FYI.

This story is over 5 years old.

¡queremos barbacoa!

El ‘Guishe’ y su ‘barbacoa’, tras los pasos del ‘Potro’ galopante

Guillermo Franco está a un paso de regresar al Tec de Monterrey, pero no con Rayados sino con la institución educativa. Un paso que podría ser similar al que una vez vivió Raúl Gutiérrez.
19.8.15
Foto: Vavel.com.mx

Con eso que está de moda volver y volver, Guillermo Franco, ese mismo que nos dejó calvos del enojo y la desesperación, y que sentó (qué novedad) a Javier Hernández en Sudáfrica, regresará a nuestro país y de paso, a Monterrey.

Lo hará con el Tecnológico del Monterrey, y no precisamente para ser la botarga de 'Borrego', sino como el 'Coordinador y Supervisor de Entrenadores' en la institución educativa.

Publicidad

Aquél que besaba el escudo del Tri y que festejaba de la misma manera en la que nosotros le mentábamos sus fallas, regresa a la ciudad donde es un enorme ídolo, y a una institución qué curiosamente, también porta los colores azul y blanco.

Ser entrenador de una institución educativa no es sinónimo de cavar una tumba deportiva en medio de pupitres y pizarrones. Aunque usted no lo crea, hay casos verdaderamente sobresalientes que dieron el brinco del campo universitario, a un campeonato mundial. Y eso fue en México.

¿Cuántos saben del pasado como entrenador del 'Potro' Gutiérrez? Antes del tremendo éxito que ha tenido el hoy entrenador de la Sub 23 de México, y candidato a tomar el Tri mayor, dirigió un equipo de chavos con la ilusión, no de jugar en el América o en las Chivas, sino de obtener un título universitario.

Raúl Gutiérrez fue entrenador del equipo de futbol de la UPAEP (Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla) llevándolo al título de la CONADEIP, y años más tarde, de la Universiada de 2005 que dirigió en Turquía.

Quienes vieron al 'Potro' con aquel equipo de la UPAEP, comprendió el porqué del éxito actual de Raúl Gutiérrez. Ese equipo era armonía total y fe entre jóvenes y entrenador. Con un nivel que si bien no era de Primera División, podía competir sin problema alguna en una segunda división.

El ex jugador del Atlante comprendió que a los jóvenes universitarios había que inculcarles valores distintos al del futbolista profesional. Esas mismas ideas, entendidas gracias a su interés en la psicología aplicada, los llevó al aspecto semi profesional con aquella selección Sub 17 que ganó el Mundial de México en 2011.

Publicidad

Ser jugador de futbol y saberse dueño de la verdad solo porque practicó a nivel profesional con la pelotita, es una tremenda y asquerosa falacia que muchos creen y compran (saludos televisoras). El talento nato que se gana en el profesionalismo se debería nutrir mediante estudios y la concepción de otros métodos de trabajo que se aprendan de rubros, que no siempre se ganan en el campo o en el vestidor. Ahí, el 'Potro' es de los pocos que lo saben.

No sabemos si Guillermo Franco sea exitoso enseñando a universitarios y 'prepos', y tenga las cualidades que Raúl Gutiérrez posee. Quizá, porque no sabemos, solo le interesa cobrar y volver. Ojalá, y creemos, no será así.

El Tec de Monterrey lleva varios años buscando ese modelo de entrenador. Ya tuvo a técnicos de selección como José Antonio Roca y Miguel Mejía Barón, así como mundialistas de la talla de Miguel España o Juan de Dios Ramírez Perales.

La idea de ser un 'muerto en vida' que deambule por los pasillos del Tec, es un error que muchos tenemos, y que bien podría ser utilizado por el argentino para capacitar y después, dar el salto a estándares mayores, tal y como Raúl Gutiérrez.

Imagínense al 'Guishe' festejando iracundo en el partido entre el Tec de Monterrey y la Universidad Veracruzana en la semifinal de CONADEIP. Yo ya lo vi, ya lo vi.