FYI.

This story is over 5 years old.

Drogas

¿Por qué el acceso al cannabis terapéutico en Italia sigue siendo prácticamente imposible?

Desconfianza, desinformación entre los médicos y mucha burocracia. Estas son algunas de las razones por las que Italia sigue estando a la cola en cuanto al uso y la prescripción de cannabis medicinal.
30.5.16
Foto via Dank Depot/Flickr
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

"En Italia, si hablas de cannabis es como si fueras drogadicto", explica Alessandro Raudino, un siciliano de 33 años que padece esclerosis múltiple y que utiliza la marihuana como tratamiento terapéutico. Su calvario empezó hace una década cuando le diagnosticaron esta enfermedad degenerativa.

Raudino, que compra cannabis en el mercado negro, asegura que es difícil encontrar un médico que prescriba este psicoactivo y que adquirirlo en la farmacia resulta muy caro.

Publicidad

Tras dos años de idas y vueltas entre Sicilia y el Hospital San Raffaele de Milán, y más 800 inyecciones de Copaxone — un fármaco inmunomodulador —, parecía que la enfermedad estaba retrocediendo. Aún así, una reciente resonancia magnética mostró que Alessandro tenía diez placas escleróticas [acumulación de amiloide que impide el funcionamiento normal de las fibras nerviosas] en la médula espinal.

Así, este joven continúa con el tratamiento farmacológico pese a que su cuerpo da señales de que algo anda mal. Depresión, tos ferina, herpes, sangre en las heces, son algunos de sus síntomas. En 2014, justo el día de su cumpleaños, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente por un cáncer de colon.

En este contexto, su compañera le presentó a un conocido que también padecía esclerosis múltiple y que utilizaba cannabis para paliar la enfermedad. Alessandro abandonó las medicinas tradicionales y decidió probar. Empezó a notar progresos: el déficit motor — cuenta él mismo — mejoró.

Pero el acceso a la marihuana medicinal en Italia no es nada sencillo. De hecho, cuando el joven pidió una receta a su médico especialista, este le respondió que la terapia basada en el cannabis en Italia sólo esta autorizada para los pacientes que padecen espasticidad.

"Existe una verdadera mafia farmacéutica", acusa Raudino, presidente y cofundador de 'Cannabis Cura a Sicilia', una asociación que tiene como objetivo la difusión del uso terapéutico de la marihuana. "Los médicos me dicen que la marihuana es eficaz, pero no me la prescriben".

Publicidad

Alessandro Raudino. (Imagen vía la página de Facebook "Cannabis Cura Sicilia")

Desinformación y responsabilidades

El principal problema, según testimonios recogidos por VICE News, es la falta de información del personal de salud. De hecho, pocas personas saben que según dos leyes del Ministerio de Salud — el decreto Turco de 2007 y el decreto Balduzzi de 2013 — cualquier médico puede prescribir cannabis.

"En Italia la autoridad pública no divulga la información científica. Todo está en manos de las compañías farmacéuticas", afirma Antonella Soldo, abogada general de la Asociación Luca Coscioni y miembro de la dirección nacional del partido político liberal libertario Radicales Italianos. Sin embargo, ninguna compañía farmacéutica italiana produce medicamentos derivados de la marihuana.

Marihuana medicinal para tratar dolores menstruales a punto de ser una realidad. Leer más aquí.

"En respuesta a varias solicitudes recibidas en la Asociación Luca Coscioni, enviamos un correo electrónico a unos tres mil médicos con un dossier informativo para pedir su disposición a prescribir cannabis. Respondieron unos 30", relata Soldo.

"Estamos hablando de una sustancia todavía vinculada a una prohibición", continúa la líder de los Radicales. "No es de extrañar que los médicos, a menudo desconocedores de la ley, no quieran asumir responsabilidades".

Una tienda de marihuana médica en Denver, Colorado. (Imagen por O'Dea vía Wikimedia Commons)

Responsabilidades de las que, como explica a VICE News el Dr. Paolo Poli, deberían responder si las recetas fueran off label — es decir estuvieran fuera de indicación terapéutica.

Publicidad

En Italia, la prescripción médica de cannabis es casi siempre off label, ya que las inflorescencias secas de cannabis (Bedrocan, Bediol, Bedrobinol y Bedica) no han sido autorizadas para indicaciones terapéuticas — a diferencia de Sativex, único medicamento de base cannabinoide autorizado por la AIFA (Agencia italiana de Fármacos) para reducir la espasticidad asociada a la esclerosis múltiple.

"Entiendo a aquellos que no quieren hacerlo", dice el fundador y presidente de Sirca (Sociedad Italiana de Investigación del Cannabis), que recibe continuamente llamadas telefónicas de más de mil pacientes que se trataron con cannabis. "Es clave catalogar correctamente al fármaco, es decir, encontrar la dosis correcta. Luego, hay que hacer un seguimiento clínico de un paciente y presentar resultados".

