Actualidad

'Marvel's Avengers' es un buen videojuego enterrado bajo un pésimo marketing

Si lo único que quieres es una historia divertida de Marvel y prefieres ignorar su formato al estilo de Destiny, estarás bien.
7.9.20
Captura de pantalla del videojuego Marvel's Avengers.
Captura de pantalla cortesía de Square Enix

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

No tengo tiempo para los llamados "videojuegos como servicio". No encajan en mi vida, ya que requiero una gestión estricta de mi tiempo para poder jugar, por lo que los videojuegos que involucran a otras personas y cientos de horas para interactuar no me funcionan en absoluto. Para ser claros, no deseo que estos juegos desaparezcan; simplemente me causa un poco de envidia el no poder jugarlos y, por lo tanto, su popularidad, tanto en la cultura de los videojuegos como en las compañías de la industria, me saca de mis casillas, porque cada videojuego anunciado en ese modelo de juego, inevitablemente, es uno del que probablemente no podré disfrutar.

A tal efecto, si hace una semana me hubieras pedido que te explicara Marvel's Avengers, simplemente habría encogido los hombros. ¿Es Destiny pero con el Capitán América y sus amigos…? Puede ser. ¿Es una historia interactiva sobre los personajes más populares de la cultura pop en este momento y, a la vez, un videojuego que puedes seguir jugando después de que salen los créditos…? Posiblemente. No puedo pensar en un videojuego que sea más complicado de explicar que Avengers, y tampoco puedo recordar un videojuego reciente cuyo marketing haya sido tan confuso. No sé qué tenían en mente los de la desarrolladora de videojuegos Square Enix, especialmente después de jugar por muchas horas esta semana y terminar pensando "oye, es bastante bueno".

Hay dos versiones sobre lo que es Avengers y, la verdad, ambas son ciertas, pero por alguna razón, solo han estado publicitando una de ellas, y no se debe a que Avengers esté ocultando una mala historia. Todo lo contrario, saca partido de uno de los personajes más recientes de Marvel, la superheroína Kamala Khan (también conocida como Ms. Marvel), como una forma de fundamentar la historia desde una perspectiva única. Funciona, y si pones suficiente atención, es posible que veas más allá de todo eso de ganar recompensas y ese tipo de cosas que también son parte del videojuego, y que termines completamente fascinado con la historia del origen de Khan.

Por otro lado, Avengers también trata de servir simultáneamente a dos enfoques, y es imposible que uno no opaque al otro. Esto es especialmente cierto si abordas el juego como yo, que quiero pasar el rato con mis amigos Avengers y luchar contra los supervillanos. Quiero las grandes escenas. Quiero los momentos más impactantes. En otras palabras, ¡quiero el Spider-Man de Insomniac pero con un montón de otros personajes en él!

Lograr esto podría parecer pan comido, dado que Avengers: Endgame es la película más famosa de todos los tiempos, pero hacer videojuegos es absurdamente caro y las empresas quieren minimizar los riesgos. El hecho de simplemente poner a un montón de personajes de Marvel en el videojuego no es una solución. Eso funcionó en la era de PlayStation 2, pero en estos días la gente es demasiado inteligente y hay demasiados juegos en el mercado. Sin embargo, una forma de minimizar los riesgos es encontrar maneras de hacer que las personas sigan jugando y pagando, y es difícil no mirar cada parte de Avengers a través de esa lente, independientemente de su mérito.

Lo que quiero decir con esto es que he tenido mucho escepticismo respecto a Avengers desde que fue anunciado el año pasado. Hasta ahora, aún no hemos visto un videojuego que logre dos cosas a la vez: una experiencia para un solo jugador, tradicionalmente atractiva que cierre su historia y arco de diseño con una bonita reverencia al aparecer los créditos finales, y una experiencia diseñada para dar pie a una inversión a partes iguales de dinero y tiempo durante años. Estos son diseños con objetivos fundamentalmente distintos, razón por la cual un juego como Destiny eventualmente se despojó de cualquier pretensión de ser una cosa o la otra. O te comprometes con su larga duración, jugando día tras día, o te quedas atrás. Y eso está bien, porque resulta que es increíblemente difícil hacer ambas cosas simultáneamente y, sobre todo, hacerlas bien.

dims.jpg

Avengers merece el crédito por realmente intentar llevar a cabo esta gran y complicada audacia en su diseño. Las primeras horas son una fascinante cortina de humo, no se ven constantes subidas de nivel, misiones de facción y botines sin. (Este tipo de videojuegos por lo regular se tratan de navegar por los menús tanto como de jugar). En cambio, profundiza en la historia de unos divididos y abatidos Avengers a través de Kamala Khan, una chica que, como nosotros en el mundo real, ha crecido adorando a los superhéroes. La secuencia de apertura del videojuego, donde Khan asiste a una gran celebración de los Avengers debido a un concurso que ganó de fan fiction, es magnífica. Sus interacciones con todos los Avengers, especialmente con Thor y el Capitán, venden esta versión específica de los personajes de Marvel más que cualquier tráiler, y ayudan a alejarlas de las inevitables comparaciones con sus contrapartes cinematográficas.

