Cultură

El hombre con el pene biónico ha perdido la virginidad a los 44 años

"Soy un aprendiz. No quiero llegar creyéndome mucho y hacer el ridículo".
3.4.16

Mohammed Abad. Captura de pantalla vía

A principios de año dimosuna noticia muy importante: un hombre de 43 años y un pene biónico iba a perder la virginidad con una dominatriz. Mohammed Abad, un guardia de seguridad de 44 años originario de Edimburgo, se quedó sin pene después de que un coche le pasara por encima cuando era apenas un niño. Tras arreglárselas con un rudimentario tubo durante casi cuarenta años, en 2012 por fin se sometió a una operación para que le implantaran una prótesis de pene de 90.000 euros que podía "hinchar" por medio de un botón escondido en uno de sus testículos.

En enero de este año, el pene nuevo de Mohammed estaba listo para funcionar. No quiso entrar en detalles técnicos durante su entrevista con el periódicoThe Sunpero, por lo visto, es necesario darle un par de años a los genitales nuevos para que se ajusten. Mohammed explicó que su pene biónico de 20 cm contiene dos tubos que se llenan con líquido de su estómago al presionar el botón que está en el testículo y que la punta está hecha con piel de su brazo.

Publicidad

"Salí del hospital y cogí un tren de regreso a Escocia. Tuve que mantenerlo erecto durante dos semanas", declaró en el programa de televisiónThis Morning. "Tuve que esperar a que sanara, así es como funciona. No desperdiciaron mi antiguo pene: el cirujano lo utilizó para crear el escroto".

"He esperado lo suficiente para hacerlo. Va a ser un buen inicio de año", dijo para el periódico. "Ahora el pene me funciona perfectamente y tengo ganas de hacerlo", declaró emocionado a la prensa en enero.

Por desgracia, unos días después, el plan tuvo que posponerse. Mohammed tuvo un accidentede de tráfico, lo cual arruinó sus planes de practicar sexo por primera vez en su vida y acrecentó su odio por los coches. Un amigo suyo dijo para el periódicoThe Sun: "Después de todo lo que ha vivido, esto es lo único que le faltaba. Por suerte no le ha pasado nada a su pene nuevo".

Casi tres meses después, Mohammed estaba listo para retomar sus planes. La candidata política y ganadora del premio a la trabajadora sexual del año del año 2013, Charlotte Rose, contactó con él cuando se enteró de su caso y le ofreció acostarse con él para que dejara de ser virgen.

"Quiero a una persona que esté dispuesta a aceptarme tal como soy", dijo Mohammed. "Soy un aprendiz. No quiero llegar creyéndome mucho y hacer el ridículo".

La pareja se iba a reunir antes del accidente de Mohammed pero se pusieron en contacto a principios de mes y pasaron unos días juntos para conocerse mejor en un hotel de Londres antes de hacer lo que tenían planeado. Por desgracia, el pene de Mohammed no se infló en la primera noche. Sin embargo, en la segunda noche todo salió a pedir de boca.

"Cuando Charlotte lo vio por primera vez, se quedó callada y parecía preocupada", explicó Mohammed. "Pero después dijo: 'Es increíble'. Es agradable oír a una mujer decir eso. Cuando acabamos, me quedé ahí tirado con una sonrisa de oreja a oreja".

Charlotte —quien ayudó a Mohammed de forma altruista pese a su tarifa de 200 euros por hora— explicó en The Sun: "Al final duró como tres horas y 45 minutos". Quizá es más información de la que necesitamos. También dijo que para ella fue un honor hacer algo así "porque la primera vez es algo que nunca se olvida". Mohammed todavía tiene un testículo, lo que significa que produce esperma y que, si así lo desea, puede tener un hijo.

"Tengo una cita con el médico el 1 de octubre para hablar y ver qué hacer a continuación" dijo a Phillip Schofield en el programa de televisiónThis Morning. "Pero el médico ya sabe cuáles son mis niveles de testosterona y mi recuento de esperma. Y probablemente sea mejor que el vuestro".