FYI.

This story is over 5 years old.

Vice Blog

NO SUDES LA TÉCNICA

17.2.10

Es como aquella película de Will Smith, Siete Almas, donde terminas solo, donando todas tus pretenencias, higado y corazón. Verte involucrado en un accidente automovilístico a causa de ir hablando o texteando por celular es como reprobar primero de kinder. No decimos que nosotros no lo hagamos, pero en verdad nos sentimos bastante pendejos cada vez que pasamos rosando a algún peatón o después de que sentimos el claxón de un camión sonar junto a nuestro oido. Eso simplemente esta mal. Y no porque no confiemos en tus super poderes mutantes de capacidad multi-actividad, sino más bien porque sabemos que el text de la nalguita vale más que 10 multas por pasarse en rojo.

De acuerdo con los nuevos estudios científicos, el hablar o mensajearnos por celular mientras manejamos es igual a conducir con un 0.8 de nivel de alcohol en la sangre, es decir, el límite máximo de alcohol en la sangre permitido por la ley. Sabemos que esto del nivel de alcohol en la sangre varía segun el peso y estatura del individuo, pero la desconcentración no conoce físico ni vicios. Un conductor hablando por celular mientras maneja representa cuatro veces más un riesgo para el resto del tránsito que un chofer normal.

Los estudios también muestran que los conductores de múltiples actividades al mismo tiempo suponen que pueden realizar más actividades de las que en realidad pueden manejar. Hemos preparado un pequeño juego para callar rumores ególatras de que tu sí puedes manejar y enviar un mensajito por celular mientras el resto no: