Lo mejor de la semana

Lo mejor de la semana en VICE España

Analizamos lo que expulsan realmente las mujeres cuando eyaculan y hablamos con una española que rescata a migrantes en el Mediterráneo.
30.6.18

Una selección del mejor contenido que publicamos esta semana por si te perdiste algo.

Después de la decisión del gobierno italiano de cerrar sus puertos a los barcos de las ONG que llevasen inmigrantes a bordo, el papel que estas organizaciones juegan ha sido puesto en entredicho, no solo en Italia sino en toda Europa: para una parte de la sociedad se tratan de organizaciones que colaboran (voluntariamente o no) con las mafias que trafican con personas, para otros son héroes que hacen lo que supuestamente deberían hacer los gobiernos europeos. Anabel Montes, responsable de un grupo de rescate de ProActiva Open Arms, nos cuenta cómo es su día a día en un barco de rescate.

A pesar de que más o menos todos sabemos lo que es el squirting, sigue existiendo una aureola de misterio a su alrededor: ¿hace falta que lo consiga para satisfacer realmente a mi pareja? ¿hasta dónde puede llegar el chorro? ¿todas las mujeres pueden hacerlo?… O la que nos ocupa en este caso, ¿de qué está hecho el líquido que sale? Tenemos la respuesta.

Vuelve el verano y con él los mosquitos que acribillan nuestros cuerpos durante las calurosas noches. Sus zumbidos nos causan pánico, sus picaduras dolor, pero lo peor de todo —peor aún que el insoportable escozor que hace que nos arranquemos la piel rascándonos— es despertarse y ver que eres la única persona del piso que tiene picaduras desde el meñique del pie derecho hasta la frente. Nuestra redactora Alba Carreres habló con varios expertos para saber el porqué.

Durante años algunos medios han caricaturizado a los violadores como si se tratase de los asesinos en serie de las series y películas americanas: locos que acechan a las mujeres desde las sombras con un arma preparada. La realidad no puede ser más diferente y más traumática: en la mayoría de casos, los violadores son personas conocidas por la víctima. Alba Carreres habló con expertos para conocer mejor la realidad de las violaciones en España.

Mear en el mar es mucho más que un placer, más que un derecho fundamental y más que un mero impulso biológico. Mear en el mar es la libertad sin límites: es nuestro líquido unido al infinito líquido de los mares de todo el mundo, es un ejercicio de comunión con el Absoluto que solo se da cuando uno acepta que debe transgredir las normas humanas, demasiado humanas, del comportamiento social, la moral e incluso nuestro propio pudor. Una reflexión de Pol Rodellar.

Una cama encajada dentro de un armario. Un ¿piso? distribuido como si se tratase de una de esas maletas de mano que tienes que medir al milímetro para no tener que facturar. Un precio abusivo. Una auténtica pesadilla inmobiliaria.