Drogas

Estos son los peores sitios del mundo en los que te pueden pillar con maría

Lee esto antes de irte de vacaciones.
24 Febrero 2020, 4:45am
dubai mariahuana
En Dubái, te pueden caer cuatro años de cárcel por llevar encima 0,0003 gramos de cannabis. Foto: Tom Dulat / Getty Images


Para la gente que fuma hierba, tener un camello fiable cuando vas de vacaciones es básico. A nadie le gusta tener que perder el tiempo buscando uno por la playa para que luego te cobre 50 euros por dos gramos.

Esta tarea se ha vuelto mucho más fácil en los países en los que se ha relajado la legislación sobre el cannabis. Canadá, Uruguay y varios estados de Estados Unidos han legalizado por completo el consumo recreativo de cannabis, y en lugares como Ámsterdam y Jamaica se recibe a los turistas fumetas con los brazos abiertos.



Sin embargo, en muchos otros países la marihuana equivale al mal y se la considera más peligrosa que la metanfetamina y la heroína, mientras que quienes la consumen son vilipendiados y calificados de adictos. En función de la cantidad que lleve encima, una persona a la que las autoridades pillen con hierba encima puede enfrentarse a importantes condenas de cárcel o incluso a la pena de muerte. El Sudeste Asiático, en concreto, posee una de las legislaciones más duras sobre el cannabis.

Estos son los destinos en los que acabar descubierto por las autoridades con marihuana puede suponer un problema muy serio.

¿Qué pasa si te pillan con hierba en Indonesia?

Indonesia, conocida por sus impresionantes playas, templos y volcanes, es un destino turístico increíblemente popular. Solamente la isla de Bali atrajo más de 6 millones de turistas en 2018.

Sin embargo, si te pillan con hierba allí puedes acabar en la cárcel o, en caso de involucración en tráfico de alto nivel, con una condena de pena de muerte.

En Indonesia, el cannabis está clasificado como droga del grupo 1, junto con la heroína, la cocaína y el cristal de metanfetamina, lo que significa que el Gobierno lo considera una sustancia peligrosa sin valor terapéutico. En Indonesia, millones de personas siguen consumiendo cannabis, la mayor parte del cual se produce en la región de Aceh, según un informe de Transnational Institute.

El castigo por posesión de cannabis para uso personal es una pena máxima de cuatro años de prisión o rehabilitación forzosa. Si te han pillado cultivando más de un kilo o cinco plantas, la pena es de entre 5 y 20 años de prisión o cadena perpetua.

El informe del Transnational Institute señala que, en Indonesia, cada día se condena a prisión a 26 personas por delitos relacionados con el cannabis y que los consumidores pueden también ser imputados por tráfico.

Según informan en el sitio web del Gobierno del Reino Unido, “a menudo la policía realiza redadas en establecimientos de ocio (sobre todo en Bali) frecuentados por turistas extranjeros. Tal vez se le requiera someterse a un análisis de orina o de sangre si existe una sospecha razonable de que pueda haber consumido drogas”.

Actualmente, Pip Holmes, un surfero británico de 45 años, se enfrenta a una condena de 15 años en la infame prisión balinesa de Kerobokan tras ser descubierto con 31 gramos de aceite de THC que, según dice, usa para la artritis.

Un amigo le envió a Holmes el aceite por correo a Tailandia, lo cual le costó una condena por contrabando.

¿Qué pasa si te pillan con hierba en Japón?

La legislación sobre el cannabis en Japón es tan estricta que, cuando se legalizó en Canadá en 2018, el Gobierno nipón advirtió a sus ciudadanos en el extranjero de que no se involucraran de ningún modo porque podrían sufrir las consecuencias a su regreso.

Según la ley de control del cannabis que rige en Japón, la posesión de hierba está penada con hasta cinco años de prisión, o siete si se sospecha que existe intención de lucro, y una posible multa de hasta 16 500 euros. La pena de cárcel por cultivar, importar y exportar hierba es de 7 años, o hasta 10 si hay intención de lucro, y una multa de hasta 24 800 euros.

Según el medio The Diplomat, los arrestos por posesión de maría en Japón van en aumento: han pasado de los cerca de 3000 en 2017 a 3578 en 2018. El mayo pasado, el cantante de pop japonés Junnosuke Taguchi y su novia, Rena Komie, fueron arrestados por tener 2,2 gramos de cannabis en su casa. Al final fueron puestos en libertad tras pagar una fianza de 24 800 euros cada uno.

¿Qué pasa si te pillan con hierba en Tailandia?

