Crisis

En Suiza podrían obligar a las empresas a pagar el alquiler de sus trabajadores

¿Deberían las empresas pagar el alquiler de sus teletrabajadores? Este caso en Suiza marca un precedente
25 Mayo 2020, 11:06am
empresa paga alquiler trabajar desde casa
Imagen vía usuario de Flickr Logan Ingalls/CC by 2.0

Una de las muchas consecuencias secundarias que ha tenido la pandemia es la necesidad de adaptarnos al teletrabajo. Hasta ahora, en España, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, solo teletrabajaban alrededor del 4,3% de los profesionales ocupados, una cifra muy inferior a los que tienen la posibilidad de hacerlo: se calcula que alrededor del 30%. Por ello, esta crisis sanitaria servirá también como un ensayo general de los beneficios y pérdidas que genera para las empresas el teletrabajo.

Desde el lado de los empleados, la adaptación a esta novedad ha generado desde el principio infinidad de guías para ser más productivos en nuestros escritorios caseros: tener un horario, ducharse y vestirse como si fueras a trabajar o hacer reuniones habituales con el equipo han sido algunos de los consejos más repetidos.

Ahora que llevamos el tiempo suficiente para analizar si esto nos gusta o preferimos volver a las oficinas, los españoles se muestran, una vez más, divididos: el 54% considera que el teletrabajo les hace ser más productivos, mientras que el 46% cree que en remoto se trabaja peor. Son algunos de los datos que se desprenden de un informe realizado por Doctoralia, donde se analizan los efectos del confinamiento sobre la salud física y mental de la población. Los motivos más repetidos para rechazar el teletrabajo tienen que ver con distintas distracciones, que aumentan especialmente cuando los niños están casa durante la jornada laboral.

Sin embargo, no parece que esta vaya a ser solo una situación pasajera, o al menos así lo creen en muchos países de la Unión Europea, donde ya estiman que el teletrabajo será una opción habitual e incluso requerida para muchos empleados. En consecuencia, desde las uniones sindicales se exige que la legislación se adapte a este cambio de paradigma cuanto antes: lo prioritario será asegurar que todos los empleados cuentan con un lugar de trabajo en sus hogares, y que este además, está sometido a las exigencias que se han establecido hasta ahora en los decálogos sobre la prevención de riesgos laborales.

El ejemplo más llamativo en este sentido es el caso de Suiza, donde el tribunal superior de justicia ha dictaminado en una sentencia que las empresas deben contribuir a los pagos de alquiler de los empleados si estos están obligados a trabajar desde casa. Aunque por el momento no se trataría de una decisión oficial que el Gobierno haya hecho pública, sino de la resolución de un juicio particular que se espera que sirva como precedente.

El resumen del caso en cuestión es el siguiente: un trabajador ha reclamado a su empresa una compensación mensual del alquiler, debido a que había tenido que buscar un espacio más grande para poder llevar a cabo su trabajo. A pesar de que la compañía argumentó que nunca se llegó a ese acuerdo en el contrato inicial, el tribunal le ha dado la razón al empleado, obligando así a la empresa a pagarle un porcentaje de la renta. La razón principal que otorga el juez es que, según la ley, las compañías deben hacerse cargo de todos los gastos que necesite un empleado para poder realizar sus tareas.

Desde la Secretaría General de la Confederación Suiza de Sindicatos, creen aun así que la justicia está llegando tarde en la aplicación de una legislación específica para el teletrabajo. En realidad, el problema que señalan es que, más allá del gusto de los empleados por el lugar donde desarrollar su jornada laboral, las compañía están obligando a sus trabajadores a asumir los costes de la oficina y los servicios gratuitos que allí se ofrecían, sin pagarles a cambio ningún tipo de compensación.

@Berta_Gomez

Publicidad