Ilustración de tres personas rodeando una computadora portátil
Ilustración de Cathryn Virginia
Identidad

Cómo tener más amigos LGBTQ

Si te sientes solo o a la deriva, puedes crear una familia elegida de personas queer; allá afuera hay muchas personas con ideas afines a ti.
23.6.20

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Nunca olvidaré cuando tenía 15 años y fui a mi primera reunión para jóvenes bisexuales, lesbianas, gays, queer y trans en BAGLY en Boston. En ese entonces, las reuniones se llevaban a cabo en el sótano de una iglesia, y nunca antes en toda mi corta vida queer había estado en una habitación llena solo de personas LGBT2Q.

Otrxs mundxs posibles

Yo ya era bastante queer, con una expresión de género que se inclinaba fuertemente a lo masculino, lo que solía provocar que fuera incómodo integrarme a nuevos grupos; a menudo tenía que comenzar hablando de si era una chica o un chico, y básicamente eso no me hacía sentir bienvenido. Pero en BAGLY, la gente me saludó de inmediato y me hizo espacio en un sofá increíblemente raído, luego preguntó mi nombre y me dijo el suyo. Me sentí como en casa, algo que me habían descrito antes pero que nunca había experimentado.

Muy a menudo, las personas LGBT2Q descubrimos que cuando dejamos nuestros hogares y nos aventuramos en el mundo como seres humanos independientes, vamos en busca de la sensación de ser bienvenidos y de encontrar conexiones con nuestra(s) cultura(s). Incluso para aquellos de nosotros que tenemos padres o amigos heterosexuales que nos aceptan y apoyan, recurrir a ellos no siempre es posible y menos cuando buscamos consejos sobre citas o sexualidad queer, necesitamos ayuda para saber cómo enfrentar la hostilidad del mundo como personas trans o requerimos consejo para nuestra vestimenta. ("¿Mamá, es buena idea llevar tanga a una fiesta de espuma? ¿Con qué crees que se vería bien este pequeño top?"). Los amigos queer que hacemos se convierten en nuestra familia elegida, con una cultura e identidad compartidas. Con ellos formamos los lazos esenciales para nuestro bienestar y crecimiento.

Publicidad

Pero a medida que los bares y librerías gay cierran a diestra y siniestra, muchos de nosotros hemos recurrido a las aplicaciones para llenar ese vacío, lo que significa que ahora más que nunca pasamos demasiado tiempo solos en nuestras habitaciones. Mientras tanto, el paso del tiempo llevará a que muchos de nosotros, tarde o temprano, quedemos fuera de los grupos de jóvenes queer. De hecho, ya antes de que la pandemia de coronavirus hiciera imposible conocer gente nueva en persona, las personas queer y trans enfrentabámos problemas de soledad y aislamiento. A medida que nuestros lugares de reunión presencial desaparecen, para muchas personas LGBT2Q resultará cada vez más difícil encontrar una comunidad en persona (o, específicamente, en encuentros uno a uno en línea).

Este problema de la comunidad queer se ve agravado por el hecho de que hacer amigos se vuelve más difícil a medida que llegamos a la edad adulta. El investigador Jeffrey Hall calculó que se necesitan de 40 a 60 horas compartidas con alguien para crear una amistad casual, y más de 200 horas para una amistad cercana. En la escuela, el trabajo o un lugar de culto, es bastante fácil acumular 200 horas con alguien sin siquiera esforzarse mucho. Pero dependiendo del lugar donde lleves a cabo esas actividades, puedes o no encontrarte con gente queer. Un programa de televisión o una novela queer o incluso un acostón son excelentes maneras de obtener algo de validación queer, pero ninguna de esas cosas te llevará sopa cuando estés enfermo o escuchará tus problemas sentimentales y te ayudará con tu maquillaje.

Por otro lado, todo esto deja a muchas personas queer en el mismo barco. Hay muchas personas de ideas afines allá afuera: existen tanto en el espacio físico como en el digital, y entre todos pueden volverse amigos, construir una comunidad y librar juntos esta batalla. Aquí hay algunas estrategias y opciones para encontrar y contactar a tu gente.