Recientemente, Tailandia ha relajado su legislación sobre el cannabis y en 2018 legalizó su uso terapéutico. Esta medida contrasta claramente con la actitud anterior del Gobierno tailandés, según la cual se llegó a ejecutar a personas por posesión durante la lucha contra el narcotráfico.

Cualquiera que haya estado allí podrá decirte lo fácil que les resulta a los mochileros comprar todo tipo de drogas, desde setas a maría u opio.

Pero ojo con la persona a la que le compras.

La condena por posesión de poca cantidad es hasta un año de prisión, a lo que puede sumarse una multa de 294 euros; la pena puede aumentar hasta un máximo de cinco años de prisión por la posesión de hasta 10 kilos de maría.

¿Qué pasa si te pillan con maría en Singapur?

Singapur es famoso por ser superestricto: es ilegal tirar cosas al suelo, escupir, fumar en público o mascar chicle en el transporte público. Por eso no resulta sorprendente que la legislación sobre el consumo de cannabis sea también la más severa del mundo.

La posesión de cannabis conlleva una condena de un máximo de 10 años de prisión y 18 400 euros de multa. Si te pillan con más de 500 gramos, se te puede imputar un delito de tráfico, que se traduce en penas que van desde los azotes a la cadena perpetua o incluso la pena de muerte.

En 2016, el nigeriano Chijioke Stephen Obioha, de 38 años, fue ahorcado en Singapur después de que lo cogieran con 2,6 kilos de hierba.

Tras legalizar el cannabis, el Gobierno de Canadá advirtió a sus ciudadanos de que las autoridades de Singapur podrían exigirles someterse a un control de estupefacientes para entrar en el país. En caso de dar positivo, podrían ser detenidos y procesados, incluso aunque la droga no se haya consumido en Singapur.

¿Es muy estricta la legislación Malasia que regula el cannabis?

Malasia quiere eliminar la pena de muerte por tráfico de droga, que se aplica por posesión de más de 200 gramos de cannabis. El Gobierno también se está planteando despenalizar la posesión para consumo personal. Hasta que eso ocurra, sigue siendo ilegal y punible con al menos cinco años de prisión por la posesión de 50 gramos o más. Tener una planta puede costarte una sentencia de cadena perpetua.

¿Qué hay de los Emiratos Árabes Unidos?

Dubái está ganando mucha popularidad como destino de negocios y placer.

En 2018, atrajo cerca de 16 millones de visitantes internacionales, lo que la convertía en la cuarta ciudad más visitada del mundo, según un informe de Mastercard. En sus breves estancias, los visitantes gastan una media de 500 euros al día. Pero gastarse algo de ese dinero en drogas sería un error.

En los EAU, se considera posesión hasta tener drogas en el organismo y está castigado con un mínimo de cuatro años de cárcel o una multa de 2500 euros.

En 2008, Keith Brown, un joven británico y padre de tres, fue condenado a cuatro años de prisión después de que las autoridades encontraran 0,0003 gramos de cannabis pegados a su zapato. Estamos hablando de una cantidad del tamaño de un grano de azúcar.

En 2017, Connor Clements, también británico, fue condenado a dos años de prisión después de mudarse a Dubái y someterse a un control de drogas que reveló que había consumido cannabis. Clements contó a la prensa que tuvo que dormir en el suelo de una celda con otros 25 presos y que su audiencia judicial duró “menos de un minuto”.

Más vale olvidarse de la maría en Turquía

Aunque Turquía está en pleno proceso para potenciar la producción de cannabis terapéutico, el consumo recreativo sigue estando prohibido.

La posesión de pequeñas cantidades está penada con hasta dos años de cárcel.

Quienes “fomenten abiertamente el consumo de drogas adictivas o excitantes” pueden enfrentarse a hasta cinco años de cárcel.

Olvídate también de fumar hierba en Estados Unidos

La maría es legal en muchos estados de Estados Unidos, como California, Oregón, Washington y Colorado.

Pero a nivel federal, el cannabis sigue siendo ilegal, lo que implica un riesgo para los extranjeros.

Si vas a viajar a Estados Unidos, el simple hecho de reconocer que alguna vez en tu vida has fumado maría puede hacer que te denieguen el acceso al país de por vida. Y lo mismo si te pillan con cannabis encima.

Incluso aunque consumas hierba legal en el estado que estés visitando, podrías tener problemas. El verano pasado, en un podcast sobre cannabis titulado On Something explicaron la historia de una mujer chilena a la que prohibieron la entrada a Estados Unidos de por vida porque los agentes de aduanas encontraron en su móvil fotos en las que se la veía en un dispensario de marihuana de Denver.

Puedes solicitar una exoneración de esta prohibición, pero el coste puede ascender a casi 1000 euros y el proceso puede tardar hasta 18 meses en completarse.