FYI.

This story is over 5 years old.

¡Alerta Medellín! Se les vienen 40 horas de rumba seguida este fin de semana

Ruta y tips para sobrevivir al Baum Park, el Off the Park, Clase de Siete, Ron Morelli y el Fuck My Funk. ¿Será que aguantan?

Es una utopía que el gobierno colombiano nos deje meternos una fiestica legal que nos dure 40 horas. Afortunadamente, las estrellas se alinearon par que este fin de semana se juntaran tantas fiestas: el Baum Park, el Off the Park, Clase de Siete, Ron Morelli y Fuck My Funk llegaron todos juntos en una nave espacial que aterrizó en Medellín.

Así que queridos seres que habitan los valles centrales de la bella Antioquia, este fin de semana les llegó su eterna primavera. Ustedes saben a qué nos referimos, a los ravers de Medellín se les viene un bailoteo de 40 horas seguidas, que desde Thump, esperamos sinceramente que cumplan a cabalidad. Como no es cualquier cosa eso de guerrearse todo un fin de semana de fiesta, decidimos botarles una listíca lo más de bonita para que se enfilen en la tropa raver bien guapos y alentados.

Publicidad

1. Échese una siesta de miércoles a viernes en la medida de lo posible.

2. Vaya y busque el rosario desteñido de su abuelita porque lo que viene es duro.

3. Métase un calentao de frijoles pa' que coja fuerzas.

4. Trate de acompañar a su tía soltera a la clase de yoga en el salón comunal para alinear los chacras antes del bailoteo infinito.

5. Regresa y despídete de cada miembro de tu familia dramáticamente, porque no sabes qué pueda pasar en este viaje.

6. Nada de andar en carro, solo transporte público, el de Medellín no es tan malo como el de Bogotá. Eso sí, si va a llevar a su gacela procure al menos gastarle Uber…

7. Ya una vez dentro del Baum Park, abra esa riñonera, saque la gafa polarizada y olvídese de las leyes cósmicas.

8. Entre Andhim, Joris Voorn, Juan Atkins, Marco Bailey, Klangkarussell y Scuba, procuren comerse algún choripán con gaseosa.

9. Ya está entrando la madrugada y conforme Green Velvet está ejecutando sus últimos zarpazos, ya apareció el amigo estallado proclamando a los cuatro vientos "¡AÑAÑAYY GRINBELBE!". El Baum Park ya valió la pena.

10. Mientras los decibeles van mermando, dentro del tumulto sudoroso alguien dice "¿Oe, ¿quién dijo Off the Park?". Ha salido el humo blanco del vatican technero, habemus remate…

11. Recuerda hidratarte bien, cómprate un paquete de Chokis para meterle energía a tu cuerpo y sigue con el jolgorio. Entre las lagunas y el amigo que se levantó un paquete de trocipollos, ya estás, de repente, frente a MUTE, en el corazón de la zona industrial del sur de la ciudad con Memek, Deraout y Juli Monsalve, entre otros DJs locales y alguna sopresa internacional.

Publicidad

12. El cuerpo ya va estar pasándole cuenta de cobro, así que procure echarse "un foquito" en una banquita, ojalá cerca a Heard From. Esas siestas de 20 minutos son lo más reparador del mundo, según NatGeo.

13. Asegúrate de poner una alarmita para las 7:00 a.m. del sábado, justo a la hora que comienza Clase de Siete: After Park. Si toda una fiesta viajó a tu tierra, es tu deber ciudadano atender a los invitados. Y ya que andamos de mañanita, búsquese un Mi Buñuelo por ahí.

14. Entonces del sur volvemos a la zona rosa, ya la energía no da para el ajetreo de un metro, ni para las miradas penetrantes de las abuelitas que van rumbo a la clase de gimnasio. Guarde energía y saque platica para el taxi, o échese un Uberpool con los parceros.

15. En este punto ya no existe la noción del tiempo, ni del espacio, ni un ojo bien delineado. De hecho tampoco sabes dónde dejaste la riñonera, pero no importa porque el parche no te deja morir -más de lo que estás-. Eso si, el celular no lo puedes perder de vista porque uno sin plata de pronto sobrevive, si hay a quién llamar al rescate, claro.

16. Ya tu cerebro no logra distinguir ni formas ni sonidos, y no sabes si estas bailando al ritmo de Pablo Cahn, D. Jaguar o Loner. Para darle gasolina a ese cuerpito bailador, cómete una arepita o una hamburguesa callejera. A eso de las 7:00 p.m. del sábado estás renaciendo como un ser nuevo, estás entrando en modo de raver Sayayín.

Publicidad

17. Comienza el voz a voz de cómo terminar este triatlón fiestero, el parche se divide entre Ron Morelli en Mansion o el Fuck My Funk en Sabaneta. Esta decisión es compleja, así que no existe tip que valga.

18. Si por algún motivo deciden ir al Fuck my Funk, estén pendientes a la locación por la página de MedellínStyle.

19. Te toca tomar una decisión, pero en medio de la nebulosa sintética el dilema está complicado de gestionar. Busca un Rapidogs o un Mcdonalds, cualquier chuzo de comida rápida que te ayude a medítarlo con calma. Tome Pony Malta, dicen que es bebida de campeones.

20. Deje la decisión en manos del destino o de la madre Laura, cualquiera que le suene más. Si usted aguantó hasta acá y además se va a ir a alguna de esas fiestas, el cosmos le otorga el nivel nirvana del raver, puede morir sabiendo que se consolidó en la escena. Igual su cuerpo sigue siendo mortal, así que no deje de hidratarse y de comerse unos fruticos secos.

21. Si logró recorrer todas las fiestas, usted ya no necesita de tips de nada por el resto de su vida. Usted ya es su propio padre. Como buen raver bendecido y afortunado, pon ese puño en alto (si te responde) abre Instagram y tómate una selfie gritando lo más duro que puedas ¡Namastechno!

***