Ilustración de una mano con un guante y lubricante en el dedo
Ilustración por Cathryn Virginia
Sexo

Cómo llegar al mejor orgasmo ordeñando tu próstata

Ponte realmente excitado. Usa un toque delicado. Prueba con el movimiento de “ven aquí” o la técnica del “limpiaparabrisas”.
14.9.21

Artículo publicado originalmente por VICE en inglés.

Para las personas que los tienen, los penes a menudo se consideran las estrellas del show cuando se trata del placer sexual. Sin embargo, con frecuencia pasamos por alto un pequeño órgano al que se puede acceder a través del recto para provocar múltiples orgasmos eufóricos en todo el cuerpo. Me refiero a la próstata.

Publicidad

No existen muchas investigaciones académicas o clínicas sobre el potencial de la próstata para provocar placer y mucho menos sobre cómo llegar a un orgasmo prostático si nunca lo has hecho antes. Está bien, estamos aquí para ayudarte a tomar tu próstata literalmente en tus propias manos. Analicemos cómo hacer volar tu mente desde la retaguardia con la ayuda de educadores sexuales, actrices de contenido para adultos, terapeutas y otros profesionales del placer prostático.

¿Qué es la próstata exactamente?

La próstata es una glándula del tamaño de una pelota de ping-pong situada bajo la vejiga, cerca de la raíz interna o bulbo del pene. Como parte de sus funciones, la próstata ayuda a mantener las erecciones y transporta los espermatozoides durante la eyaculación, entre otras importantes tareas reproductivas.

“Si bien a los científicos les gustaría debatir y enredarse con la investigación de glándulas y cosas similares, una analogía aproximada sería que una próstata es similar a un punto G y está ubicada de manera muy similar”, dijo Rain DeGrey, una educadora sexual y actriz de contenido para adultos que ha estado impartiendo clases sobre los pormenores de los orgasmos del “punto P” durante 13 años.

Al igual que los genitales y el perineo (que es la piel entre los testículos y el ano), la próstata tiene miles de terminaciones nerviosas que, cuando se estimulan, pueden sentirse intensamente placenteras, aunque no para todos. Al igual que con cualquier acto sexual, tu kilometraje personal puede variar. “Creo que es importante que quienes poseen una próstata sepan que no a todo el mundo le gusta que le masajeen la próstata”, dijo el educador sexual Reid Mihalko, aunque fomenta la exploración de la próstata de todos modos, porque, dijo: “Descubrir lo que no te gusta también es un gran acierto”. 

Bien, entonces... ¿estimular la próstata equivale a la estimulación anal?

Si bien la estimulación de la próstata y el sexo anal pueden implicar la penetración anal, ambos actos sexuales son totalmente diferentes. La estimulación interna de la próstata requiere un toque más suave e implica movimientos más precisos e instrumentos más pequeños, como dedos o juguetes cortos, en lugar de dildos o penes. Debido a que un pene o un dildo no tienen tanto rango de movimiento como los juguetes pequeños o los dedos, es difícil masajear la próstata de manera efectiva con ellos.

Lo que podría no parecer tan diferente entre ambos tipos de estimulación es el estigma que algunas personas sienten sobre el placer sexual que involucra sus traseros. “Muchas personas con próstata se sienten cohibidas y/o avergonzadas por explorar la estimulación prostática”, dijo Todd Baratz, terapeuta sexual y experto en bienestar sexual en Arcwave. “Muchos hombres [en particular] internalizan la idea de que es femenino (y por lo tanto negativo) jugar un papel receptivo en la penetración, ya que crecieron con el aprendizaje de que la pareja receptiva es femenina y por lo tanto sienten vergüenza al asumir esta posición”. Si bien anular estos estigmas y creencias nocivas puede ser un verdadero desafío para los novatos del juego prostático, Baratz ofreció este consejo: “Intenta recordar que se trata de concepciones sexuales y de género obsoletas que excluyen tu placer. También son incongruentes con tus deseos, si lo que estás buscando es el placer mediante el punto P”.

¿En qué se diferencia un orgasmo prostático de uno inducido por el pene?

Un orgasmo en el punto P implica masajear u “ordeñar”, como a veces se le llama, la glándula prostática a través de la pared rectal con el dedo o un juguete sexual. (La “leche” se refiere al líquido prostático blancuzco y fino que se libera cuando se estimula la próstata).

Para los principiantes, la forma más fácil de acceder al punto P es con un dedo o juguete lubricado en el trasero. En algunos casos, aunque es más raro, algunas personas pueden venirse al estimular su próstata externamente a través de un masaje en el perineo. 

¿Cómo se siente un orgasmo inducido por la próstata? 

“En una escala del uno al 100, le daría a un orgasmo peniano un 10 y a un orgasmo prostático un 100”, dijo Dainis Graveris, educador sexual certificado y experto en relaciones en SexualAlpha. ¿Por qué tanta alabanza? “Los orgasmos del pene se originan en los genitales, pero los orgasmos prostáticos se sienten como si provinieran de lo más profundo del cuerpo. Una vez que lo sientes, es una experiencia totalmente abrumadora y más allá de este mundo”, dijo.

Los orgasmos prostáticos también pueden durar más, ser más intensos o sentirse en todo el cuerpo y pueden conducir a orgasmos múltiples en un corto periodo de tiempo; Gravaris y otros entusiastas del placer prostático lo llamaron Súper O. “Las sensaciones son así de intensas. Éxtasis puro. Una sensación de otro mundo. Sin período refractario, lo que significa que puedes experimentar orgasmos múltiples”, dijo.

Otros describieron la experiencia como algo completamente diferente de un orgasmo inducido únicamente por el pene. “Cuando recibo un masaje en la próstata, eyaculo rápidamente”, dijo Mihalko. “No hay una gran acumulación de placer y por lo general no estoy erecto, así que puede parecer decepcionante. Pero lo realmente maravilloso es que sé que aún puedo tener sexo cuando tenga 90 años. Si no puedo lograr una erección, entonces sé que puedo tener un orgasmo de esta manera”.

¿Por qué algunos orgasmos prostáticos son más potentes que los que tengo con mi pene?

¡Es difícil decirlo con certeza! Hasta la fecha, no se han realizado estudios creíbles y aprobados por expertos sobre este tema específico. “La mayor parte de la información sobre esta función placentera proviene de fuentes anecdóticas”, como R.J. Levin escribió en un artículo de 2017 en Clinical Anatomy. Dicho esto, hay mucha evidencia anecdótica. Los sitios web, blogs y foros comunitarios abordan las técnicas para lograr orgasmos prostáticos: desde subreddits con 47.000 miembros hasta artículos de revistas mainstream y grupos de entusiastas, tanto en Internet como en la vida real. Una de las comunidades más destacadas cuenta con el apoyo del fabricante de juguetes sexuales Aneros, que fabrica juguetes estimulantes de la próstata y alberga un chat privado, una wiki, un blog y un foro donde sus 50.000 miembros pueden compartir sus experiencias, consejos e ideas sobre el placer prostático.

El hecho de que el área esté repleta de terminaciones nerviosas (junto con el perineo y el ano) probablemente juega un papel importante en por qué se siente bien estimularla. También lo hace la ubicación de la próstata cerca de la raíz del pene, que es igualmente sensible y no recibe mucha estimulación, en comparación con el cuerpo del pene. Levin concluyó que “el incremento en la conciencia corporal” asociado con la estimulación de la próstata aumenta la percepción de las sensaciones genitales y conduce a un mayor nivel de placer. Es decir, cuanto más esté en sintonía con tu cuerpo, prestando atención a cada sensación (no solo a los genitales), más intensamente se sentirán tales sensaciones. Para crear esta sintonía es necesario “reentrenar el cerebro” para crear nuevas rutas hacia el placer. Gravaris también hizo eco de esta idea. “Se necesita tiempo para volver a establecer conexiones en el cerebro”, dijo. “Te sentirás vulnerable. Ser penetrado es una mentalidad totalmente diferente”.

¿Cómo puedo excitarme y prepararme para ordeñar mi próstata?

En su reporte, Levin citó a la comunidad de Aneros y señaló que muchos de los temas de discusión sobre cómo tener orgasmos mediante la estimulación del punto P enfatizaban la relajación, el tiempo y la práctica. “Relajarse es esencial”, dijo DeGrey. “Si no puedes relajarte, nunca podrás disfrutar la experiencia. Introducir algo en tu cuerpo es un acto muy íntimo y vulnerable. Incluso si es tu propio dedo”.