(Sin embargo, antes de continuar, considera el Paso Cero: haz un plan para mantenerte a salvo. Es genial hacer nuevos amigos, en línea y en persona, pero si planeas conocer de manera presencial a alguien que es básicamente un extraño, es aconsejable tomar prestada una de las sabias prácticas de las trabajadoras sexuales y reunirte con esa persona primero en un lugar público, informar a alguien más a dónde vas, con quién y cuándo esperas estar de vuelta en casa. También podrías considerar planear el hacer una llamada de seguridad, es decir, ponerte de acuerdo con alguien en que si no te comunicas para decir que estás bien en un lapso determinado, esa persona deberá llamarte/enviarte un mensaje de texto y, si no obtiene respuesta, deberá comenzar a buscarte. Y con respecto a esto: planifica cuidadosamente cuáles de estas opciones realmente se pueden llevar a acabo en este momento, durante la pandemia de coronavirus. Por favor, sigue las indicaciones de las autoridades regionales de salud pública, usa una mascarilla, lávete las manos y manténte lo más seguro posible, incluso si eso significa esperar unos meses para poner en práctica estos consejos. Bien, ahora, ¡pasemos a lo divertido!)

1.Reconsidera tus nociones preconcebidas sobre la apariencia de las personas queer y los lugares que frecuentan.

Hacer nuevos amigos a veces puede implicar hacer una apuesta por quién puede llegar a ser "familia", así que comienza por deshacerte de tus suposiciones sobre quién podría o no ser esa persona. Las personas LGBT2Q existen en todos los géneros, todas las culturas, y confiar en tu radar gay es un buen comienzo, pero expandir tus referencias queer y transculturales aumentará tus habilidades. (¿Estás en busca de quien use una camiseta de Big Freedia o Prancing Elites al igual que una de Madonna? ¿Te fijas en las mujeres que se cruzan en tu camino usando accesorios de cuero con un toque adicional de brillo?). No dependas de señales de género mezcladas para hacer todo el trabajo por ti, pero cuando veas a personas que podrían ser tu gente, haz el esfuerzo de saludar y sigue saludando. Puede parecer incómodo las primeras veces, pero ese es un músculo que puedes desarrollar. Recuerda que: muchas personas LGBT2Q están en buscando de una conexión, al igual que tú, y a muchas de ellas realmente les gradará que tomes la iniciativa de presentarte, o que les pidas su número, o las sigas en Instagram, o les envíes un texto o sugieras algún café.

2. Sigue los hashtags de tu interés para encontrar amigos.

Instagram y Twitter hacen que sea más fácil encontrar a otras personas con tus mismos intereses, ya se trate de erizos o arte urbano. Hay muchos hashtags que son espectacularmente gays. Cuando encuentres a alguien a quien te entusiasme seguir porque sus publicaciones te indican que comparten intereses o identidades, tal vez podrías enviarle un mensaje privado, ¿no? No te comportes de manera extraña, mejor expresa curiosidad: “Hola, solo quería decir que realmente me gusta tu estilo/arte/política/pasteles. ¿Alguna vez has trabajado con pestañas/acuarelas/feminismo anti-carcelario /pasteles?

¿No sabes bien por dónde empezar? Prueba con #amoresamor, #orgullo, #queerstyle, #LGBTQ, #QueerFemme, #Lesbianas, #BiLove, #GenderEuphoria, #Gaysian, #LGBTTikTok. O bien, agrega tu identidad a tu país, escuela o profesión para encontrar #gayslatinos o #QueerMexicoe o #TransColombia o #PansexualUK y VARIOS más.

3.Asiste a conferencias y eventos de performance, especialmente a los gratuitos.

Los colegios, universidades, librerías y bibliotecas generalmente llevan a artistas, escritores, trabajadores culturales y otros intelectuales LGBT2Q para que den charlas y presenten sus actuaciones, casi todas gratuitas, abiertas al público y en edificios que suelen tener accesos especiales para personas con alguna discapacidad. Inscríbete en la lista de correo electrónico de tu librería local independiente, de la biblioteca y cualquier centro universitario a fin con la comunidad LGBT2Q que quede dentro de un rango cómodo de viaje para ti, y ve a verlos (cuando ya sea seguro hacerlo, por supuesto). Luego, después de la ejecución de la actividad, entabla una conversación con alguien que haya visto lo mismo que tú y pregúntale qué le pareció. Nota: si no sabes con quién hablar, busca a los fumadores, que están acostumbrados a conversar casualmente con otras personas mientras fuman. (No tienes que fumar para poder conversar, solo sé amigable y fluye. Y, por favor, no empieces a fumar solo para poder hacer nuevos amigos).

4. Encuentra un espacio para practicar tu fe que sea afirmativo y se involucre en la comunidad LGBT2Q local.

Si practicas alguna doctrina religiosa, siempre hay personas queer y trans que practican la misma doctrina que tú. Esto puede ser una noticia sorprendente para ti si creciste en una rama homofóbica de tu tradición religiosa, pero te lo prometo: están ahí afuera y están ansiosos por darte la bienvenida (y puede que te resulte realmente sanador poder ser completamente tú al practicar tu fe). Aquí hay algunos enlaces a listas de organizaciones "afirmativas" (esa es la palabra religiosa de moda para decir "aquí nos agradan los gays"):

Publicidad

¡Y hay muchos más! Y como bono: muchas tradiciones religiosas valoran explícitamente recibir a un extraño, y si acudes con regularidad no serás un extraño por mucho tiempo.

5. Sal de casa.

¿Sabías que hay muchos grupos LGBT2Q que practican actividades al aire libre? Puedes hacer ciclismo, caminata, buceo, ir a escalar, remar, acampar o, en su defecto, disfrutar del aire libre en compañía de la comunidad queer para así socializar (y también mantenerte a salvo). Básicamente, lo que estoy diciendo es que si quieres disfrutar de la naturaleza y ser tú mismo sin preocupaciones, seguramente en las áreas circundantes hay otras personas queer con las cuales hacerlo. Además, ¿sabes qué otra cosa es muy efectiva para hacer amigos? Una fogata.

6. Organiza un evento de casa abierta.

Ofrecer tu hospitalidad es una excelente manera de crear comunidad, y no tiene que ser algo elegante. Puedes organizar una reunión informal, servir un brunch de café y donas, poner una olla de sopa o pasta y dejar que la gente traiga su propio tazón y cuchara, o lo que se adapte mejor a tu espacio y estilo. Algunos consejos para comenzar:

  • Hazlo mensualmente. La gente desarrollará el hábito de visitarte mensualmente para disfrutar de un poco de compañía queer.
  • Anúncialo en grupos en línea o boletines locales de eventos LGBT2Q y permite que las personas te envíen un correo electrónico para obtener la dirección y que así también puedas evaluar un poco quiénes son.
  • ¡Plantea un tema de discusión! Podría ser algo tan festivo como "Fiesta en la playa" o tan serio como un grupo de lectura sobre el desmantelamiento de la supremacía blanca, dependiendo de cómo te guste pasar tu tiempo.
  • Toma en cuenta que puede ser necesario invitar varias veces a las personas que no conoces bien antes de que se convenzan de que realmente está bien aceptar tu hospitalidad. Asiste a muchos eventos y sigue invitando a las personas que conoces y que te gustaría que acudieran a tu reunión. Prueba decir: “Oye, el cuarto domingo del mes organizo un brunch en un evento de casa abierta para cualquier persona de la comunidad LGBT2Q. Es algo informal y muy relajado. ¡Ven a comer unas donas y conocer gente!". Y luego haz un seguimiento con esas personas, una vez que se acerque la fecha, para que sepan que realmente te gustaría verlos allí y que no solo estabas siendo amable.

7. Encuentra a los gay-mers.

Los cafés para jugar juegos de mesa se están popularizando en todo el mundo, y muchos tienen noches específicas reservadas para los participantes LGBT2Q. Tienden a ser lugares tranquilos, bien iluminados, sobrios o amigables, y representan una buena oportunidad para conversar y llegar a conocerse. Saca tu diccionario Scrabble o tus dados de Dungeons and Dragons y hazte amigo de los otros nerds entusiastas de los juego de mesa. (Y si te gusta jugar Set, por favor invítame; me encanta ese juego).

8. Ofrece aquello que valoras.

En la edad adulta, hay pocas maneras mejores de hacer amigos que ofrecer nuestro tiempo como voluntarios. Asiste a las reuniones de cualquier organización local que organice los eventos que te gustan y únete a un equipo o comité con el que tus habilidades se complementen bien. Si hay una organización que sea específicamente LGBT2Q, eso sería ideal, pero también acércate a grupos artísticos y culturales donde a menudo veas a personas queer presentes.

Los grupos comunitarios siempre requieren de personas para organizar, limpiar, guiar gente, acomodar cosas, colocar carteles y todo tipo de tareas más. ¿Sabes hornear? ¿Organizar un presupuesto y llevar la contabilidad? ¿Colectar dinero? ¿Eres médico o tienes conocimientos de primeros auxilios en salud mental? ¿Puedes ser moderador de una página de Facebook o mantener actualizadas las redes sociales? Cualquier cosa que sepas hacer definitivamente es de utilidad en algún lugar, y así conocerás a otros voluntarios. ¡Tendrás amigos!