Luego, la historia pasa rápida y frustrantemente por la etapa en que Khan descubre sus poderes y debe equilibrar la capacidad de estirar su cuerpo en proporciones similares a las de Ant-Man, mientras es una adolescente, un arco que podría haber tenido un videojuego propio. Pero al menos en las horas que he jugado, eventualmente el punto de vista de los eventos vuelve a ser el de Khan, quien, a pesar de estar en presencia de semidioses, logra mantener su yo vergonzosamente peculiar. La razón por la que funciona una historia de Avengers que de otro modo habría sido rutinaria es por Khan, y el videojuego inteligentemente no lo olvida.

Sin embargo, la tensión en el diseño termina por surgir, ya que el juego se ve obligado a comenzar a sacar a la luz sus otras partes, las más fieles al juego que se ha estado publicitando.

Marvels_Avengers_OnceAnAvenger_1-2.jpg

Pronto comienzas a acumular suficientes recompensas como para necesitar llevar un inventario, aunque la mayor parte es totalmente inútil. En un videojuego más centrado en una experiencia lineal simplificada, podríamos suponer que cada mejora sería algo importante, pero este no es el caso. Es un videojuego en el que al parecer se acumula basura por deporte. Aparecen números en todas partes, y no está claro si realmente importan, en gran medida debido a que el videojuego muchas veces asume erróneamente que sabes a qué prestar atención y cómo se juegan este tipo de videojuegos. Cuando aparecen nuevos personajes, tienen un conjunto de movimientos muy limitados y sus poderes especiales tardan tanto tiempo en recargarse que es fácil que termines por presionar los mismos botones una y otra vez. (Esto es especialmente cierto en el caso de Hulk).

La parte extraña de Avengers es que cada misión que completo en la campaña me acerca un paso más al juego que no quiero (o no puedo) jugar. Alcanzar un nuevo logro en la historia significa ser arrojado a una nueva zona donde hay otra facción para la que no tendré tiempo, otro conjunto de misiones de alto nivel para las que jamás, nunca tendré la dedicación de asumir. Y así es todo el tiempo, no me es difícil ver a Avengers como un juego a medias, porque si bien lo que tengo frente a mí definitivamente es divertido, ¿no lo sería aún más si ese fuera el único objetivo?

Y, sin embargo, lo sigo disfrutando porque las piezas son divertidas y hay peleas bastante decentes. No es el videojuego Bayonetta o Devil May Cry, pero esa nunca fue mi expectativa. En Avengers, los personajes y el escenario hacen gran parte del trabajo pesado, y el videojuego hace lo suficiente para satisfacer adecuadamente la fantasía de jugar con estos personajes que he llegado a amar tanto. Por ello, es probable que tu compromiso con el videojuego varíe en función de cuánto significa esta fantasía para ti, porque este no es un videojuego que, en comparación con algo como Destiny, se sostenga únicamente por sus aspectos prácticos.

Y, al parecer, puedes disfrutar plenamente de la historia sin tener que vender tu alma para obtener recompensas. Puedes simplemente jugar el divertido juego de los superhéroes.

Por lo que entiendo, estoy a la mitad de la historia, tal vez un poco más avanzado. Creo que parte de las reacciones extremadamente positivas a la historia son una exageración, una consecuencia derivada de una serie de versiones beta que, más que cualquier otra cosa, redujeron drásticamente las expectativas.

Esas bajas expectativas han hecho que yo, un fanático de Marvel, disfrute de esta historia. La pregunta es qué sucede cuando aparecen los créditos. No voy a quedarme y jugar las mismas misiones una y otra vez solo para mejorar mi equipo, y no voy a jugar en grupo con mis amigos para hacer lo que sea que equivalga a una incursión. Pero si el videojuego agrega personajes con contenido de historia de vez en cuando, definitivamente puedo verme retomando el juego varias veces.

Sin embargo, será difícil que no desee egoístamente que hubieran hecho un juego distinto.

Sigue a Patrick en Twitter. Su correo electrónico es patrick.klepek@vice.com.