Publicidad
Cultura

Swipe 2 Fuck: así es el porno Tinder

"Quería llevar al extremo el fenómeno del chat de citas. Una chica contacta con un tipo de Tinder, que luego tendrá que tener una relación sexual con ella frente a una cámara"

por Katharina Bloom
14 Septiembre 2015, 9:44am

Dave y Cleo, los protagonistas de First Sex. Imágenes cortesía de Ersties.

Paulita es la amiga de una amiga y produce películas pornográficas. Cuando me encuentro con ella la primera vez, tengo la cabeza llena de ideas preconcebidas sobre los directores porno: hombres de unos cincuenta años, calvos y con hipertensión. Tíos que están detrás de la cámara y coordnan a "sus niñas", como ellos las llaman. Paulita es más bien pequeña, tiene el pelo castaño oscuro recogido en una coleta y, aunque parece tímida, cuando se ríe hace mucho ruido. "En el porno tiene que haber un poco de variedad, sólo para que se puedan superar ciertos prejuicios. Ahora, por ejemplo, hay más mujeres detrás de la cámara y esto es una cosa importante para el desarrollo de la industria".

Paulita es una de los fundadores de Ersties, una productora pornográfica de Berlín. Los componentes son todos los estudiantes de fotografía y de cine, y crean películas que ofrecen en su página web - una especie de Netflix porno que, mediante el pago de una cuota, puedes descargar cada mes una serie de contenidos.

"Yo hago porno porque me resulta divertido y porque quiero crear imágenes que me emocionan", me dice. "Todavía hay una gran cantidad de personas que trabajan a la manera antigua, y también hay una cierta estigmatización hacia las mujeres, pero para nosotros es importante que en el set todo esté bien y sea divertido". Ella y sus amigas Nina y Sahra estaban cansadas del porno habitual, en el set habitualmente se alternan en los roles, aunque Paulita se ocupa principalmente de la dirección y Nina de la cámara, mientras que Sahra realiza el casting. Entre las tres mantienen el sitio y las redes sociales. Paulita es también la directora de la serie First Sex y me invitó a uno de los rodajes.

Paulita al teléfono con un actor potencial

Es aquí donde nos encontramos y comienzo a comprender el funcionamiento de su negocio. Para esta serie, Paulita invitó a su amiga Cleo a que buscara en Tinder a un hombre para tener relaciones sexuales frente a la cámara. Pero, ¿es posible? ¿Se encuentran chicos así en Berlín? Al parecer sí, porque de acuerdo con Paulita las respuestas llegaron inmediatamente. En el trailer la vemos dar vueltas por Berlín, a bordo de un autobús, en busca de chicos interesados en participar en el rodaje.

Cuando llego Paulita y Cleo ya han seleccionado a los candidatos. Buscan nuevos mensajes, y Cleo lee en voz alta los mejores. Alguno les ha mandado vídeos. Me cuentan que han elegido a un joven italiano "con una voz muy bonita". Cuando Paulita le llamó para darle la buena noticia, Dave parecía sorprendido y contento al mismo tiempo.

Aunque tanto Paulita como Cleo ya han hablado con él, ninguna lo ha visto en persona. Con Cleo, que será la actriz, la reunión se llevará a cabo directamente en el set. Así es como funciona First Sex. El único mobiliario es una gran cama con sábanas rojas iluminado. Antes de empezar los dos se sientan con los ojos cerrados en la cama. Paulita da una palmada y los chicos se muestran. No se pueden volver atrás, y sus labios sale un inseguro "hola". Cleo lleva una camisa con Furbys y Dave lleva una camiseta azul. "Encantado de conocerte", balbucea. Después de acercarse, ella le coge la mano, moviéndola ligeramente hacia abajo y se besan.

El tráiler

La escena ha terminado, voy hacia ellos y le pregunto a Cleo, "¿Por qué decidiste probar la experiencia?" Sonríe y responde como si fuera la cosa más normal del mundo: "Es algo nuevo y es divertido." Cruza las piernas. Le hago la misma pregunta a Dave, quien se pasa la mano por la frente y dice, "porque es una experiencia única". Sonríe a Cleo. Se han conocido hace una hora, pero parece que ya tienen una cierta complicidad. Tengo curiosidad por saber si va a continuar el noviazgo. "¿Quién sabe?" Responde Cleo, y poco después Dave añade, "tal vez". Parece muy relajado. Pienso que tengo una vida muy aburrida: Nunca encontraría el valor para hacer algo como esto, pero me parece guay que haya gente que sí que lo haga.

Paulita me lleva a dar una vuelta por el plató. "¿Cuál es el objetivo de un producto como First Sex?", le pregunto. "Quería llevar al extremo el fenómeno del chat de citas. Una chica contacta con un tipo de Tinder, que luego tendrá que tener una relación sexual con ella la primera vez que se encuentran, frente a una cámara. Lo más importante es que no hay nada planeado. Todo es real ", me dice. La historia me recuerda un poco a la película Victoria, solo que, claro, en versión porno: Cleo, una chica española, va a Berlín para divertirse y buscar a un tipo en Tinder.

Pregunto a Paulita por qué eligió Tinder. "Tinder es la última frontera de este mercado, se adapta bien a nuestro propósito". Sonríe. Así que me encuentro en el centro del plató de una película porno que no tiene nada que ver con las que solemos ver. "¿La nueva frontera del porno viene de Berlín?", pregunto. "Berlín siempre ha sido una ciudad particular. Las personas que vienen a vivir aquí escapan de algo, buscan libertad, una manera de expresarse. Es por eso que aquí se experimentan tantas cosas, incluso en el porno". Berlín es también el epicentro del porno feminista a nivel internacional, me dice. ¿Pero basta con que detrás de la cámara haya una mujer y los actores se diviertan hablando de porno feminista? ¿Cuál es el público al que se dirige el vídeo? ¿Todavía no son los hombres?", le pregunto Paulita. Ella sonríe y me invita amablemente a dejar el set para respetar la privacidad de los actores.

Ha sido un día extraño, lleno de expectativas y temores. Sólo una cosa está clara: no voy a contarles nada a mis padres, no lo entenderían.

Tagged:
Tinder
Porno
sexo
sexualidad
Vice Blog
swipe right
porno amateur
apps sexuales
porno tinder
swipe 2 fuck