Publicidad

(Esta también es una excelente manera de acceder de forma gratuita a eventos que a veces son caros: ¡muchas organizaciones tienen programas de voluntariado que proporcionan boletos o entradas por unas pocas horas de trabajo!).

9. ¿Estás en recuperación? Encuentra el tipo de grupo que satisfaga tus necesidades.

Hay cientos de grupos de recuperación en el mundo enfocados en la comunidad LGBT2Q, incluidos los que llevan a cabo sus reuniones en línea. Si llevas poco tiempo en sobriedad o recuperación y estás tratando de evitar lugares, personas o patrones que pueden no ser saludables para ti en este momento, un grupo AA gay u otro grupo de recuperación podría representar una doble victoria para ti: apoyo en tu camino y un impulso para tu nueva vida social. Si has probado asistir a grupos AA (o similares) pero no has podido encontrar un ritmo útil allí, considera algún programa alternativo y ve si puedes encontrar uno que te ayude a manejar tu consumo de sustancias de una manera que sea saludable y apropiada.

10. Conviértete en aficionado a un deporte.

¿Amas a un equipo deportivo en particular? Casi todos los equipos ahora tienen un grupo de fanáticos LGBTQ. Puedes conocer a otras personas que saben tanto como tú acerca de tu equipo favorito, aunque no es necesario que seas un superfan: también está bien disfrutar de ver correr a los jóvenes atletas usando spandex; además, siempre puedes iniciar una conversación con alguien pidiéndole que te explique lo que acaba de suceder.

11. Inicia un grupo.

Tal vez te fascina observar aves o el motocross o la moda o cualquier otra cosa y te encantaría practicar tus habilidades con otras personas LGBT2Q. ¿Por qué no intentas comenzar un grupo? Publica avisos en espacios generales de aves/bicicletas/crochet y hazle saber a la gente que te interesa disfrutar de tu pasatiempo en compañía de personas queer. Es posible que las personas heterosexuales te cuestionen por esto(“¿Qué tiene que ver tu sexualidad con andar en bicicleta?”). Solo diles claramente que estás buscando hacer más amigos LGBT2Q y pensaste que sería agradable encontrar personas con las que también desarrolles actividades en común (después de eso, ya no te sientas obligado a dar más explicaciones).

12. Participa en comunidades en línea a través de Zoom y Discord.

El COVID-19 es brutalmente horrible por un millón de razones, pero un aspecto positivo es que muchas organizaciones LGBT2Q están aumentando su conocimiento técnico y poniendo en línea parte o la totalidad de sus actividades, una situación que probablemente continuará incluso cuando se encuentre una vacuna, porque quienes dirigen estos grupos se están dando cuenta de que la barrera de acudir físicamente a un espacio impacta a algunas personas más que a otras. Busca organizaciones LGBT2Q en tu área, o en las principales ciudades cercanas a ti, y únete a sus reuniones, debates y fiestas en línea.

13. Habla de la experiencia queer.

Muchas universidades buscan invitar a un panel de personas de la comunidad LGBT2Q para que compartan sus historias. ¡Podrías unirte a uno de ellos! Estos paneles son una oportunidad para que los jóvenes vean lo que Janet Mock llamó adecuadamente los modelos de posibilidad: personas que viven la vida que quieren para sí mismas. Por lo general, las universidades ofrecen un pequeño encuentro después del panel para procesar cualquier sentimiento posterior al evento. Estos eventos prestan un gran servicio a los jóvenes y si participas con cierta regularidad, llegaras a conoce a algunos de los otros oradores. Esto es especialmente bueno si los amigos que tienes actualmente son, en su mayoría, de tu misma edad y tienen identidades muy similares a la tuya: los paneles a menudo son muy diversos en cuanto a edad, género e identidad sexual, e idealmente raza y cultura también.

14. Dale un nuevo uso a las aplicaciones de citas.

Para ser claros, un encuentro sexual feliz, saludable y consensual es algo bello. Y si estás buscando hacer amigos, por lo regular, las aplicaciones de citas también son ideales para encontrarlos. Hay aplicaciones que específicamente apoyan —y que, de hecho, solo se usan para— la búsqueda exclusiva de amistades. Yo las uso, por lo regular, cuando viajo para obtener consejos de gente del lugar sobre dónde ir a comer o salir, y para encontrar compañía (en gran parte platónica) para hacer esas cosas con una persona trans un poco mayor. Al ser claro y directo en que lo que busco es compañía para socializar, he conocido a mucha gente realmente encantadora. Algunas aplicaciones que yo (y algunos amigos de confianza) recomiendo para esto son:

  • Scruff (en general es para hombres, pero acogen bastante bien a las personas queer/trans /no binarias).
  • Growlr (para la comunidad gay de osos y sus admiradores).
  • Lex (que se describe a sí misma como una aplicación "para las personas lesbianas, bisexuales, asexuales y queer. Para que mujeres, trans, queers, intersexuales, dos espíritus y no-binarios conozcan amantes y amigos").
  • Feeld (una aplicación enfocada en el poliamor con una docena de orientaciones sexuales e identidades de género disponibles).

15. Deja notas.

Puede llevar un largo tiempo, pero me encanta la idea de hacer algo al estilo 'agente secreto queer'. ¿Hay algunos libros que ames: libros fundacionales que moldearon y formaron tu identidad queer? Ve a la biblioteca, escribe una nota y ponla dentro de una o varias copias de tus libros favoritos. Mantenlo simple: ¿Te encanta este libro?, ¿estás buscando amigos que también lo encuentren significativo?. Si ese es tu caso, aquí está mi correo electrónico (o mi Instagram, Tumblr, lo que sea).

16. Adapta una de las prácticas de la escena BDSM y haz unas tarjetas.

Muchas personas que están en la escena BDSM tienen lo que llaman "tarjetas de trucos": algo así como una tarjeta de presentación, pero con un nombre o nombre de escena, alguna información de contacto y, por lo regular, una foto o una breve descripción de lo que a esa persona le gusta. Estas tarjetas son increíblemente útiles para cuando conoces a alguien con quien quieres mantenerte en contacto en un calabozo BDSM o en una protesta, marcha, fiesta ruidosa, pista de baile, recepción u otra situación en la que están demasiado ocupados para conocerse mejor. (Es especialmente útil si estás intentando el consejo n.° 10). Haz unas tarjetas que digan tu nombre, un medio para comunicarse contigo, y una nota como "¡pregúntame acerca de mi club de lectura sobre femmes y marimachas!" o "busco cultivar amistades gays" o, incluso, un simple "acabo de llegar a la ciudad y trato de hacer amigos". Simplemente dales la tarjeta e invítalos a ponerse en contacto contigo si lo desean.

17. Ondea la bandera (y fíjate en quién la saluda).

Si sales con una camiseta inequívocamente queer y alguien te dice "¡Me encanta tu camiseta!", te está diciendo: "¡Hola, compañero homosexual!". Devuélvele el saludo y tal vez puedas quedarte a platicar por un minuto, ¿no?. Si tu cabello, estilo o accesorios son fabulosos y alguien dice "¡Me encanta tu look!" o "¡Qué gran combinación de color!", es muy probable que eso signifique: HOLA, TAMBIÉN SOY QUEER Y/O TRANS Y ME GUSTARÍA HABLAR CONTIGO.

Nota: no te dejes engañar si alguien no "parece gay". ¿Qué significa eso? Estamos en todas partes y nos parecemos a cualquiera y, por favor, no contribuyas a la idea de que hay una manera de ser/parecer gay, ¿de acuerdo? Bien.

18. Solo dilo: dile a todos que quieres tener más amigos LGBT2Q.

Hay un concepto en sociología llamado "vínculos débiles": personas con las que eres amigable, tienes amistades en común, pero en realidad no son tus amigos. Las investigaciones han demostrado una y otra vez que cuando buscas algo nuevo (un trabajo, un departamento en renta, etc.), lo más probable es que lo encuentres a través de tu red de vínculos débiles, porque prácticamente tú ya conoces toda la información que tus amigos cercanos conocen y viceversa.

Entonces, activa tus vínculos débiles para ayudar a expandir tu círculo social queer. Dile a todos los que conoces, aunque sea poco, independientemente de su sexo o sexualidad, que estás buscando tener más amigos LGBT2Q. Sé específico si quieres ("Lo que quiero realmente es conocer a personas trans mayores".) o simplemente deja las opciones abiertas. Te presentarán a su familiar no-binario, su amigo gay de la oficina, la chica trans de sus estudios de doctorado, o quien sea. ¿Que habrá citas incómodas? ¡Probablemente! ¿Que conocerás a gente magnífica con la que nunca te habrías encontrado y que, al menos, tienes la confianza de que alguien que conoces te la presentó? Eso tenlo por seguro.

Lee más artículos de S. Bear Bergman en Asking Bear, su columna de consejos, o en Twitter.