FIGHTLAND

Mousasi versus Hall: la revancha

La derrota que sufrió Gegard Mousasi ante Uriah Hall fue humillante para la carrera del holandés. Le damos un vistazo al combate y hablamos de la revancha que sucederá este fin de semana.
16.11.16
Photo by Mike Roach/Zuffa LLC

El potencial es algo importante las peleas, y como fans somos buenos para inflar a cualquier prospecto debido a las trazas de excelencia que demostrara en alguna de sus peleas. Pero los resultados son lo único que importa en este negocio. Lo mejor que puede darle el potencial sin alcanzar a un peleador, es ser mencionado en una conversación en algún bar sobre los que pudieron llegar más lejos. Es como una forma de inmortalidad, pero no vale mucho ni les hace ganar un cinturón a esos peleadores.

Publicidad

Este fin de semana veremos la revancha entre Gegard Mousasi y Uriah Hall, dos peleadores que personifican la frustrante naturaleza del potencial. Hall fue considerado el mejor golpeador en el MMA después de sus presentaciones emocionantes en el programa The Ultimate Fighter. Una patada de vuelta de carro, rodillas voladoras, buen alcance y un jab preciso, son algunas de las cosas que lo llevaron a conseguir tal estatus. Pero al comenzar su carrera en UFC, fuera del torneo, Hall comenzó a batallar para jalar el gatillo. Su falta de destreza en la jaula —circular contra la jaula con las manos abajo y bajar las manos después de atacar incluso cuando seguía lo suficientemente cerca para recibir golpes— continuó costándole en sus peleas. Tan sólo en la última fue noqueado de la misma manera en la que perdió su primer combate en 2010.

Hall tiene una victoria notable sobre Gegard Mousasi. En términos de potencial, Mousasi está entre los peleadores más frustrantes del mundo. Ha estado en el deporte desde hace años, ha enfrentado a los mejores, y tiene buenas habilidades en cada área del deporte. Superó a veteranos como Dan Henderson y Vitor Belfort, pero cuando enfrentó a Lyoto Machida en 2014 se quedó sin mucho qué hace en la pelea de pie, y luego Ronaldo "Jacaré" Souza lo sofocó en el suelo ese mismo año. "The Dreamcatcher" se las ha arreglado para pelear en seis ocasiones contra Souza y le han resultado de manera excelente… excepto la derrota que sufrió ante Hall. Y si hubieses dejado de ver la pelea seis segundos antes del final, asumirías que Mousasi habría continuado superando a su oponente.

Hall se pasó gran parte del primer round siendo superado por las técnicas de Mousasi. Éste se adelantaba hacia Hall contra la jaula, donde Hall siempre ha tenido el hábito de terminar atrapado, y en cuando Hall se adelantó con una patada de mula, Mousasi cayó al suelo. El único momento de efectividad de Mousasi en el suelo fue cuando encajó una kimura y una barra de brazo desde la posición inferior, pero duró diez segundos y después ya tenía a Mousasi encima de nuevo. Al comenzar el segundo asalto Mousasi presionó a Hall una vez más pero fue recibido con un jab, aunque no lo detuvo al continuar avanzando, otro golpe lo mandó al suelo antes de ser finalizado. ¿Cuál fue ese golpe? La patada de mula con salto que ya es característica de Hall. La cuestión aquí fue que cuando Hall estaba lanzando la patada, Mousasi estaba inclinándose.

Una rodilla voladora siguió al holandés y le puso fin al combate. Justo como la patada con la que Renan Barao conectó a Eddie Wineland en la cabeza, las discusiones posteriores al combate hablaban nada más de lo suertudo que había sido al conectar tal golpe. Hay un viejo dicho que indica, que cuando estás intentando golpear a alguien, no hay nada de suerte en lograrlo. Pero, ¿qué pasa cuando conectas una zona equivocada y de alguna manera el golpe te funciona mejor? Eso no importa, no podemos hablar del MMA basándonos en la intención del oponente. Mousasi había caído y Uriah Hall al fin tenía una victoria reconocida en su récord.

