Publicidad
Drogas

Investigamos si el CBD puede aparecer en un control de drogas

A pesar del aura saludable de los productos a base de CBD, ¿podrían hacer que no pasaras un control de drogas si se detecta en una muestra de orina durante una selección de personal?

por Elizabeth Brico; traducido por Laia Pedregosa
22 Julio 2019, 3:40am

CSA Printstock/Getty 

Hoy en día, el cannabidiol o CBD, que es el compuesto de la marihuana que no hace que te coloques, se utiliza para calmar el dolor, la ansiedad y para la dificultad de conciliar el sueño. Hace poco, la FDA ha aprobado su uso para tratar las convulsiones asociadas al síndrome de Lennox-Gastaut y el síndrome de Dravet, manifestaciones graves de la epilepsia. El extracto de aceite de cannabidiol está en todas partes: podemos encontrarlo en muchos formatos, como gotas sublinguales, aceites para vaporizadores e incluso en gominolas de colores. Se pueden comprar en internet y en tiendas de todo el país. A pesar del aura positiva que tienen estos productos, ¿pueden hacer que tengas problemas si aparecen en un test antidrogas?


MIRA:


¿Aparece el CBD en un test de drogas?

Es muy poco probable que el CBD aparezca en un control de drogas. Si tienes que hacerte uno para el trabajo, lo más probable es que solo detecte el cannabis, y eso significa que lo que buscan es la presencia del THC o metabolitos de THC, no la del CBD. Técnicamente, el CBD es un agente químico, y, si lo ingieres, tu cuerpo lo metaboliza; así que puede detectarse. Sin embargo, un test de drogas común no está diseñado para encontrar CBD ni cualquier otro compuesto del cannabis que no sea el THC, según explica Brenda Gannon, toxicóloga y también directora del laboratorio Steep Hill de Arkansas. Esto, según nos explica, se debe a que “El CBD es químicamente distinto al THC, así que es muy poco probable que el CBD puro no sea detectado en ese tipo de pruebas. Sin embargo, los productos del CBD derivados del cáñamo suelen contener trazas de THC”. (El motivo es que algunos investigadores creen que una pequeña cantidad del THC refuerza los efectos del CBD).

Si hay rastro de THC en el aceite de CBD que he consumido, ¿pasaré un control de drogas?

Cada tipo de test tiene un umbral de detección distinto. Los que se realizan mediante una muestra de pelo, por ejemplo, están diseñados para detectar el consumo crónico de sustancias. Si el aceite de CBD que has tomado solo contiene las cantidades mínimas de THC (la cantidad estándar es del 3 por ciento, si es que existe), es muy probable que no aparezca a menos que te bebas una botella, y no en una prueba en la que se use una muestra de pelo. No merece la pena porque el CBD no está regulado, y por lo tanto no se puede saber lo que hay en un producto que lo contenga.

Si te van a hacer un test de orina o de fluidos orales, el umbral de posibilidades de que sea detectado es incluso menor. Gannon dice que “dependiendo del número de parámetros, incluyendo la cantidad que se haya consumido, lo habitual que sea dicho consumo de productos de CBD y la composición corporal. Sin embargo, esas cantidades de THC pueden ir acumulándose en el cuerpo y acabar siendo detectadas en un test de drogas”. “Es posible, pero no es muy probable que ocurra”, concluye Jamie Corroon, un estudiante de posdoctorado en la National University of Natural Medicine y fundador del Center for Medical Cannabis Education.

¿Existe algún test con el que se pueda detectar el CBD?

Dado que no existe ningún test estándar para detectar el CBD, sería necesario un test específico para ello: es decir, la empresa tendría que solicitarlo (y pagar por él). Gannon dice que eso requeriría “notificar a la compañía que se ocupa de estas pruebas de que la empresa solicita una prueba que incluya la detección de otra sustancia y “pagar al laboratorio de pruebas un cargo adicional que cubra los gastos que supone el CBD, como el hecho de tener que modificar mínimamente el modelo de procedimiento que se lleva a cabo con el objetivo de añadir este compuesto”. Aun así, sigue siendo muy poco probable, ya que el CBD no hace que te coloques, y por lo tanto no te impide que realices tus funciones habituales en el trabajo. Además, a la mayoría de las empresas no les gusta invertir dinero extra sin motivos.

Quest Diagnostics, una de las mayores empresas de tests antidrogas de Estados Unidos, no dispone de pruebas para detectar el CBD y no forma parte de ninguno de sus programas de control de drogas, según Barry Sample, el director de ciencia y tecnología de la compañía. Incluso en el test al que se tienen que someter las personas del DEA, no se incluye el CBD, así que los empleados federales solo pueden ser examinados de unos compuestos determinados, y el CBD no es uno de ellos.

Si tu prueba termina dando positivo en THC pero el único producto de cannabis que has utilizado es una tintura de CBD, quizá seas capaz de explicárselo a tu jefe, pero está en sus manos creerte o no, y también lo que quiera hacer al respecto. Según Sample, no sirve como medio para saber si el THC que puede encontrarse en un test proviene de un producto de CBD o de un porro. “Ningún control de drogas habitual podría mostrar en los resultados la cantidad que se ha consumido, un patrón de consumo, o si ha perjudicado a la persona que lo ha tomado”.

En términos generales, ¿es legal el uso del CBD?

Lamentablemente, el CBD se encuentra en una situación complicada en cuanto a la regulación del producto. Se clasifica en la Lista 1 de sustancias químicas, lo cual significa que, desde el punto de vista de la legalidad, no cuenta con una utilidad médica ni con un “alto potencial de consumo abusivo”. Se trata de un área muy debatida entre las personas que se dedican a la medicina y expertos en el campo desde que existe este componente, y se ha hablado sobre él en ensayos clínicos, para ayudar a resolver diversos problemas. Así pues, los expertos están investigando su uso como posible tratamiento para frenar la adicción; aunque solo son descubrimientos preliminares y todavía se debe profundizar en la investigación de este compuesto.

El cáñamo, la variedad del cannabis que no contiene THC (se elimina), es legal según la Ley Agrícola de 2014, que permite que las universidades y departamentos de estado lo cultiven, así que la DEA no se ocupa de ir tras los derivados del cáñamo como el CBD, y por eso se puede encontrar en forma de aceite en las tiendas de vaporizadores, en productos para la piel y en tiendas que no requieren licencia de marihuana medicinal.

“Según el gobierno federal”, dice Corroon, “lo que lo convierte en cáñamo es el hecho de mandar una flor a un laboratorio y que vuelva con menos del 3 por ciento en THC a causa del extracto seco”. En el momento en que los niveles de THC son más altos que los del límite mencionado es cuando se considera cannabis (también conocido como marihuana), el cual sigue siendo legal en Estados Unidos según las leyes federales. Si quieres dirigirte a tu jefe y comentarle que el positivo de tu test se debe al uso de un producto legal (o como mínimo más o menos legal), asegúrate de que solo consumes el 3 por ciento del THC o de que no hay rastro de este.

Este artículo se publicó originalmente en VICE US.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.