FYI.

This story is over 5 years old.

Motherboard

La morgue en Instagram: esta patóloga sube fotos de sus muerticos a la red social

Nicole Angemi es asistente de patología en la vida real. Pero en línea es dueña de la cuenta en Instagram @mrs_angemi, un portal virtual al mundo de la disección de órganos y autopsias.
25.5.15

Subtítulos disponibles en español.

Nicole Angemi, también conocida como @mrs_angemi, es una asistente de patología en la vida real, pero en línea comanda unas de las cuentas más controversiales de Instagram. Esta cuenta es un portal virtual al mundo de la disección de órganos y autopsias. Un mundo que pocos conocemos en persona o de cerca. En una primera mirada, el sitio de @mrs_angemi es un colorido mosaico de fotos sangrientas y carnosas en miniatura que recuerdan el Figure 1, el llamado Instagram de los doctores. Hay cerebros disecados. Fetos abortados. Úteros prolapsados. Si bien la sangre, las tripas y lo extremo de sus fotos es lo que me llevó a interesarme inicialmente por su trabajo, son los detallados textos lo que más me gusta. Agemi no comparte este contenido gráfico para escandalizar sin pretexto. En cambio, lo hace para revelar verdades sobre el cuerpo humano y sus causas de muerte, no importa qué tan nauseabundas sean.

Angemi dice que los cortes patológicos no deben ser confundidos con una prescripción médica. Además, regularmente le recuerda a sus seguidores que ella no es doctora. Su área de conocimiento está en identificar infecciones y reconocer enfermedades entre los muertos. Algunos seguidores le envían mensajes directos preguntando por el diagnóstico de un bulto o una hinchazón, pero Angemi se apura en decir que ella no puede diagnosticar problemas de salud en personas vivas.

Si bien @mrs_angemi ha juntado más de 100.000 seguidores cuando escribimos este artículo, no todos comparten su apasionada misión a la hora de poner bajo foco al mundo después de la muerte. Angemi sufre por la constante ansiedad de infringir las políticas de Instagram. Tiene incontables fotos que han sido "reportadas" por la comunidad por razones aún sin explicación legal. Tres de sus cuentas han sido dadas de baja en el curso de un año.

Sus colegas en el mundo médico también han disparado contra su cuenta de Instagram. La "patología documental" de Angemi puede que sea vista por sus seguidores como una contribución médica o como el insípido panorama de los medios sociales, pero ella dice que los profesionales de la salud creen que las fotos y videos de autopsias y disecciones deben mantenerse en los confines de la academia y la medicina, lejos del público general.

"Si alguien quiere ver cómo es una autopsia…" me dijo Angemi mientras comíamos en su cocina, justo al lado de una placenta disecada recientemente, "¿Por qué no puede tener acceso a eso?"