Politică

En defensa de Pablo Casado

No era un máster, era un trabajo doctoral ¯\_(ツ)_/¯
Pablo Casado con Cristina Cifuentes en la clausura del Campus de Verano de las Nuevas Generaciones. Imagen vía usuario de Flickr de Cristina Cifuentes/CC BY 2.0

Que dice Pablo Casado que no piensa dimitir. Que "el PP tiene unas normas muy tasadas para cifrar en qué materias y supuestos se tienen que asumir responsabilidades" y que "en este caso no se cumple ninguna de ellas". Y sus declaraciones nos llevan, irremediablemente, a hacernos dos preguntas muy importantes. La primera es si el traspaso de poderes de su predecesor, Mariano Rajoy, incluía ese humor no pretendido tan característico del expresidente. La segunda es qué supuestos incluye esa lista de "normas muy tasadas" que tiene el PP para cifrar en qué casos se dimite y en cuáles no.

Publicidad

Mola pensar que la lista de la que habla Casado es en realidad una cartulina como las que tienen los niños de párvulos en clase para aprender que cagarse encima o morder a los compañeros está mal. Que en realidad es un cuadrante en el que soles mal hechos con la curva de la sonrisa hacia abajo indican qué conductas son reprobables. El que acumula cinco, a la puta calle.

Por ejemplo, hacerse el loco cuando uno atiende al nombre de Mariano Rajoy y en los papeles de Bárcenas aparece un tal M. Rajoy son dos soles pero dejar que las feminazis maten nonatos son cinco. Decir que en España "los alumnos autóctonos están condenados a ir al colegio con inmigrantes" o hacer campaña electoral bajo el lema "Limpiando Badalona" no es ningún sol, son unas risas.

Dejar que la Fundación Francisco Franco siga campando a sus anchas son cero soles y ser la dicharachera Corleone de la mafia del PP valenciano también, pero robar unas cremas en un supermercado de Vallecas son cinco.

Ateniéndonos a esta lista de normas muy tasadas y mucho tasadas que dictan en qué casos se debe dimitir si uno tiene un cargo en el PP y en cuáles no, que está hecha a mano sobre una cartulina garabateada con Plastidecor y colgada en alguna esquina de Génova 13, lo de Casado no es para tanto, joder. Si es que ni siquiera es un título de máster. "Es un trabajo doctoral para una tesis que no hice. No es un máster, no tengo el título. Tengo ese trabajo doctoral pero no es un máster", ha declarado el líder del Partido Popular, que ha concluido su explicación con un argumento de peso: "no es un regalo algo que no se tiene".

Publicidad

Así que dejad ya de conjurar y de acusar al pobre Pablo, que no conserva ni uno de los cuatro trabajos que hizo lo largo de todo el curso porque los debió entregar en mano. Ni campus virtual ni email ni hostias, él no solía pisar el campus pero para entregar los trabajos sí lo hizo.

Encima ocupaban ni más ni menos que 96 páginas en total, que eso sí lo recuerda. Pero como hombre de orden que es, él escribe con pluma y sin necesidad de guía para no torcerse. O eso o tiene la buena costumbre de borrar todos los archivos de su ordenador, no vaya a ser que pase como cuando la Gürtel y luego haya que destruir algún equipo.

Lo que le estáis haciendo a Pablo no se le ha hecho nunca a nadie en España. Lo dijo ayer en su comparecencia ante la prensa y tiene toda la razón. Esto que está pasando es una auténtica persecución orquestada por los que quieren dar papeles a lo loco para que los africanos campen a sus anchas por Iberia. Sueltos y sin bozal. Es una caza de brujas organizada por aquellos que ahora quieren desenterrar a Franco pero se hacen los longuis cuando sale el tema de Paracuellos.

Así que chavales, no os ralléis. Lo único que tiene de grave lo de Casado, lo único por lo que tiene que estar preocupado el pobre Pablo, además de porque le han jodido las vacaciones en Sotogrande, es por decirse liberal ("de centro-derecha, liberal-conservador", quizá esta era la trampa de la diversidad de la que hablaba Bernabé) y dejar que Papá Estado, con su tentáculo académico de la universidad pública, le haya regalado un máster. Perdón: un trabajo doctoral para una tesis que no hizo.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.