guerras y conflictos

Los niños suicidas: este año, Boko Haram ha usado más 'bombas humanas' que nunca

Un nuevo informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia acusa que, en lo que va del año, el grupo terrorista ha usado, al menos, 83 "niños bomba" en ataques terroristas, una cifra histórica que cuadriplica la del 2016.
23.8.17
Imagen por STR/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El sadismo del grupo terrorista Boko Haram no tiene límites: un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia aseguró que en lo que va del año, al menos, 83 niños han sido utilizados como "bombas humanas" en ataques terroristas en Nigeria. La cifra incluye a las 55 niñas que fueron forzadas a suicidarse con bombas en sus cuerpos, luego de ser raptadas de sus hogares.

Las cifras de los niños-víctimas representa un incremento en esta despiadada práctica que se ha cuatriplicado respecto a los datos del año pasado.

Una de las niñas que escapó de Boko Haram explica su experiencia un año después del secuestro. Leer más aquí.

Desde que el grupo terrorista irrumpió en el panorama internacional en 2009 con el objetivo de crear un Estado en el este de Nigeria cuyos principios estuvieran basados en su interpretación de la ley islámica, miles de niños han sido secuestrados por Boko Haram para convertirlos en mártires suicidas.

Los miembros del grupo extremista han llevado a cabo secuestros masivos, asesinatos en serie y bombardeos frecuentes contra aquellos que consideran "no creyentes", una categoría que incluye al gobierno de Nigeria y a musulmanes, especialmente a aquellos que viven en las regiones de Borno y Maiduguri.

Publicidad

"Estuve en Maiduguri en julio y la frecuencia de los ataques es algo increíble", contó la vocera de UNICEF, Marixie Mercado, a VICE News mediante una entrevista telefónica desde Ginebra, Suiza. "Estuve ahí por ocho días y hubo cinco incidentes que involucraban a dos niños y cuatro niñas. El nivel de estrés cotidiano con el que viven las personas en esa zona está fuera de lo normal".

Nigeria afirma haber asesinado al líder de Boko Haram… por cuarta vez. Leer más aquí.

El reporte de UNICEF afirma que muchos de los niños que son forzados a convertirse en "bombas humanas" tienen menos de 15 años. Uno de los casos más extremos incluye a un bebé atado al pecho de una niña que cargaba una bomba.

Otro informe publicado en abril por la misma agencia de Naciones Unidas aseguró que aún no se sabe si la técnica que usan los militantes de Boko Haram para cada vez tener más "bombas humanas" es el convencimiento mediante el rapto o el engaño mediante falsas promesas a los niños de un lugar asegurado en el cielo.

"No queda claro si algunos de esos niños tuvieron, al menos, conciencia de lo que se les pidió", afirma el reporte. "Es muy díficil precisar si esos niños fueron usados para transportar aparatos (explosivos) de un lugar a otro o a otros combatientes o si fueron obligados a caminar hacia una perversa misión suicida a cambio de una mentirosa redención o convertirlos en mártires".

Violaciones, secuestros y terroristas suicidas: la guerra de Boko Haram contra las mujeres. Leer más aquí.

La crueldad con la que Boko Haram trata a los niños nigerianos no dista mucho del trato duro que reciben de sus comunidades natales: según UNICEF, los niños y niñas que logran escapar de los campamentos del grupo terrorista, a menudo son estigmatizados en sus vecindarios, se desconfía de ellos y enfrentan el rechazo en sus hogares.

La ideología fundamental de Boko Haram predica un rechazo tajante a cualquier tipo de expresión cultural occidental, desde elecciones democráticas hasta la ropa. La palabra "haram" significa prohibido y el nombre completo del grupo terrorista podría traducirse como "la educación occidental está prohibida".

Las cifras dadas a conocer este martes por UNICEF sólo incluyen los ataques terroristas en Nigaria. A ese terrorífico número hay que agregar las cifras aún desconocidas de "niños bomba" en otros países africanos como Chad, Níger y Camerún.

_Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs_