Salud

Instagram está censurando un hashtag para el trastorno límite de la personalidad

Aquellos diagnosticados con TLP lo estaban usando para encontrar una comunidad donde recibir apoyo.
6.1.21
Persona revisando su celular
Foto de stock: Getty

Artículo publicado originalmente por VICE en inglés.

El trastorno límite de la personalidad (TLP) es una condición caracterizada por una serie de síntomas: inestabilidad emocional, patrones de pensamiento alterados, comportamiento impulsivo y, a menudo, relaciones intensas pero inestables con los demás. Se estima que alrededor de siete de cada 1.000 personas en Reino Unido tienen TLP, aunque sigue siendo una de las condiciones de salud mental más incomprendidas y estigmatizadas que existen. Incluso una búsqueda superficial en internet arrojará publicaciones mal informadas sobre cómo las personas con este trastorno son “tóxicas”, “malos amigos” o incapaces de disfrutar relaciones funcionales.

Publicidad

Para aquellos que ya están lidiando con una condición de salud mental difícil, el estigma puede ser increíblemente angustiante y enajenante. Obviamente, es de gran ayuda encontrar a otras personas con quienes conversar sobre cómo vivir con TLP. En Instagram, las personas han utilizado el hashtag #BPD (por Borderline Personality Disorder) durante mucho tiempo, en busca de apoyo, comunidad o incluso un ligero alivio en forma de memes y publicaciones divertidas con las que quienes padecen TLP pueden identificarse.

Hasta hace poco, por desgracia. A mediados de noviembre, los usuarios notaron que el hashtag había sido eliminado de manera efectiva. Aquellos que buscan #BPD ahora son recibidos por una ventana emergente que dice: “¿Podemos ayudarte? Las publicaciones con las palabras o etiquetas que estás buscando a menudo fomentan un comportamiento que puede causar daño e incluso provocar la muerte. Si estás pasando por algo difícil, nos gustaría ayudarte”.

Puedes hacer clic en “mostrar publicaciones” en la ventana emergente, pero Instagram solo muestra un número limitado de cuentas: solo se desplegó un puñado de las posibles 1,3 millones de publicaciones cuando VICE buscó #bpd. Otro mensaje de Instagram dice: “Hemos ocultado las publicaciones de #BPD para proteger a nuestra comunidad del contenido que podría fomentar comportamientos que pueden causar daño o incluso llevar a la muerte”.

#BPD hashtag banned on Instagram

Captura de pantalla de Instagram

Las lesiones autoinfligidas y los impulsos suicidas son comunes entre las personas con trastorno límite de la personalidad, pero Instagram ya ha bloqueado los hashtags relacionados con esos comportamientos. Prohibir #BPD parece una medida extraña y confusa, particularmente cuando el hashtag se relaciona con la condición en sí y es comúnmente utilizado por personas que esperan encontrar información y apoyo.

Chanté tiene 24 años y a menudo usa cuentas de memes de TLP para ayudar a aliviar el estrés y sentirse menos sola con su diagnóstico. “En lugar de tratar de ayudar a las personas con TLP, Instagram decidió que no encajamos con su estética, lo cual se suma al estigma preexistente”, cuenta a VICE. “Mucha gente no entiende qué es el TLP”.

Publicidad

Y continúa: “Hemos visto que Instagram puede ser una plataforma utilizada para educar a las personas, como lo demuestra el movimiento Black Lives Matter. ¿Por qué no puede proporcionarnos un espacio seguro o ser utilizado como una herramienta de sensibilización? Básicamente, Instagram nos está diciendo que hay algo fundamentalmente mal en quiénes somos si intentamos buscar BPD, y de inmediato nos “ofrecen ayuda”.

La “ayuda” que ofrece Instagram en su ventana emergente alienta a los usuarios a ponerse en contacto con un amigo o alguien en quien confían y ofrece información sobre cuatro líneas de ayuda a la salud mental y una lista de tres estrategias básicas para abordar una crisis, las cuales no son específicas para el TLP (“disminuye la velocidad”, dice una. “Cuídate”, dice otra).

Sin embargo, para muchos, el hashtag #BPD incluía publicaciones más específicas relacionadas con su diagnóstico: el tipo de cosas que no se encuentran a menudo entre los servicios o grupos de salud mental menos especializados.

“Sí, ocasionalmente hay publicaciones que pueden provocarte una reacción adversa, como con la mayoría de las etiquetas para enfermedades mentales, pero por lo general contienen publicaciones que ofrecen apoyo o se esfuerzan por crear conciencia al respecto”, cuenta Tilly, de 19 años, quien fue diagnosticada con rasgos consistentes de TLP hace un par de meses. “Muchos acuden al hashtag para encontrar personas que están pasando por lo mismo que ellos. El apoyo adicional de la comunidad de TLP puede ser un elemento realmente importante dentro de la recuperación de algunos individuos”.

Instagram aún no ha prohibido hashtags más largos como #borderlinepersonalitydisorder u otras variaciones, lo que significa que muchas publicaciones siguen disponibles, y que el apoyo y las cuentas de memes aún pueden llegar al público. Pero muchos ven la prohibición de #BPD en Instagram como un ataque simbólico a quienes padecen este trastorno y más de 7.000 personas ya han firmado una petición en Change.org que pide a la plataforma restablecer el hashtag.

Anna tiene más de 24.000 seguidores en su cuenta de Instagram @bpd_splitposting. Publica principalmente memes y ha creado una comunidad para aquellas personas diagnosticadas con TLP.

Publicidad

“Creo que es un intento de barrer los complejos problemas de salud mental debajo de la alfombra, lo que solo servirá para perpetuar aún más el estigma que rodea a la enfermedad mental”, dice. “En lugar de abordar estos problemas de manera directa, hablando abiertamente sobre ellos, la sociedad sólo quiere seguir fingiendo que no existimos”.

Instagram no respondió a las solicitudes de comentarios al momento de esta publicación, pero el director de Instagram, Adam Mosseri, anunció el 10 de noviembre que Instagram acababa de implementar una nueva tecnología de inteligencia artificial en la Unión Europea “para encontrar de forma más proactiva el contenido dañino sobre suicidios y autolesiones y hacerlo menos visible”. La tecnología ya estaba en uso fuera de Europa, pero se expandió a la región casi al mismo tiempo que ocurrió la desaparición del hashtag #BPD.

Rosie Weatherley, gerente de contenido de información de la organización benéfica de salud mental MIND, dice que es importante que las plataformas de redes sociales sigan siendo seguras para los usuarios al eliminar el contenido potencialmente nocivo. Sin embargo, dice, “eliminar los hashtags relacionados con problemas específicos de salud mental corre el riesgo de potenciar el estigma y los malentendidos, haciendo de la salud mental un tema tabú”.

Continúa: “La prohibición de los hashtags impide que las personas compartan sus experiencias en línea o que busquen contenido que les resulta útil, lo que podría evitar la creación de comunidades de apoyo en línea y eliminar las vías de apoyo por completo”.

La falta de comprensión sobre el TLP puede ser increíblemente peligrosa. Puede impedir que las personas accedan al tratamiento que necesitan y dejarlas sufriendo en soledad y vergüenza. Muchas personas —como Chanté, Tilly y Anna— sienten que borrar el hashtag #BPD solo perpetúa ese malentendido.

*ACTUALIZACIÓN 09/12/20: Después de la publicación, un representante de Instagram se puso en contacto con VICE Reino Unido para explicar que la prohibición del hashtag #bpd no fue intencional. “Estamos experimentando un error en el que ciertos hashtags, incluido #bpd, están mostrando menos publicaciones de lo normal”, dijo. “Estos hashtags no están bloqueados y estamos trabajando para restaurar las publicaciones en los hashtags afectados”.

@harriepw