Vice Blog

Las fotos de Luca Zanetti: el suizo que viajó por Suramérica en bicicleta eléctrica

Con el objetivo de evidenciar una conciencia medioambiental en Suramérica y su diversidad ecológica, el suizo Luca Zanetti recorrió casi todo el recorrido del Che con su cámara en una bicicleta eléctrica.
14.7.16

Luca Zanetti, además de ser un fotógrafo por 40 años, es un aficionado del medio ambiente, las tiendas orgánicas y las bicicletas. Se ha propuesto en el pasado hacer la vuelta al mundo en 80 días, así como viajar por toda Suramérica, retratar culturas, problemáticas ambientales y paisajes inimaginables. Ahora acaba de llegar a Bogotá para mostrar su último capricho: recorrer la ruta que el Che Guevara hizo en 1952 por Suramérica. En vez de una moto usó la herramienta de moda: una bicicleta eléctrica.

Tiene 45 años pero su espíritu apela al de un mochilero en sus veintes: tiene el pelo gris desordenado, gafas y, a pesar de un pequeño acento que se le confunde con el italiano, un perfecto uso del español. Conoció este idioma cuando su mamá, fotógrafa también, lo llevó a Nicaragua en los duros años 80 del país. Desde entonces, se enamoró de las diferentes culturas que encontró en Latinoamérica y en esos paraísos todavía no modificados por metrópolis donde hay miles de especies de fauna y de flora. "En Europa ya no queda selva, pero acá sí. Por eso me gusta".

Por eso, cuando estaba en Suiza montando en su bien más preciado, y una señora de "una cierta edad", como dice él, lo pasó campante sin esforzarse mucho, le dio una idea. La señora, con su bicicleta eléctrica, no tuvo que pedalear mucho más para pasarlo: más kilometraje, menos cansancio.

"Andar en una bici normal en grandes distancias no es fácil. Pero con esto sí se puede", me dijo emocionado, cuando nos conocimos en un café por la carrera quinta con 26, en pleno barrio de la Macarena en Bogotá.

Cuando le pregunté sobre el porqué de su ruta ––la ruta sagrada del Che, de la que hemos oído hablar tanto, con la película Diarios de Motocicleta–– me dijo: "en ese entonces, cuando el Che hizo su viaje en el año 52, quemar gasolina era un acto heroico. No teníamos esa conciencia de que quemar hidrocarburos es malo para el medio ambiente. Por eso quería apropiarme un poco de esa ruta para mostrar, por un lado, una conciencia con el medio ambiente y, por otro, ver cómo se podría hacer el mismo viaje hoy en día".

Por eso, con el fin de mostrar un poco de conciencia, quiso mostrar los paisajes de Suramérica con sus fotos y con su diario evidenciar que "la bicicleta, eléctrica o no, es el futuro de la movilidad", afirma.

Empezó en Chile (porque el gobierno argentino, donde había empezado el Che, no permitía entrar al país con las baterías de la bicicleta eléctrica por un avión con pasajeros), pasó por Argentina y fue subiendo. Pasó por Bolivia, Ecuador, Perú y Colombia.

Hasta Bogotá.

Doscientos cinco días, 3 o 4 días de bici corrido, y descansar uno. Promedio: 80 kilómetros diarios.

Se llamó "The E-bike Diaries".

Durante siete meses descubrió paisajes, personajes, situaciones y espacios donde no hablaban español. Pero la puerta de entrada para entablar situaciones en los lugares donde se quedaba Luca y sus acompañantes que se rotaban con el tiempo era la bicicleta.

Y en ella, que según me cuenta Luca, pesó en una pesa de camiones y sumó más de 100 kilos, tenía dos bolsas adelante, dos atrás, la cámara y los mapas en el manubrio y un carrito que se agarraba detrás con repuestos, carpas y ollas para comer.

¿Las fotos? Las tomaba causalmente mientras pedaleaba.

Estas son algunas de las que hablará el jueves 14 de julio en OjoRojo, Carrera 5 #26c-62, una galería de fotógrafos donde Luca, justo después de su viaje, contará sus vivencias y dificultades con el viaje.