La cura del huevo: cómo limpiar tu aura con un ritual ancestral

Una mirada breve al místico mundo de las limpias con huevo.
2.11.16
La cura del huevo

Podría ser una buena época para comprometerte con los rituales chamánicos ancestrales, limpiar tu aura y aliviar tus aflicciones. Todo lo que necesitas para lograr este milagro es un simple huevo.

Estamos hablando del arte de las limpias con huevo. Esta práctica podría tener sus orígenes en México o Mesoamérica, pero tradiciones similares también pueden encontrarse en culturas de Italia y Filipinas. Los practicantes difieren en los detalles del ritual, pero las bases no varían; los creyentes insisten en que sólo con pasear un huevo crudo por todo el cuerpo basta para extraer las malas energías que te atormentan, curar enfermedades y limpiar tus sucios chakras.

Publicidad

Según Shaheen Miro, intuitivo, escritor y artista, la teoría consiste en que el huevo "ha sido considerado desde hace mucho tiempo un símbolo de la vida, se relaciona con la absorción de energías". Entonces, básicamente transfieres tu repugnante energía al huevo y lo tiras. ¿Entendido?

Habiendo dicho esto, ¡comencemos!

LEER MÁS: El ritual del 'Muerto Nuevo' en Michoacán

El primer paso es tomar un huevo fresco, inmaculado y lavarlo con agua salada y jugo de limón. Algunos aconsejan pasar el huevo encima de una llama varias veces mientras se recita una oración. Crazywolf, quien tiene un blog llamado Shamanic Readings, dice que usó esta técnica para librarse de las malas vibras de un concierto de Dr. John, así que aconsejamos que hagas los mismo. Los tradicionalistas, como las personas de Old Style Conjure, sugieren "hacer el signo de la cruz" y decir "en el nombre del padre, el hijo y el Espíritu Santo" seguido de "tres padres nuestros", pero si prefieres mantenerte ecuménico, muchos practicantes no mezclan la religión con este ritual en absoluto. Como Miro sugiere: "Haz una plegaria para cualquier poder supremo que creas. Pide su ayuda y bendición. Imagina que el huevo es tocado con su presencia". O no.

Paso dos: pasa el huevo por todo tu cuerpo como un masajeador muscular purificante. Miro dice que sostengas el huevo con tu mano dominante y te concentres en cualquier área con dolor específico. Podría servir "pedirle al Espíritu que haga del huevo un recipiente que aisle las energías discordantes o negativas que puedas estar guardando. Sé agradecido y respetuoso", sugiere Shamanic Readings.

Publicidad

Sostén bien el huevo, porque cosas asombrosas suelen pasar. Algunos afirman que las fiebres disminuyen y el asma se cura. Otros dicen que el sentimiento es simplemente agradable en general. De cualquier modo, según el sitio web conocido como Shamanic Egg Cleansing (Limpia Chamánica con Huevo), si se hace de manera correcta, "te elevarás literalmente a un nuevo lugar". El sitio dice que sus clientes notan que "su vibración se eleva continuamente a través de esta limpieza antigua. En este estado de elevación, los clientes son más sanos, se sienten más poderosos y más capaces para la vida".

Espera un minuto, porque la mejor parte del proceso, en nuestra humilde opinión, es esto: después de la limpia, debes cascar el huevo en un recipiente con agua, dejar que repose y luego leer el huevo, como si fueran hojas de té.

LEER MÁS: La Reliquia: alimentar a los vivos para honrar a los muertos y a los santos

Si tienes la suerte de que tu limpia sea realizada por un curandero de verdad, éste utilizará su intuición y conocimiento de los principios chamánicos para leer el huevo. Pero incluso si no realizas la limpia bajo el auspicio de un profesional, podrás descubrir que el huevo es bastante fácil de leer incluso para un profano. Muchas personas reportan que después del ritual, al romper el cascarón, el huevo tiene una yema negra. Un visitante en la página de Miro comentó que el huevo de su ritual "se veía como víboras negras y la siguiente vez aparecieron burbujas con puntos rojos". Otro comentó que el recipiente que contenía el huevo se agrietó de pronto.

¡Qué mala vibra!

LEER MÁS: Un huevo me salvó del mal de ojo en una botánica mexicana en Los Ángeles

¿Qué hacer con el huevo una vez que está cargado con toda tu mala energía? Miro sugiere: "Desecha el huevo tirándolo por el excusado, jala la palanca y luego tira una taza de sal y jugo de limón. O tira el huevo en una corriente de agua. O cerca de un árbol, fuera de tu vivienda".

El caso es deshacerse del huevo inmediatamente. Pero considera que, si haces el ritual en estas fechas, podrías encontrarte libre de malas energías y listo para comenzar un año nuevo para contaminarte otra vez.

No te preocupes. El huevo puede esperar a limpiarte a ti y a tu sucia alma.

LEER MÁS: Probando las frutas mágicas del Amazonas