mexico

El ejército mexicano ya no quiere estar al frente de la lucha contra el narco

Después de enfrentar durante una década a los cárteles de la droga, Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional, aseguró la labor de los militares se ha "desnaturalizado" y que no se sienten cómodos persiguiendo delincuentes.
8.12.16
Imagen por Rashide Frias/Cuartoscuro.com
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

"La violencia en México no es un asunto que se vaya a resolver con balazos". Esta es una idea que cada vez permea más en una sociedad cansada de vivir bajo el asedio criminal. Pero ahora esa idea fue puesta sobre la mesa por el general Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional.

El mensaje se ha interpretado como una clara señal de cansancio por parte del Ejército frente a la lucha contra el narco. En diciembre de 2006 Felipe Calderón, entonces presidente de la República,lanzó una ofensiva contra los cárteles y para ello decidió desplegar al ejército en las zonas de conflicto; 10 años después los militares quieren regresar a sus cuarteles.

Publicidad

En una conferencia de prensa realizada hoy por la mañana, Cienfuegos dijo: "nosotros no pedimos estar aquí, no nos sentimos a gusto, no estudiamos para perseguir delincuentes, nuestra función es otra y se está desnaturalizando".

"Qué quieren los mexicanos que hagan las fuerzas armadas, si quieren que estemos en los cuarteles, adelante, yo sería el primero en levantar no una, sino las dos manos para que nos vayamos a hacer nuestras tareas constitucionales", mencionó el secretario ante los medios de comunicación. Además dijo que la actuación de las fuerzas armadas debe ser regularizada.

Torturan en YouTube, pero eso no impedirá a militares allanar casas e intervenir móviles en México. Leer más aquí. Leer más aquí.

El general criticó a las policías estatales y municipales, las cuales, según dijo, no se han reconstruido y no cumplen con sus labores para detener a los criminales. Asimismo, mencionó que hace falta un compromiso de varios sectores de la sociedad, para que la situación de violencia que se vive en el país pueda ser revertida, y admitió que este 2016, no ha sido un buen año.

Cienfuegos explicó que "los soldados ya mejor piensan si le entran a enfrentar a los grupos delictivos con el riesgo de ir a la cárcel acusados de violar derechos humanos", por ello hizo hincapié en la necesidad de contar con un marco legal que de certeza de la actuación de las fuerzas armadas, en las labores que les encomiendan.

Datos del ejército muestran que entre el 1 de enero de 2007 y el 30 de abril de 2016, los militares ha sufrido 3.813 agresiones. Éstas han dejado 236 soldados muertos y 1.350 heridos. En ese mismo periodo, el personal militar abatió a 2.959 civiles; es decir que por cada militar asesinado hay 12 civiles muertos.

_Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs_