Tech

SpaceX acaba de anunciar que fabricará el mayor cohete espacial de la historia

Ese supercohete servirá en teoría para empezar a enviar a gente a Marte.
30.9.16

Este artículo se publicó originalmente en Motherboard, nuestra plataforma dedicada a la ciencia y a la tecnología.

Y tú pensabas que tenías planes ambiciosos para este fin de semana. El fundador de SpaceX, Elon Musk, ha anunciado recientemente su intención de fabricar el mayor cohete de la historia, con el que la empresa aeroespacial pretende enviar a gente a Marte.

El nuevo cohete dejará pequeño al mismísimo Saturn V, con el que los astronautas del Apolo llegaron a la luna y que, hasta la fecha, sigue siendo el de mayor tamaño.

Publicidad

El pasado 27 de septiembre, Musk hizo una presentación en el marco del Congreso Internacional de Astronáutica en la que anunció a grandes rasgos los planes de la empresa para colonizar el planeta rojo mediante un "Sistema de Transporte Interplanetario" o ITS, por sus siglas en inglés.

Musk no pudo evitar fastidiar su propia exclusiva y, media hora antes de que empezara su ponencia, SpaceX publicó en su canal de YouTube un vídeo con una simulación animada (ver arriba) en la que aparece un cohete gigantesco, incluso para los estándares de tamaño de estos aparatos. ("Mejor que cualquier vídeo porno", señaló un entusiasta en los comentarios).

Anticipándose también a la charla, Musk publicó en Twitter cuáles serían las dimensiones del megaproyecto de SpaceX: "Un propulsor de 12 m de diámetro; diámetro total de la nave: 17 m; 122 m de longitud total".

12m rocket booster diameter, 17m spaceship diameter, 122 m stack height

— Elon Musk (@elonmusk)27 de septiembre de 2016

Para hacernos una idea de estas dimensiones, el Saturn V tenía una longitud de 111 metros y 10 metros de diámetro, según datos de la NASA.

El cohete activo más alto actualmente, con 99,66 metros, es el Ares I-X, de acuerdo a la información de la NASA. La empresa de fabricación de cohetes United Launch, de Boeing y Lockheed Martin, también está trabajando en la creación de una nave, la Delta IV Heavy, que tendrá una longitud de 70,7 metros, según Spaceflight Now. Por su parte, NASA está desarrollando el Sistema de Lanzamiento Espacial, un proyecto muy similar al de Musk del que saldría un cohete de 117 metros de longitud.

Publicidad

A principios de septiembre, el milmillonario reconvertido en magnate de los vuelos espaciales Jeff Bezos (sí, el director general de Amazon), publicó en Twitter sus planes para construir un cohete llamado New Glenn. Sin embargo, la versión de mayor tamaño de esta nave no alcanzaría los 96 metros de longitud, según la información revelada por Bezos.

Por el momento, parece que el cohete de Musk tiene bien merecido el apodo de BRF (Big Falcon Rocket o Big Fucking Rocket). ¿Quizá demasiado grande como para no poder salir por la puerta del edificio de ensamblaje vehicular (VAB) de la NASA en el centro espacial Kennedy, en Florida? Por suerte, no, pues el VAB cuenta con unas puertas de 139 metros de anchura.

In case you're wondering, new SpaceX rocket would indeed fit inside a VAB high bay. 122 meter stack barely clears 139-meter high doors.

— Jason Davis (@jasonrdavis)27 de septiembre de 2016

Durante su ponencia, Musk reveló que el propulsor del cohete estaría compuesto por 42 motores del modelo Raptor, cuyo prototipo fue probado recientemente en las instalaciones de SpaceX. Asimismo, supimos que la nave se fabricará a semejanza del Falcon 9, también de SpaceX, aunque para este cohete se utilizará una fibra de carbono más avanzada.

"A la larga, el tamaño de las naves será cada vez mayor al de esta", señaló Musk durante la presentación, y añadió que se espera que la sección de transporte de pasajeros tenga capacidad para 100 personas.

Musk también aseguró que su intención era permitir que "todo aquel que quisiera ir" a Marte pudiera hacerlo. Según su pronóstico, en un plazo de entre 40 y 100 años, se habrá logrado establecer una colonia en Marte con capacidad para un millón de personas.

"Obviamente, el desafío va a ser cómo financiar semejante iniciativa", confesó Musk, y aseguró que él mismo estaba reservando parte de su propio capital para ello.

Traducción por Mario Abad.