En la revancha muchos esperan que Mousasi logre llevar la pelea al suelo e intente quedarse de pie menos tiempo —aunque no estaba tomándose su tiempo en la ultima pelea. La reciente confianza que demostró Mousasi en la pelea de pie mientras superó a Vitor Belfort fue inspiradora, especialmente con los problemas que presenta Hall cuando no le permiten la distancia correcta para conectar sus golpes de lejos.

Tal vez el factor más interesante de la pelea es que Mousasi está en la poco envidiable posición de tener que ganar su combate. Debido a que Mousasi podría emocionarse para demostrar un punto, podría exponerse a otra derrota humillante ante Hall quien, aunque tiene fallas, también tiene la habilidad de golpear aprovechando cualquier hueco que se le presente y convertir ese golpe en un nocaut. Mousasi podría también haber revisado las peleas entre Joe Schilling y Hisaki Kato. Schilling tenía poca ventaja cuando la revancha sucedió con reglas de kickboxing y no de MMA, pero en lugar de usar las patadas y rodillas que utilizó para poner en problemas a Artem Levine y Simon Marcus, Schilling se equivocó al colocar las manos a la altura de su cadera. Kato noqueó a Schilling y no nada más le quitó ímpetu a su carrera de MMA, sino que el estadounidense está batallando para reconstruir su carrera en el kickboxing, donde alguna vez fue considerado parte de la élite.

Mousasi vs Hall es una pelea interesante pero la volvieron a programar nada más porque sí. Mousasi ha logrado algunas victorias desde entonces, mientras que Hall lleva una racha de dos derrotas al hilo. Si Hall gana llevará 1-2 en sus últimas tres, si Mousasi gana no subirá mucho en la división. Es difícil considerar a cualquiera de los dos como peleadores de élite.

Este fin de semana Ryan Bader pelea contra Antonio Rogerio Nogueira en la cima de una cartelera un tanto aburrida. Su tradición de ayudar a estrellas brasileñas en su país natal continúa con tanto Thomas Almeida como Claudia Gadelha enfrentando oponentes con menos de seis victorias en sus récords, y en la cartelera estelar. Tal vez vale la pena emocionarse por el regreso de Jack Hemansson, que lució magnífico en su debut en el octágono en septiembre.

Publicidad

El evento de Mousasi vs. Hall también cuenta con el regreso de Kyoji Horiguchi, que enfrenta a Ali Bagautinov. El japonés es uno de los mejores golpeadores en el deporte, mezclando karate con boxeo de una manera hermosa.

Bagautinov es el clásico luchador daguestaní, quedándose de pie junto a la jaula y lanzando la derecha o un intento de derribo cada que su oponente se adelanta.

Las peleas más emocionantes del fin de semana probablemente sean las de Bellator, donde Benson Henderson retará a Michael Chandler por el cinturón de los ligeros. Las peleas que le han programado a Henderson han sido extrañas de ver, ya que ha enfrentado a un gigante de peso wélter y después a un peso pluma de mucho menor tamaño. Mientras tanto, Michael Chandler ha lucido mejor que nunca después de recuperarse de su derrota contra Will Brooks, y su derecha cada vez es mejor. Y si sintonizas las peleas a buena hora podrás ver a Michael "Venom" Page enfrentando a Fernando González en una pelea que se había firmado tres veces antes y nunca había sucedido.

De manera alterna podrías ver el muy anticipado combate entre dos de los mejores boxeadores del mundo: Andre Ward y Sergey Kovalev. Probablemente es la razón por la cual las carteleras de MMA de este fin de semana no son tan emocionantes, ya que Ward vs. Kovalev es el highlight del fin de semana para el fan promedio. Muchas cosas sucederán este fin de semana, pero regresen el lunes para que discutamos lo mejor.