La exploración puede ayudarte a decidir si el placer prostático es lo tuyo. “Puede ser extremadamente difícil tener un orgasmo a través del punto P y algunas personas simplemente no pueden. No significa que no valga la pena intentarlo, pero es importante tener expectativas realistas, en particular para las personas que son principiantes en el juego prostático”, dijo Baratz.

Al igual que con cualquier tipo de sexo, es importante que la meta sea alcanzar el placer, en lugar de los resultados (el orgasmo). “Animo a la gente a explorar el placer del punto P antes de buscar el orgasmo”, dijo Baratz. Esta exploración puede implicar el juego prostático durante otras actividades sexuales que ya disfrutas, como la masturbación o el sexo oral. Puedes probar diferentes sensaciones, movimientos y juguetes (más sobre eso a continuación) con el propósito de ver cómo se siente, no necesariamente para excitarte.

Publicidad

Como Baratz también le recordó a la gente: “Estén preparados para el excremento; a veces pasa”. Si la higiene es importante para ti, asegúrate de que el área esté limpia antes de comenzar. Podrías probar las duchas anales, los enemas o simplemente defecar unas horas antes de jugar. Si no te importa tanto, no te preocupes. Muchas de las personas que disfrutan de la estimulación anal entienden que un poco de desorden es algo natural.

También es importante estar excitado antes de buscar la próstata o de cualquier tipo de juego penetrativo. Cuando estás excitado, el área genital (por dentro y por fuera) se vuelve más sensible y abultada, así que es más probable que diferentes tipos de sensaciones se vuelvan placenteras.

Mihalko llamó a un orificio listo para la penetración anal un “agujero hambriento”. Es posible que muchas personas con próstata no estén familiarizadas con las señales asociadas con tal anticipación, ya que es posible que no hayan experimentado la penetración anal fuera de un examen prostático, “que no es nada erótico”, dijo Mihalko. “Si buscas estimular tu próstata por primera vez, asegúrate de que tu cuerpo esté lo suficientemente excitado como para querer algo dentro”.

Esto puede implicar, como se mencionó anteriormente, que el área esté abultada y tenga una mayor sensibilidad, señales verbales (si estás con una pareja) y un cuerpo relajado libre de tensión y estrés. Si nunca antes has prestado mucha atención a las señales de tu cuerpo, podrías requerir algo de práctica, pero una vez que comiences a notar las señales de que estás excitado, también será más fácil descifrar si tu cuerpo está enviándote señales de no penetrarlo.

¿Cómo encuentro mi próstata?

Una vez que estés excitado y listo para la penetración, acuéstate boca arriba con una almohada bajo las caderas (si tu dedo o juguete está entrando desde el frente), o toma una posición boca abajo sobre tu estómago con una pierna doblada y con la rodilla hacia un lado para darle a tu entrepierna algo de espacio lejos del colchón para poder alcanzarla. O ponte en cuatro patas (si vas a entrar por detrás). Si estás usando los dedos, DeGrey aconsejó comenzar lento y suave, y solo insertar un dedo lubricado en el recto, ¡sin “lesiones ni cortes!” y “con guantes, para mayor seguridad”. Los guantes ayudan a prevenir heridas o desgarres accidentales en el delicado revestimiento rectal. Además, te impiden tocar cualquier porción de excremento que puedas encontrar.

¿Cómo sabes si encontraste la próstata? DeGrey aconsejó buscar un “bulto redondeado, que puede ser más o menos obvio según el cuerpo de la persona” y lo excitada que esté. “Lo más importante es el placer. Cuando sientes placer, la encontraste”, explicó.

Publicidad

Una vez dentro, presiona tu dedo o tu juguete —previamente lubricados—hacia el ombligo con un movimiento de “ven aquí” o “con la presión suave de un movimiento circular o de adelante hacia atrás, con el tronco del dedo, no con la yema”, dijo DeGrey. Definitivamente es mejor comenzar suave y aumentar la presión, según sea necesario.

Además, Mihalko sugirió probar la técnica del “limpiaparabrisas” (un movimiento hacia adelante y hacia atrás) y la de “presionar y soltar” como otras sensaciones para jugar.

Puedes experimentar con diferentes niveles de presión e intensidad, pero no hagas nada que duela. “Si masajeas la próstata con demasiada fuerza, podrías dañar los nervios”, advirtió DeGrey, “lo que puede provocar dolor e incluso disfunción eréctil”.

Algunas personas pueden llegar al orgasmo solo con la estimulación prostática, mientras que otras disfrutan de combinarla con las sensaciones del pene. Si deseas probar conjuntamente estimular tu próstata y tu pene, una vez que hayas encontrado la sensación y la presión adecuadas en tu próstata, mantén esa presión, ritmo o intensidad. Con la otra mano puedes estimular tus genitales, pezones, u otras zonas erógenas como apoyo. Continúa acariciando tu pene (o la zona erógena de tu elección) hasta que la intensidad aumente y sientas placer irradiando por todas partes, no solo en tus genitales. Una vez que estés casi a punto del orgasmo, deja de tocarte los genitales y concéntrate por completo en tu próstata hasta venirte.

¿Puedo usar juguetes sexuales en mi próstata?

¡Claro que puedes! Mihalko y Gravaris recomendaron juguetes sexuales estimulantes de la próstata, ¡con lubricante, mucho lubricante! Los juguetes son especialmente útiles si tiene problemas de movilidad o te es difícil alcanzar la próstata con los dedos.

Si estás usando un juguete para la penetración, asegúrate de elegir uno para el juego anal (es decir, uno que tenga una base acampanada), porque si no lo haces, el juguete podría deslizarse completamente hacia adentro, garantizando una visita a la sala de emergencias que probablemente no quieras tener.

Los principiantes deben buscar juguetes para la próstata que tengan cabezas más pequeñas para facilitar la inserción, especialmente si eres nuevo en la penetración: cuerpos ahusados ​​que no sean demasiado anchos o largos, ya que la próstata no está a una gran profundidad dentro del cuerpo; y bases ensanchadas, para no perder el juguete dentro de ti.

Publicidad

Si bien los juguetes sexuales pueden ser costosos, son una inversión en tu cuerpo y placer. “Las herramientas profesionales crean resultados profesionales”, como dijo Mihalko. Los juguetes populares para principiantes recomendados por los expertos con los que habló VICE para este artículo incluyen el Helix Syn Trident de Aneros, el Vector de We-Vibe y la Pure Wand de njoy, que funciona tanto en puntos G como en puntos P.

Wow, esto se siente increíble. Ahora... ¿cómo puedo involucrar a una pareja?

Probar la estimulación prostática con una pareja puede ser una experiencia de vinculación emocional íntima y vulnerable. (También puede ser muy excitante). Además, una pareja puede profundizar, explorar diferentes ángulos y probar posiciones que podrían no ser posibles durante el juego prostático en solitario.

Puedes probar cualquier posición o técnica que funcione para la masturbación en pareja, aunque si recién estás empezando, es mejor hacerlo de manera simple. “Personalmente, he descubierto que la forma más efectiva es tener a alguien acostado boca arriba, mientras le deslizo un dedo dentro y presiono hacia la raíz del pene”, dijo DeGrey. “Los juguetes van a complicar más las cosas al principio. La gente ciertamente puede pasar al uso de juguetes, pero para la primera vez, usa tus dedos. Son más baratos y cuentas con 10 de ellos”.

Si eres la persona que da el masaje (o incluso si eres el receptor), es importante que prestes atención a las señales corporales. Obviamente, las vocalizaciones y palabras entusiastas son útiles para expresar lo que te gusta y lo que te disgusta, pero si alguien es del tipo silencioso, busca otras señales no verbales. “¿Tienen los ojos cerrados o abiertos? ¿Su respiración es rápida o lenta? ¿Sus músculos están tensos o relajados? ¿Se están empujando contra ti o se están alejando? Todo eso es comunicación y retroalimentación”, aconsejó DeGrey.


Aprender a llegar a un orgasmo prostático, si nunca lo has hecho, implica cierta cantidad de práctica, exploración y apertura mental. Recuerda que la recompensa está en intentarlo. Celebra cualquier progreso que obtengas, las nuevas sensaciones en las que te hayas embarcado, y todos y cada uno de los orgasmos que experimentes. Al final del día, saber más sobre tu próstata y tu cuerpo en general —sus gustos, disgustos, señales y respuestas— es motivo de celebración en nuestra educación sexual. Además, es una ventaja si ahora conoces otra forma potencial de sentirte realmente bien por dentro.

Sigue a Anna Pulley en Substack.