FYI.

This story is over 5 years old.

fifa-gate

FIFA-Gate: Espectaculares los arrestos, importantes las reformas | ES | Translation

Los cambios en la estructura de FIFA son trascendentales. La corrupción puede seguir con nuevos personajes pese a los arrestos previos.
6.12.15
Foto: EFE

La nueva irrupción del FBI en conjunto con autoridades suizas en el hotel de lujo de Zúrich predilecto de los altos mandos de la FIFA cimbró otra vez las redes sociales y los encabezados de la prensa internacional. El anuncio de 16 nuevas acusaciones criminales por el Departamento de Justicia de Estados Unidos incluye a quienes desde mayo de este año ostentaron las presidencias de Concacaf y Conmebol, Alfredo Hawit y Juan Ángel Napout, y también a los intocables de la Confederación Brasileña de Fútbol como Ricardo Teixeira y Marco Polo del Nero, quienes no han salido de Brasil por temor a lo que es ya inevitable.

Publicidad

Tan espectaculares como son estos arrestos y nuevos pedidos de extradición, debe entenderse que el único organismo capaz de reformar la FIFA y extirpar el tumor corrupto que yace en sus entrañas es la misma FIFA y no el Gobierno de Estados Unidos ni el de la Confederación Helvética. Ambas fiscalías han utilizado instrumentos legales para perseguir en este caso crímenes tales como la asociación delictuosa, el lavado de dinero, la evasión fiscal y la corrupción comercial que, sin embargo, no atacan de raíz los muchos problemas del organismo internacional que fundamentalmente tienen que ver con la forma en que se elige a sus dirigentes y el cómo y a quién se adjudica la organización de los mundiales.

Con los viejos corruptos tras las rejas, sin reformas verdaderas en la FIFA no hay seguro contra la aparición de nuevos corruptos y la elección de sedes mundialistas empañadas otra vez por sospechas de sobornos y compra/venta de votos y conciencias.

No fue sino hasta que el semanario alemán Der Spiegel publicó los señalamientos de que la Federación Alemana de Fútbol (DFB) compró la elección de la Copa del Mundo de 2006, que el escándalo sobre fraude electoral y clientelismo político -raíz de la corrupción al interior de la sede en Zúrich- se volvió tema de debate hacia la reforma de la FIFA. Lo revelado apunta a que la candidatura alemana se valió de financiamiento irregular por un monto aproximado de 10 millones de dólares facilitados por el entonces presidente ejecutivo de Adidas, el fallecido Robert Louis-Dreyfus, que habrían sido usados en la compra y coacción del voto del Comité Ejecutivo y del Congreso de la FIFA. Los detalles de la 'compra' de Alemania 2006 habían sido publicados con mucha anterioridad en diversos trabajos de periodismo de investigación, pero sólo tras la primera irrupción del FBI el escándalo tuvo consecuencias: gobiernos y corporaciones comerciales compraban candidatos y candidaturas para sacar renta a través de la FIFA.

Foto: Reuters

Si los altos mandos arrestados este 3 de diciembre se arriesgaron a esta segunda irrupción, fue porque el Comité Ejecutivo de la FIFA programó una reunión extraordinaria para discutir las propuestas del Comité de Reformas. El documento disponible en el portal del organismo incluye temas como separar lo político de lo administrativo para evitar el conflicto de interés, aumentar la participación de las mujeres en la toma de decisiones, considerar el respeto a los derechos humanos e incrementar el número de equipos participantes en el mundial de 32 a 40. Desafortunadamente, la reforma que busca retirar la administración de los negocios de la FIFA del presidente y del Comité Ejecutivo sustituyendo a este último por un novedoso 'Consejo de la FIFA' parece más un retoque cosmético dado que Joseph Blatter ya delegaba varias de sus tareas en el también suspendido secretario general Jerome Valcke.

Foto: Euronews

Más alarmante es lo relativo a la reforma electoral de la FIFA. En el documento sólo se habla de limitar los mandatos presidenciales y los de los miembros del Comité Ejecutivo a tres períodos de cuatro años (consecutivos o no) en lugar de esos mandatos casi vitalicios como el de Blatter o el de su antecesor Joao Havelange. Y asimismo se habla de sujetar las candidaturas a la presidencia y al nuevo Consejo a 'pruebas de confianza' administradas por un comité revisor independiente. En cuanto a sospechas de votos comprados y elecciones dirigidas por el uso de dinero de dudosa procedencia, las 12 páginas del documento se quedan mudas.

Por toda la espectacularidad de encarcelamientos y extradiciones dispuestas por las justicias estadounidense y suiza, la FIFA está en riesgo de seguir por las mismas veredas de corrupción, compadrazgos y arreglos políticos que han deteriorado la credibilidad del fútbol profesional. El Comité de Reformas está dejando pasar una oportunidad de atacar la causa de la opacidad y con ello los amantes del fútbol están en riesgo de perder la capacidad de sorpresa ante nuevas redadas del FBI en Zúrich.

@CesarKickoff