Salud

Este hombre extrañamente eyaculaba por el ano

Al parecer, una muy inusual complicación causada por un catéter hizo que este hombre eyaculara por el ano durante dos años.
LC
traducido por Laura Castro
29.9.21
Una tomografía computarizada de la pelvis del hombre, con una flecha que muestra dónde está la fístula.

Un hombre pasó dos años eyaculando por el año antes de buscar ayuda, en un caso que dejó sorprendidos y perplejos a los investigadores.

En un estudio titulado “A Curious Case of Rectal Ejaculation,” [Un caso curioso de eyaculación rectal], publicado el mes pasado en la revista médica Cureus Journal of Medical Science, un equipo de la división médica de la Universidad de Texas en Galveston describe a un paciente que buscó tratamiento después de cinco días de padecer dolor testicular, y de llevar también dos años expulsando "una cantidad sustancial" de semen a través de su ano.

Cuando el hombre de 33 años fue a que le hicieran una tomografía computarizada de su pelvis, los médicos vieron que tenía una fístula rectal-prostática, una condición rara en la que el cuerpo desarrolla un orificio que conecta el recto con el tracto urinario inferior, la cual crea todo tipo de problemas (como excremento en la orina y viceversa). En el caso de este hombre, el agujero creó un nuevo pasaje para que viajara su esperma; en lugar de salir a través de su pene, como se supone que debía suceder, tomó una brusca desviación a la izquierda y salió por su ano.

Este tipo de fístulas generalmente son causadas por traumatismos, infecciones crónicas del tracto urinario, cirugías o cáncer. Este paciente en particular tuvo una estadía prolongada en el hospital hace dos años, justo antes de que comenzaran sus problemas, durante la cual le indujeron un coma médico para que se recuperara de una sobredosis de cocaína y PCP, mejor conocido como Polvo de ángel. Los investigadores de este estudio plantean la hipótesis de que un catéter insertado incorrectamente durante su hospitalización podría haber causado el trauma en el tracto urinario y creado la fístula.

Los médicos pudieron reparar el agujero con cirugía y el hombre se recuperó por completo. Aunque se trata de una complicación muy inusual con los catéteres, los investigadores señalaron que este caso "no solo describe una complicación muy poco común del uso de los catéteres, sino que también enfatiza la importancia de que el proveedor ponga toda su atención al utilizar terapias aparentemente benignas" como los catéteres. Probablemente, también sería una buena idea consultar de inmediato a un médico al empezar a eyacular por el culo.