Publicidad
Estados Unidos

Así es como el gobierno de Trump defiende la separación de familias

"La Biblia dice que tenemos que hacerlo, pero también nos obligan los demócratas".

por Christianna Silva
21 Junio 2018, 11:04am

Akemi Vargas, de ocho años, llora mientras explica frente al edificio del Tribunal del Distrito de los Estados Unidos, como la han separado de su padre durante una protesta en Phoenix en contra de la separación de las familias inmigrantes. Sandra Day O'Connor, 18 de junio de 2018/AP Phoyos/Ross D. Franklin

Este artículo se publicó originalmente en VICE News.

El gobierno de Trump no es capaz de dar una versión coherente sobre por qué la patrulla fronteriza ha retenido a niños tan pequeños y los ha separado de sus familias. Los funcionarios involucrados en la nueva imposición dan todo tipo de justificaciones, desde excusarse en la Biblia hasta acusar a los demócratas.

El abogado general Jeff Sessions anunció en abril una nueva política de "tolerancia cero" que establece que la patrulla fronteriza arreste de inmediato a todos los adultos que intenten entrar ilegalmente en el país y los lleven detenidos a una cárcel federal. Desde entonces, miles de niños (un incremento de más del 20 por ciento) han sido separados de sus padres y llevados a centros de detención bajo el cuidado del Departamento de Salud y Servicios Sociales.

Algunos duermen en el suelo dentro de jaulas con colchones y mantas térmicas, mientras que otros permanecen en "ciudades de tiendas de campaña" temporales en el desierto a más de 50 grados. Hasta los bebés son llevados a lo que el gobierno llama refugios de "tierna edad".

A medida que se filtra más información sobre esta medida, tanto los periodistas como la población exigen respuestas, pero las versiones de los miembros del gobierno de Trump, incluidos Sessions y la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, no coinciden. Algunos incluso han negado la existencia de esa medida.

Solo estamos cumpliendo la ley

Nielsen dijo el lunes en una rueda de prensa que el gobierno solo está haciendo lo mismo que Obama y Bush: cumplir la ley existente.

"Los gobiernos de Obama y de Bush separaron a las familias en... No hay duda de que lo hicieron", declaró.

Es verdad que los anteriores gobiernos dividieron a las familias, pero eran casos aislados. Por aquel entonces, los organismos actuaban con mucha mayor discreción a la hora de decidir las personas que cruzaban la frontera contra las que presentarían cargos penales, pero la nueva política de "tolerancia cero" de Sessions establece que los adultos sean detenidos los lleven detenidos a una cárcel federal, donde no se puede retener a los niños. Esta medida ha hecho que incremente en un gran número la tasa de separaciones familiares.

Bajo el mando de Obama, el gobierno instaló las ciudades de tiendas de campaña para dar respuesta a los miles de menores no acompañados que cruzaban la frontera. Sin embargo, a diferencia de la situación actual, la mayoría de los niños habían cruzado sin familiares y los defensores de esa política consideraron que aquella crisis se debía a las condiciones de las infraestructuras, no a la respuesta en sí.

Los demócratas nos obligaron a hacerlo

Trump ha mantenido su postura de que los demócratas son los verdaderos culpables de que se separen a las familias en la frontera.

"Los demócratas impusieron esta ley en nuestra nación. Lo odio. Odio ver cómo se separan los padres de sus hijos ", dijo Trump el viernes pasado. "Es un proyecto de ley demócrata".

Sin embargo, ninguna ley o proyecto de ley, ya sea demócrata o republicana, es responsable de separar a los padres de sus hijos. La culpable es la nueva política de "tolerancia cero".

Parece que la Casa Blanca está citando un dictamen judicial de 1997 y una ley de 2008 (firmada por el expresidente republicano George W. Bush) como prueba, pero ninguno de ellos indica que los niños tengan que ser separados de sus familias.

Trump también añadió que "los demócratas tienen el poder" para solucionar el problema, unas declaraciones un tanto extrañas teniendo en cuenta que los republicanos controlan ambas cámaras del Congreso.

La Biblia dice que tenemos que hacerlo

La semana pasada, Sessions dijo en Fort Wayne (Indiana) que Dios ordena al gobierno de Trump que cumpla la ley y separe a las familias en la frontera. Un día antes, un funcionario católico había calificado la política de "inmoral".

"Le citaría al apóstol San Pablo y su clara y sabia orden en Romanos 13: 'obedeced las leyes del gobierno porque Dios las ha decretado para poner orden'", dijo. "Los procesos legales organizados son buenos en sí mismos y protegen a los débiles y a los honestos".

Más tarde, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, respaldó los comentarios de Sessions.

"Puedo decir que es muy bíblico hacer cumplir la ley. Esto se repite varias veces a lo largo de toda la Biblia", aclaró. "Es una política moral dar seguimiento y hacer cumplir la ley".

Tenemos que acabar con la delincuencia

El presidente Trump ha tuiteado varias veces en los últimos días sobre los supuestos delitos que los inmigrantes ilegales cometen después de cruzar la frontera. En uno de sus tuits llegó a culpar indirectamente a los niños.

“Los niños están siendo utilizados por alguno de los peores criminales del mundo como medio para entrar en nuestro país. ¿Alguien ha puesto atención en la delincuencia al sur de la frontera? Es histórico, algunos de esos países son de los lugares más peligrosos del mundo. Esto no va a suceder en Estados Unidos”, tuiteó.

En realidad, no existen datos que respalden la idea de que los inmigrantes sin papeles cometan más delitos que los estadounidenses nativos. El número de inmigrantes sin papeles en Estados Unidos se triplicó entre 1990 y 2013, mientras que los delitos violentos se redujeron en un 48 por ciento y los delitos contra la propiedad en un 41 por ciento. Varios estudios han descubierto que los inmigrantes cometen menos delitos que los estadounidenses que han nacido dentro del país.

Ni siquiera estamos separando a las familias

Antes de su polémica rueda de prensa del lunes, Nielsen había dicho en Twitter que esa política ni siquiera existía.

Sin embargo, la política existe y Nielsen la ha defendido. Incluso la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos explica en su sitio web y en un volante que los niños serán cuidados en el Departamento de Salud y Servicios Sociales, mientras que sus padres serán llevados al Departamento de Justicia.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.