y cuece la coliflor hasta estar al dente, de 2 a 3 minutos. Coloca un trozo de manta de cielo sobre un escurridor y vierte la coliflor para colar. Enjuaga con agua fría y escurre toda el agua. Une y gira los extremos de la manta de cielo para exprimir el exceso de agua por completo. Exprime muy bien, es muy importante para lograr una costra resistente.

3. En un recipiente grande, mezcla la coliflor con la harina de almendra, la harina multiusos, el aceite de oliva, la sal, el romero, el bicarbonato de sodio y la pimienta. Revuelve muy bien con las manos para combinar los ingredientes.

4. Extiende la masa en una charola para hornear con papel encerado. Da forma a la costra con tus dedos, cualquier forma está bien. Luego métela al horno y hornea por 20 minutos, cuidando que la costra no se queme.

5. Prepara el pesto: calienta 1 cucharada de aceite de oliva en una sartén a fuego medio. Añade el ajo y sofríe hasta tostar ligeramente, alrededor de 5 o 7 minutos. Deja enfriar, en una licuadora o procesador de alimentos tritura el ajo, el resto del aceite, los piñones, las semillas de girasol, la albahaca, el jugo de limón, la sal y la pimienta.

6. Mientras tanto, unta la calabaza con 2 cucharadas de aceite de limón y sal. Extiende las rodajas en una capa uniforme sobre una charola y hornea hasta que estén doradas y crujientes, 20 minutos aproximadamente.

7. Revuelve el aceite de oliva restante junto con las setas maitake y extiéndelas sobre una charola. Hornea hasta que estén dorados y crujientes, alrededor de 20 minutos.

8. Para armar la pizza, unta el pesto sobre la superficie. Coloca las rodajas de calabaza y setas, así como algunos piñones y semillas de girasol. Espolvorea un poco de perejil antes de servir.

De How-To: Hacer pizza de coliflor