C TANGANA VICE
Fotografía: Javier Ruiz, cortesía de SONY.

Más real que nunca: El Madrileño y la reinvención de C. Tangana

Hecho con colaboraciones de Adriel Favela, Andrés Calamaro, Carin León, Ed Maverick, La Húngara y Jorge Drexler, entre otros, "El Madrileño" es el disco más ambicioso de Antón Álvarez.
26.2.21

Desde que arrancó su carrera en 2006, hemos visto a C. Tangana atravesar etapas muy distintas. Lo conocimos en la era de Crema y el hip-hop underground de Agorazein. Presenciamos su ascenso comercial con la exacerbación de la estrella de pop en Ídolo. Luego, en Avida Dollars se acercó al cinismo y la crudeza del trap. Finalmente, en El Madrileño, lo percibimos más brillante y real que nunca antes.

Publicidad

Con la reinvención como estandarte, “Pucho” —como lo llaman quienes lo conocen y quieren— se ha especializado en demostrar que puede (y sabe) hablar de lo que quiera en sus letras, que no teme moverse entre los ritmos que le plazcan y que se rodea de artistas que podrían no relacionarse con él de forma directa. Por esto mismo, en cada avistamiento de nuevo material de Antón Álvarez florece una atmósfera de expectativa y misterio.

Para su tercer álbum de larga duración no solo puso la vara alta, superó las expectativas. El Madrileño suma colaboraciones con La Húngara, Niño de Elche, Toquinho, Ed Maverick, The Gypsy Kings, Jorge Drexler, José Feliciano, Omar Apollo, Eliades Ochoa, Carin León, Adriel Favela, Kiko Veneno y Andrés Calamaro; es el disco más ambicioso de su carrera.

c.tangana-javier ruiz-16.jpg

​Fotografía: Javier Ruiz, cortesía de SONY.

En tiempos de aislamiento y pandemia, la llegada de nueva música es una vía de escape a otras realidades. Pensando en esto, hablamos con C. Tangana para que nos pusiera al tanto de los detalles de El Madrileño.

VICE: Antes de empezar de lleno, felicidades por los números y los récords de 2020. ¿A qué sabe el éxito?

C. Tangana: Estamos muy contentos, hemos trabajado muchísimo este último año y medio. Toda la música que estoy sacando supone un riesgo para mí porque son cosas nuevas, y me siento muy bien cuando también le gustan a la gente. Es algo muy fuerte lo que está pasando, la verdad.

Publicidad

Hablando de éxitos, cuando hiciste “Tú me dejaste de querer”, ¿la pensaste como un hit o al terminarla te diste cuenta de que lo sería?

Realmente no parecía un hit. De hecho, cuando la empezamos estuvimos siete horas en el estudio. Cuando yo iba a grabarme el verso que ya había escrito, era otra música, otra letra y todo. Y Cristian (Alizzz) me dijo: “Pucho, esto no va a ningún lado, yo creo que esto no vale para nada… creo que hay que cambiar de camino”, y casi casi yéndonos del estudio fue cuando empezamos realmente la canción. Ha sido muy impactante todo lo que ha pasado con ella. Sí que es verdad que cuando estaba más o menos terminada la composición entera, antes de terminar de producirla, cuando ya estaba el drop de la bachata y la letra hecha entera, yo sí que pensé que tenía algo grande, algo que hacía mucho tiempo que no había conseguido.

Sé que un mago no revela sus trucos, pero supe que en España el video se filtró unas horas antes por WhatsApp. ¿Fue planeado?

(Ríe) No, no lo planeamos, la verdad que no. Yo me lo tomé con filosofía, pero realmente fueron horas de preocupación, porque tú sabes que el impacto que tú tienes el primer día del lanzamiento es lo importante para cómo se va a interpretar el single y el apoyo que puedes obtener de medios, de promotoras, hasta del propio sello. Entonces si el primer día no tienes todo el impacto que tu público puede darte porque ya han escuchado el tema, pues se pone algo heavy, ¿no? Pero afortunadamente no pasó nada de eso. No, no fue planeado. Bueno… no sé si alguien lo planeó, pero desde luego yo no.

Podrán decir lo que quieran de C. Tangana, pero nunca que haces música o videos aburridos. Esto lo menciono porque he visto hilos en Twitter, reacciones y análisis en YouTube, y yo misma con mis amigxs he conversado sobre el “significado” del video. ¿Cómo te sientes de que la gente busque analizar todos tus movimientos? 

Yo creo que está bien. O sea, al final cuando tú haces algo a lo que le intentas dar profundidad y sentido y todo eso, surge esta cosa: que al final el video, la canción, la letra, lo que sea, es un diccionario gigante de sentidos, ¿no? Y la gente se puede poner ahí a nadar y a encontrar lo que quiera. A mí me parece que eso pasa con cualquier buena obra. Cuando alguien escribe una buena canción o una buena peli, surgen un montón de opiniones acerca de qué significa, qué es lo que quiere decir, cómo se puede interpretar, y eso sucede cuando realmente la película, la canción, el libro, lo que sea, es suficientemente rico, ¿no? Y tiene esa originalidad, esa frescura como para que le puedan dar significados. Son muy pesados porque siempre están con el mismo tema [dicen que el video es sobre su pasada relación con Rosalía], pero la verdad que a mí me hace ilusión que las cosas que yo hago impacten de esa forma.

Publicidad

Estás trabajando maravillosamente los videos de El Madrileño con Little Spain, ¿cómo ha sido este junte creativo?

Little Spain es un proyecto  de creativos en el que yo también participo y que para mí comenzó cuando conocí a Santos Bacana, que es el director de estos videos y el director creativo de Little Spain. Es una figura muy importante para mí en los últimos años, me ha influido mucho. Él es un artista bastante multidisciplinar, como solemos ser hoy en día todos, ¿no? Hacemos siete cosas a la vez…

Lo conocí en Los Ángeles, él lleva allí como seis o siete años. Su nostalgia por España, su nostalgia por las tradiciones de nuestro país, por la música, por todo eso, a mí me han influido mucho y luego también su visión de la música, su visión del cine. Los dos últimos dos años han sido muy importantes en esa relación artística para todo lo que estoy haciendo ahora. Hemos empezado con Little Spain hace poco y desde luego es un proyecto que va a tener mucho futuro. Es una agencia creativa que al final hace video, pero que hace muchas otras cosas. Están muy interesados también en la ficción, en el documental, en todo eso. Entonces sí, Little Spain de momento para todo lo que dure.

Cuando salió Ídolo, comentaste que era, sobre todo, el armado de un personaje. Ahora bien, ¿qué tanto de El Madrileño es C. Tangana, qué tanto es Antón, qué tanto es Pucho, qué tanto es Crema?

Creo que he vuelto a una época un poco más bohemia. También el haber viajado tanto me ha hecho interesarme por la forma de escribir un poco más antigua, por el bolero, el tango, la rumba, el flamenco español. Esa forma de escribir no admite el cinismo más actual, que viene del rap y de la música un poco más “superficial”, por decirlo así. Y luego también la época que estamos viviendo creo que no invita mucho a ese cinismo y a ese no sé, no sabría cómo llamarlo, pero creo que sabes al tono al que me refiero, ¿no? El tono de la música rap, el trap, el reggaetón, es un tono concreto, una forma de hablar, de escribir. Entonces creo que han sido las dos cosas: el estilo de música en el que me estoy centrando ahora o los estilos que estoy visitando ahora, y el momento concreto que estamos viviendo que creo que invita a escribir de otra forma.

Publicidad

¿Qué sonidos buscaste mostrar en El Madrileño?

Todo lo que estoy haciendo con la música como más folklórica, la que me he ido encontrado en todos los países por los que he viajado y toda la música que quiero reivindicar de España. Es un disco muy importante y querido en mi carrera.

c.tangana-javier ruiz-21.jpg

​Fotografía: Javier Ruiz, cortesía de SONY.

Fuiste el último acto que vi antes de que comenzara la cuarentena (Sneakertopia, CDMX). ¿Cómo te has sentido con la ausencia de conciertos? ¿Cómo compensas la falta de energía del público en vivo?

La parte más bonita de mi curro para mí no es subirme al escenario, es una parte tensa esa, no es la que más me enamora. Sin embargo, he empezado a echarlo de menos, ha sido muy fuerte el cambio, porque yo antes vivía como en tour constante; cuando me paraba era a hacer una canción o a hacer un poco de promo y seguía con el tour constante. Era una forma de vida que llevaba como dos o tres años haciendo, y la verdad es que ha sido un cambio radical. Lo que más echo de menos es viajar. Creo que viajar es la fuente máxima de inspiración que uno puede tener, es el mundo ofreciéndote aventuras. Si te mueves un poco, siempre vas a tener aventuras y todo eso es inspiración.

Hace poco hablé con Álvaro Díaz y nos recomendó escuchar a Sen Senra, a quien descubrió por ti, durante la cuarentena. ¿Qué estás escuchando tú?

¡Pues hombre! Recomendaría a Alvarito, seguro, que además le está yendo muy bien, lo cual me alegra muchísimo. Recomendaría dentro de la música urbana a Mora, por ejemplo, que ha estado escribiendo mucho con Bad Bunny últimamente y sacó su álbum hace poco. Fuera de lo que es la música urbana, pues recomendaría a Adriel Favela y a Junior H., que de los artistas que están haciendo corridos son de mis favoritos.

El público: Pero Pucho, ¿tú que género haces?

C. Tangana: Sí.

El Madrileño de C. Tangana es una apuesta musical que gracias a su talento y al que conjuntó con todos los invitados a su disco ofrece una vasta oferta sonora: desde el flamenco de “Tú me dejaste de querer” con La Húngara y Niño de Elche o la obra bohemia liderada por la guitarra de Jorge Drexler en “Nominao” hasta la balada rock de “Hong Kong” con Andrés Calamaro y un corrido a la mexicana en “Cambia!” con Adriel Favela y Carin León.

No queda más que decir: ¡Larga vida a Puchito! Nunca dejes de crear.

C. Tangana está en Instagram, Twitter y Facebook.

Para más música sigue a Noisey en Español: TwitterInstagram y Facebook.