Colombia, otro país que se suma a legalización de la marihuana con fines medicinales. Leer más aquí.

Poli cree que detrás de la renuencia de los médicos a recetar marihuana se esconde otra razón: la falta de estudios de validez científica a nivel mundial que demuestren la eficacia en términos médicos. "Existen cientos de estudios. Aunque en italiano solo unos pocos", opina, por el contrario, Antonella Soldo.

El problema es que, en Italia, el acceso a la marihuana medicinal es muy limitado. Según datos recogidos por la Asociación Luca Coscioni, "en el año 2013, de un total de 200 solicitudes para la importación, solo obtuvieron autorización sesenta". Poli afirma que no hay más de veinte doctores dispuestos a recetar cannabis en todo el país. Por el momento, todo el cannabis para uso médico comercializado en Italia proviene de los Países Bajos, concretamente de la firma Bedrocan.

Publicidad

'El mercado negro sigue siendo la principal fuente de suministro de cannabis, incluso para fines terapéuticos'.

La competencia del mercado negro

Algunas personas han reportado a Soldo que, a menudo, los médicos aconsejan recurrir a un traficante de drogas. El mercado negro sigue siendo la principal fuente de suministro de cannabis, incluso para fines terapéuticos. Tanto por las dificultades para obtener una receta como por sus elevados precios en el mercado legal.

En un hospital o empresa de salud italianos cuesta alrededor de diez euros un gramo — debido al incremento que suponen los gastos burocráticos por importación y el manejo de las solicitudes, explica el neurólogo Gracia Rocca. Pero el precio para el público en una farmacia oscila entre los 40 y los 70 euros. Una cifra que no puede competir con los ocho o diez euros que cuesta el gramo en el mercado negro.

"Por esta razón, hay gente que abonando hasta 30.000 euros al año al crimen organizado", describe Soldo. Entre las personas que compran el cannabis para hacer un uso medicinal en la calle se encuentra Alessandro Raudino.

"A veces, no sé qué estoy inhalando exactamente. Pero no tengo opción, y así por lo menos puedo dormir y reducir un poco los espasmos", se justifica el joven.

"Hice un estudio sobre mí mismo y concluí que necesito tres gramos al día", prosigue Raudino. Eso es equivalente a unos 10 mil euros por año en el mercado negro. El coste de Sativex es análogo: 655 euros por tres frascos de 90 dosis cada uno.

Publicidad

A finales del verano entrará en el mercado europeo del cannabis un producto del Instituto farmacéutico Militar de Florencia, que costará alrededor de siete euros por gramo. Para conseguirlo se utilizaran invernaderos de cannabis de jurisdicción militar que suministrarán a los hospitales y a las autoridades sanitarias locales para reducir las disparidades económicas que persisten entre las distintas empresas dedicadas a los servicios de la salud. Muchos señalan, sin embargo, que la cantidad prevista para la primera cosecha, 50 kilogramos, es baja en comparación con las necesidades nacionales.

Raudino haciendo campaña. (Imagen vía la pagina de Facebook "Cannabis Cura Sicilia")

Las leyes regionales contra la legislación nacional

Desde el 2012 hasta hoy, 12 regiones — Toscana, Apulia, Veneto, Liguria, Marche, Friuli-Venezia Giulia, Abruzzo, Sicilia, Umbría, Basilicata, Emilia-Romagna, y Piamonte — han aprobado regulaciones sobre el uso de la marihuana medicinal.

"Las regiones son competentes para decidir si la administración de cannabis medicinal depende del Servicio Regional de Salud o no, y si esto aplica sólo para tratamientos que se han iniciado en el hospital", explica Penny. "Sin embargo, las administraciones regionales no puede aceptar un reembolsos por el tratamiento de ciertas enfermedades, como muchos creen".

La ley italiana no especifica cuáles son las enfermedades en cuestión, pero admite la eficacia del cannabis en la reducción de la espasticidad provocada por enfermedades como la esclerosis múltiple y la esclerosis lateral amiotrófica, en el tratamiento del dolor, en las náuseas de la quimioterapia, la fibromialgia, en la migraña y muchos otros trastornos.

Pero el principal problema, el de la desinformación es tal que "los cursos de formación previstos en las leyes regionales nunca se han puesto en marcha".

"Mi sueño es abrir un centro para el cultivo de cannabis y otras plantas medicinales para trabajar de forma conjunta con los médicos", dice Raudino.

Sigue a VICE News En Españon en Twitter: @VICENewsEs

Imagne por Dank Depot vía Flickr en Creative Commons