Psicodelia revival para viajar a nuevos mundos
Kikagaku Moyo

Psicodelia revival para viajar a nuevos mundos

Si amas a bandas como Tame Impala, Ahlla-las, Temples, Ty Segall, u Oh Sees, tienes que escuchar esta lista.

Psicodelia, otro género o término musical complicado de definir, pues más que un tipo específico de sonido, pareciera que se trata de una serie de sensaciones que transmite la música y que contagia de un estado emocional a quien la escucha. Es cierto que hay diversos estilos de psicodelia, alguna es oscura y densa, hasta con pared de sonido creada por guitarra con muchos tipos de pedales. Otra incluye paisajes sonoros de ensueño, que te llevan a sentirte en el cosmos, a un desdoblamiento de cuerpo y alma. También está el estilo de psicodelia que tiende al folk, de ese que remite al verano del 68, en el que todo era peace and love. O la psicodelia que incorpora ruidismo y algunos elementos de krautrock. Incluso hay una ola que juega con el garage y otra que recurre a instrumentos del lejano oriente, igual que en su momento hicieron las bandas clásicas de la década de los 60.

Publicidad

La psicodelia ha sido una parte tan importante de la historia del rock, que se ha negado a morir, y ha buscado rincones por donde colarse hasta las bandas de hoy. Si te late el revival de psicodelia y amas a bandas como Tame Impala, Ahlla-las, Temples, Ty Segall, u Oh Sees, tienes que escuchar a los siguientes proyectos. ¿Listo para despegar?

Gold Celeste

Provenientes de las mágicas tierras de Noruega, este trío toma inspiración de la psicodelia sesentera, para crear una propuesta de lo-fi pop, muy al estilo de Tame Impala o MGMT, pero con exploraciones de paisaje sonoro, que recuerdan a Animal Collective. Su álbum debut se titula The Glow. Sus canciones son profundas y te hacen sentir en el espacio; piezas con una paleta sónica vibrante: guitarras refrescantes, sintetizadores vibrantes, mucho reverb, ambientes y vocales de ensueño. Para llegar a este resultado de una primera producción tan bien estructurada y con un sonido tan propio, pasaron varios años recluidos en un estudio. Bien podría tratarse del soundtrack perfecto para una escapada en un paraíso tropical. En sus letras exploran la injusticia, la cultura de la comida rápida y las implicaciones de la era del internet, en la que todo está al alcance de un click.

Kikagaku Moyo

Desde Tokio, Japón, Kikagaku Moyo ha experimentado con el sonido psicodélico desde 2013. Arribaron a la escena underground de su país con el EP Stone Garden. Sus viajados temas están construidos a base de guitarras con distorsión fuzz, brillantes pasajes de sitar y largos episodios de drones; completan la propuesta pesados riffs, infecciosas melodías pop y calmados pasajes folk. Todo crea una raza única de psicodelia, oscura, densa y con paisajes contemplativos. El nombre de la banda significa "patrones geométricos". De acuerdo a declaraciones de su fundador-baterista, sus creaciones son una extensión emocional del estado mental en el que se encuentran al momento de componer, y están lejos de pretender ser una declaración de valores o de preferencias musicales. Las películas de Serie B y la ciencia ficción de bajo presupuesto, son algunas de sus influencias. Sus dos LPs se titulan Mammatus Clouds y House in the tall grass.

Publicidad

Frankie and the Witch Fingers

Desarrollaron su sonido en Los Ángeles, California, y eso se nota al minuto de haberle puesto play a cualquiera de sus canciones. Una banda que incorpora lo-fi garage a sus creaciones de rock psicodélico, que se derriten al salir por tus bocinas o audífonos. La música de Franky And The Witch Fingers está llena de melodías neblinosas, pero añaden disonancias al estilo de 13th Floor Elevators, para darle un poco de sabor picoso. Las vocales están aderezadas con efecto de eco, para acentuar la atmósfera psicodélica. Líneas de bajo con mucho groove, riffs de guitarra funkeros, extraños solos de órgano y armónica, y una vibra sesentera, te mantendrán moviéndote en cualquier lugar que los escuches. Tienen tres discos: Lou Reed del 2015; Heavy Roller del 2016; y Brain Telephone de 2018.

The Holydrug Couple

Exponentes chilenos de la nueva psicodelia, iniciaron en 2008. Hacen canciones pachecas pero con mucha luz, que extraen no de guitarras densas, sino de diferentes sintetizadores. Cuando debutaron en el 2011 con el EP Ancient Land, su sonido estaba más orientado a ambientes nebulosos, creados con distorsión de guitarra. Esto también se nota en Awe, su primer largo, que por momentos recuerda a Spacemen 3. Ambas producciones están en Sacred Bone Records. Le siguió Noctuary en el 2013 y Moonlust del 2015. Este último presenta una psicodelia suave y pacífica, todo el tiempo cerca de atmósferas oníricas. Algunas de las influencias que permearon este disco son música francesa de los 70, principalmente de Serge Gainsbourg y también la banda de pop electrónico Air.

Publicidad

The Myrrors

De tierras antigüas y salvajes, la Ciudad de Tucson, Arizona, The Myrrors son especialistas en temas feroces que te pueden hacer alucinar. Crean ambientes hipnóticos y envolventes a partir de mucha distor fuzz, elementos de krautrock y minimalismo experimental. Ganaron atención desde su primer disco Burning circles in the sky del 2008. Algo que hace destacar al sonido de esta banda, es su peculiar acercamiento a elementos que regularmente no son parte de la dotación rockera: vientos de madera como clarinete y saxofón, así como instrumentos de folclor asiático.

The Babe Rainbow

Finalizamos esta lista llegando a Australia, para conocer a una banda de surfers que hacen música retro, con onda sesentera. The Babe Rainbow suena a súper buena vibra cósmica, psicodelia pop playera estilo hippie. Se trata de una banda congruente pues llevan un estilo de vida acorde con la música que crean: se alejan del consumismo. También se distinguen por retomar algunos sonidos de los Beach Boys. Llamaron la atención de Stu Mackenzie, de King Gizzard and the Lizard Wizard, y este les ofreció producir su disco debut, que después pasó a manos de Flightless Records, la disquera de esa misma banda. Psicodelia para dejarse derretir bajo el sol.

Conéctate con Noisey en Instagram.