EEUU

Dos conservadores se disputan una silla: la del próximo vicepresidente de EEUU

Ya sea que las elecciones presidenciales las gane la demócrata Hillary Clinton o el republicano Donald Trump, algo es seguro: el próximo vicepresidente de los Estados Unidos será un hombre, blanco, conservador, heterosexual y político tradicional.
23.7.16
Imagen por Shawun Thew/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Las boletas electorales en Estados Unidos están, por fin, completas: el Partido Demócrata y el Partido Republicado ya eligieron oficialmente a sus candidatos y ellos, a su vez, a sus compañeros de fórmula que pondrán a consideración de los votantes.

Un elemento sí es seguro: gane la demócrata Hillary Clinton o el republicano Donald Trump, el próximo vicepresidente de los Estados Unidos será un hombre, blanco, conservador, heterosexual y viejo lobo de la política.

Clinton anunció este viernes que su postulado es el senador Tim Kaine, un hispanohablante legislador representante de Virginia y exgobernador del mismo estado.

Sanders muestra su apoyo total a Clinton en una alianza contra Trump. Leer más aquí.

Kaine, de 58 años, es un hombre profundamente religioso que frente a temas polémicos suele dar sorpresas ideológicas: frente al aborto, ha hecho pública su postura personal de "católico tradicional" y ha sido miembro de una organizacíon provida llamada Democrats For Life of America; frente al tema de uso de armas, como gobernador impulsó reformas para su control de venta.

Además, Kaine representa al prototipo de un político del estatuos quo, con detellos de rebeldía: es un expresidente del Comité Demócrata Nacional, quien hizo historia en 2013 al dar el primero discurso en el Senado de EEUU completamente en español.

Por otro lado, Trump ha elegido como su posible vicepresidente a Mike Pence, exlegislador y gobernador de Indiana, hijo predilecto de organizaciones conservadoras como Club for Growth o American Conservative Union.

Pence, de 57 años, se ha descrito así: "cristiano, conservador y republicano, en ese orden". Y sus acciones lo demuestran: a favor de la prohibición parcial del aborto, a favor de que los comercios puedan legalmente negarse a dar servicio a homosexuales y en contra de la investigación con células madre.

Donald Trump ya es el candidato oficial a la presidencia de EEUU. Leer más aquí.

De acuerdo con varios analistas políticos, las elecciones de Tim Kaine y Mike Pence son consecuencia de las precampañas en ambos partidos: Hillary Clinton fue obligada a alinearse más a la izquierda, debido a la competencia que representó el demócrata Bernie Sanders, y Donald Trump no es visto por los sectores duros de su partido como un conservador de cepa.

Por ello, argumentan los expertos,la elección de ambos candidatos a vicepresidentes representa un guiño a los sectores más conservadores de Estados Unidos, quienes podrían definir al próximo presidente.

Sigue a Martín Andrade en Twitter: @godomarto

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs