FYI.

This story is over 5 years old.

Chile entra en alerta luego de repartir condones chinos de pésima calidad

Casi 1,2 millones de preservativos fueron importados desde China como parte de un programa gubernamental para hacer frente al creciente número de casos de VIH en el país, pero los preservativos tienden a romperse y son demasiado pequeños.
Photo via la page facebook de Kaiju
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Chile ha lanzado una alerta nacional por los casi 1,2 millones de condones que ha repartido en su territorio y que fueron importados desde China como parte de un programa gubernamental para evitar embarazos no deseados y detener la propagación del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.

El Instituto de Salud Pública de Chile publicó el pasado lunes un comunicado pidiendo a las personas que los han recibido que eviten su uso y anunció que el resto de los preservativos permanecerán en cuarentena hasta que se solucione el problema.

Publicidad

En la misiva, se informa que los defectos de los condones se hicieron evidentes durante las clases de demostración, en donde se dieron cuenta de que no tenían suficiente lubricante y tendían a romperse. Además, en pruebas posteriores resultaron demasiado pequeños y estaban empaquetados en materiales que se deterioran rápidamente durante su manipulación.

El VIH sigue esparciéndose en Chile y muchos ni siquiera saben que son portadores. Leer más aquí.

La alerta surge en medio de la lucha que sostiene Chile contra el creciente número de casos de VIH, los cuales se han duplicado en la última década, según estimaciones oficiales.

Las autoridades chilenas dicen que cerca de 25.000 personas están recibiendo atención para tratar la enfermedad, aunque otras 14.000 podrían no saber que son portadoras del virus. Los activistas culpan de este aumento al gobierno y a sus actitudes conservadoras respecto al sexo.

Sin embargo, Alejandro Afani, jefe del Centro de VIH en la Universidad de Chile, dijo que eso no es suficiente para explicar la falta de una respuesta integral al problema del VIH.

"Toda Latinoamérica es muy conservadora, no sólo Chile", aclaró. "El problema es la falta de voluntad política y no tanto los rasgos culturales. No toman en serio el problema ni usan los recursos necesarios".

Afani comentó que el caso de los condones es un claro ejemplo de la falta de rigor en la lucha contra las enfermedades de transmisión sexual, como el VIH, y otras que han ido en aumento en años recientes.

Publicidad

Mira: El silencioso aumento del VIH en Chile.

Enrique Paris, presidente del Colegio Médico de Chile, afirmó que este descuido podría terminar en demandas legales.

"Si una persona se contagia con una ETS después de usar uno de estos condones que se rompen, estaría en todo su derecho de presentar una demanda", explicó a la cadena de noticias Cooperativa.

Por su parte, la marca de condones china Kaiju publicó un comunicado en su página de Facebook insistiendo en que el producto había pasado todas las pruebas de calidad antes de llegar a Chile, asegurando también que los preservativos se adaptan perfectamente al tamaño promedio del pene de los chilenos.

"Que sea un producto chino no significa que sea un producto malo", afirmo la empresa Kaiju.

Los condones chinos ya habían sido considerados poco seguros en el pasado, cuando Ghana detuvo más de 110 millones de preservativos de origen chino en 2013 luego de que las pruebas demostraran que se rompían fácilmente.

Sigue a Nathaniel Janowitz en Twitter: @ngjanowitz

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs