Actualidad

Deja de fingir que eres negra si no lo eres

El término 'n*****fishing' se usa para describir a las mujeres blancas que cambian su aspecto para parecer negras o para generar ambigüedad respecto a su raza.
Emma Hallberg collage
Emma Hallberg, capturas de pantalla de Instagram y Twitter

La comunidad negra de Twitter se agitó bastante hace algunas semanas cuando el término n*****fish se volvió viral. Surgieron varios perfiles asociados con el término con la intención de desenmascarar a las mujeres jóvenes, a menudo blancas, que parecen estar apropiándose de la cultura negra y que alteran sus rasgos faciales para parecer negras, mestizas o, por lo menos, para generar ambigüedad respecto a su raza.

Publicidad

El término n*****fish es una amalgama de esa palabra tan ofensiva que empieza por n que se usa para hablar de la gente negra y catfish, un término que los millennials adictos a las redes sociales usan cuando les han engañado haciéndoles creer que alguien es otra persona diferente a quien es en realidad. Esta nueva palabra ayudó a la comunidad negra de Twitter a poner por fin nombre a todas esas influencers parecidas a las Kardashian que aparecen en la sección Explora de Instagram.


MIRA:


La fórmula para hacer n*****fishing y convertirse en una influencer en general esta era está bastante clara: un cuerpo con forma de reloj de arena que posa con candidez delante de un fondo estéticamente agradable; una tez morena, con un brillo dorado y con iluminador, unos labios gruesos y brillantes, unas cejas impecablemente arqueadas y el pelo en un punto intermedio entre rizado y ondulado. Igual que los vaqueros de talle bajo y enseñar mucho el torso era lo más a principios de los 2000, lo que se lleva ahora es que tu raza sea un interrogante con curvas envuelto en ropa de Fashion Nova.

Aunque hay una gran diferencia entre que el tiro de tus vaqueros sea tan bajo que duela y que te acusen de apropiarte de una cultura que no es la tuya, hay que plantearse si estas influencers solo hacen esto por la estética de su Instagram, algo divertido que pueden cambiar a su antojo.

"Igual que los vaqueros de talle bajo y enseñar mucho el torso era lo más a principios de los 2000, lo que se lleva ahora es que tu raza sea un interrogante con curvas envuelto en ropa de Fashion Nova"

Publicidad

En el epicentro de la controversia estaba la youtuber e influencer blanca Emma Hallberg. Cuando charlé con esta chica de 19 años por correo electrónico, aseguró que nunca fue su intención imitar a las mujeres negras y que desde que comenzaron las críticas por n*****fishing, la han acusado, según ella falsamente, de broncearse con frecuencia, tomar hormonas de melanina, hacerse la permanente, operarse la nariz e inyectarse los labios. "Solo quiero que mi Instagram sirva de inspiración para aquellos interesados en el maquillaje y en la moda", dice Hallberg, que menciona a Kylie Jenner y a Rihanna como sus referentes.

"Es muy desafortunado que mi apariencia natural ofenda y hiera a la gente. Y lo que me parece un problema de verdad es que los rasgos a los que hacen referencia son naturales", añade. Aunque Hallberg afirma constantemente que nunca ha tomado medidas adicionales para presentarse como alguien que no es, hay mucha gente que no la cree.

1542726069223-Screen-Shot-2018-11-20-at-94814-AM

Screenshot of Marsh's since-deleted tweet outing Emma Hallberg.

Deja Marsh, de 19 años, que ahora tiene la cuenta de Twitter eliminada, fue la primera en llamar la atención a Hallberg en Twitter por n*****fishing. Explica que es un problema que las mujeres negras llevan tiempo denunciando, pero que normalmente se las ignora. "Los rasgos de negra venden, pero no en personas negras", dice. "La gente blanca se ha estado beneficiando de la gente negra durante años". Cuando una amiga le dijo que Hallberg no era una mujer de color, sino que en realidad era una modelo sueca blanca, Marsh sintió que era su deber decirle al mundo que Hallberg no era quien decía ser.

Publicidad

Ese primer tuit de Marsh inspiró más tarde a la escritora Wanna Thompson a insistir aún más en el tema con el tuit: "¿Podemos empezar un hilo y publicar a todas las chicas blancas que se disfrazan de mujeres negras en Instagram?" Ese fue el tuit que prendió la llama del tema del n*****fishing. Y aunque no se atribuye el mérito de haber acuñado el término, el hilo de Thompson, que tiene más de 45 000 "me gusta", se ha ganado el apoyo de famosos e inspiró al usuario Naijaeaux a crear un perfil, que ya ha sido eliminado, dedicado a exponer a n*****fishers de Instagram y Twitter.

Después de que la acusaran de n*****fishing, Hallberg quiso demostrar en sus stories de Instagram que su aspecto es natural, aunque hay mucha gente que no se lo crea, especialmente después de haber descubierto fotos de ella de hace unos años.

Aunque Hallberg afirma que no hizo n*****fishing a propósito, los que la han desenmascarado creen que ella y otras mujeres blancas que se apropian de la cultura negra deben rendir cuentas en las redes sociales.

"Las n****fishers con un gran número de seguidores en las redes sociales son perjudiciales porque suelen hacer colaboraciones de productos y las marcas las patrocinan"

"Muchas de estas chicas, aunque nunca hayan afirmado ser negras, tampoco lo han negado", dice Naijaeaux, usuario de Twitter. “La gente creía que lo eran [negras], y nunca aclararon que eran blancas. Simplemente lo dejaron estar”.

Publicidad

Tanto Thompson como Marsh creen que las n****fishers con un gran número de seguidores en las redes sociales son perjudiciales porque suelen hacer colaboraciones de productos y las marcas las patrocinan. Así es como se hace blackface en la nueva era en la que estos influencers se benefician a menudo de las tendencias y de los rasgos propios del cuerpo y la comunidad negra. Y que no sean suyos perpetúa aún más un ciclo racista que permite a los blancos apropiarse de la cultura negra.

Thompson cree que las empresas que trabajan con ellos lo único que hacen es aumentar y perpetuar el problema. "Es muy irresponsable, porque hay muchas mujeres negras en el mundo digital que están haciendo todo lo posible para conseguir oportunidades, pero es una putada cuando se las ignora por culpa de estas chicas que están intentando copiarnos en todo", afirma.

Hallberg, que es de un pequeño pueblo en Suecia, dice que como no parece la "típica chica sueca", se suele cuestionar su identidad. También opina que la apropiación cultural es un tema relativamente nuevo para ella. "Donde vivo y crecí, la apropiación cultural no es un problema", explica. "Hasta hace un par de años no oí hablar de la apropiación cultural. Creo que es triste que suponga un problema para mucha gente".


MIRA:


Hallberg no es la única que ha recibido odio por hacer n*****fishing. Tanto Marsh, como Thompson y Naijaeaux afirman haber recibido mensajes bastante desagradables a través de internet. Naijaeaux, que ha recibido una respuesta muy negativa por haber creado el perfil de Twitter, dice que no dejará de generar debate, incluso si le cierran los perfiles constantemente. Marsh y Thompson también planean seguir desenmascarando y debatiendo sobre el n*****fishing.

"En realidad nadie quiere escuchar la verdad de boca de una mujer de piel oscura, pero la gente tiene que intentar entender qué es la cultura negra, y luego descubrir cómo apoyarla en vez de dañarla", dice Naijaeaux.

Las tres mujeres que comenzaron el debate sugerían cosas similares: investigar, escuchar y participar en el debate.

Sigue a Janae Price en Twitter.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.